El Ford T

-

Ya en Europa corrían los primeros automóviles, pero en Estados Unidos bastó que los hermanos Charles E. y J. Frank Duryea armaran, en 1893, su modelo de un solo cilindro, para detonar una implacable competencia entre fabricantes: Ransom Eli Olds, con su Oldsmobile, y Louis Chevrolet y Walter Chrysler, con sus respectivos diseños.

-

Sin embargo, el auto era lujo de unos cuantos, una auténtica extravagancia. No fue sino hasta que Henry Ford lanzó su famoso Ford T cuando el automóvil estuvo al alcance de la mayoría. Tras estudiar rigurosamente el proceso de fabricación, Ford inventó la línea de ensamble que habría de abatir tiempos y costos de producción no sólo en la rama automotriz, sino también en los más diversos campos industriales.

-

Así, el 12 de agosto de 1908, en su planta de Detroit, nació el Ford T, de dos plazas, sobrio diseño y, en comparación con el resto, fácil manejo. Pero, lo mejor de todo, a un precio accesible: $850 dólares. Al presentar su modelo, Ford declaró: “...desde ahora, el uso del automóvil dejará de ser patrimonio exclusivo de las clases acomodadas”.

-

Y tenía razón, su técnica de producción en serie cada vez más depurada permitió al empresario e inventor anunciar –el 1º de junio de 1924– que de su fábrica habían salido 10 millones de Ford T y ahora a un precio de sólo $298 dólares.

Newsletter
Ahora ve
Aumentan las redadas contra migrantes indocumentados en “ciudades santuario”
No te pierdas