El estilo de Versace

-
Enrique Villamar

Algunos opinan que lo que el común de los mortales llama camisa de seda es, puesta al lado de una camisa de seda de -Versace, una sucesión de tristes remiendos practicados sobre un material semejante al papel lija. La diferencia entre una prenda y otra, además de los aproximadamente $1,200 dólares, se ahonda en aspectos de orden objetivo y subjetivo. A la calidad del material y del estampado, así como a su realización, la camisa de -Versace incorpora un elemento no cuantificable del que depende en última instancia el valor de la prenda: su diseño, el principio creativo que resulta de una determinada interpretación del vestido y que deviene en una propuesta para enfrentar el mundo y enfatizar la singularidad individual en la masa social.

-

Como todo en la camisa de Versace, el dibujo del estampado es una paradoja. El barroco del conjunto es resultado de la articulación de motivos inspirados en los elementos más puramente decorativos de la arquitectura neoclásica y del mobiliario napoleónico.

-

Una paradoja más: nada hace lucir mejor a esta camisa, privilegio de la -élite y signo de éxito material, que unos muy democráticos jeans durante una mañana de fin de semana. Por supuesto, por lo que hay en ella de espectacular, siempre es una tentación vestirla durante una noche templada en la disco. Pero entonces el lujo de diseño se perdería en el estridente disfraz de la opulencia y no haría ya más falta que hacerse colgar cuentas de oro de cuello y muñecas para hacer de la prenda un efectivo instrumentos de suicidio social.

-

El principio plástico del estampado se repite en otras creaciones de -Versace. La porcelana, de fabricación alemana pite en otras creaciones lana, de fabricación alemana, expone los mismos dibujos -sobreelaborados en vajillas, platones, cajas, ceniceros y candelabros, e igual sucede con los edredones, los pañuelos, las mascadas, las toallas y los tapices de muebles y cojines. El lujo de tal concepción estética se extiende así a casi todos los objetos que acompañan y hacen deleitable la vida cotidiana.

-

Una muestra del trabajo del diseñador dio la vuelta al mundo durante la gira de conciertos con que Elton John dio a conocer su disco -The One . Para esa ocasión Versace diseñó la ropa del cantante, la escenografía y la portada del disco. Tal fue la compenetración de ambos artistas que Víctor Misrahi, representante de -Versace en México, en entrevista con EXPANSIÓN, no dudó en considerar al cantante británico una extensión del diseñador.

-

La colección otoño-invierno 1994-1995 de Versace congregó los entusiasmos de América y Europa y su estilo fue aplaudido por los expertos más importantes"(Il Tempo, 3.3.94). Las publicaciones en ambos lados del Atlántico no escatimaron elogios y conceptos sobre el fenómeno -Versace.

-

La elegancia se acomoda en los diseños de ropa de Versace a los contornos de lo audaz, lo divertido, lo dinámico, lo espectacular, lo paradójico, lo novedoso y lo arrebatadamente joven. Con todo, ni por descuido hay en él lugar para la insolencia.

-

Si bien resulta difícil sustraerse a la fascinación que por todos lados provoca la obra de este diseñador, también es cierto que nadie elige vestir uno de sus modelos, ni basta tener de pronto el dinero para adquirirlo. Antes bien, es como si -Versace eligiera a quién vestir; es un estilo de vida, de éxito y riqueza, un temperamento arrojado y divertido, lo que lleva a ver en la ropa algo que sencillamente hay que tener.

-

Si para todo hay un tiempo y un lugar, el tiempo de las creaciones de Versace es el de las actividades cotidianas, de manera que el lujo extremo pueda convertirse en el abrigo cómodo de los gestos del éxito; el lugar, también el de todos los días: la universidad, la oficina, la propia casa o la de los amigos, el salón de fiestas.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La creación máxima de Versace es su Atelier, compuesto por las obras que constituyen la inspiración de cada colección. Estas piezas son de comercialización muy limitada y sólo se pueden adquirir en -las boutiques Versace de Milán y París, que cuentan a mexicanos y latinoamericanos en general entre sus clientes más fieles. -Versace es la expresión de la alta costura; hombres y mujeres, en un rango de edad de los 18 a los 40 años, pueden adquirir los modelos de alta costura y los más variados accesorios, así como artículos de decoración, en la -boutique de las capitalinas calles de Masaryk, tienda a imagen y semejanza de la de Londres. Versus es la línea del pret-à-porter, en tanto que -Jeans Couture es para los muy jóvenes o para ropa de fin de semana -la tienda de Perisur está dedicada justamente a esta última línea.

-

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa será investido como el presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×