El fuego del dragón

Más allá de la amenaza China para el mercado doméstico, se encienden focos amarillos en inversió
Verónica García de León

El escenario que dibuja el ingreso de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC) no es halagador para México. "Tenemos seis años para reconvertir nuestras plantas, bajar nuestros costos, conseguir materias primas a precios internacionales, mejorar nuestros diseños, incrementar la capacitación a nuestros trabajadores, obtener financiamientos blandos, en suma, ser más eficientes", dice Armando Stahl, gerente de Pantuflas Finas.

- -

Desde hace más de 12 años las autoridades del país tuvieron que fijar cuotas compensatorias que van de 100 a 1,500%, y que actualmente se aplican a 1,300 artículos orientales que ingresan a costos por debajo de su valor de mercado. "Nuestro mayor temor ante la entrada de China a la OMC es la facultad que tendrá de llevar a panel de revisión las medidas antidumping y la posibilidad de eliminarlas", comenta Eduardo Pérez, representante mexicano ante el organismo.

- -

Especialistas advierten que el mayor riesgo para México es el desvío de nueva inversión productiva y el desplazamiento de sus productos en Estados Unidos. En ambos casos la fuerza competitiva de los asiáticos está en sus reducidos costos laborales, 70 veces más bajos que los de la Unión Americana y 12 veces más baratos que los del país. "La clave es la participación directa e indirecta del Estado en la economía china", dice Duncan Wood, economista político del ITAM.

- -

Esto ha permitido que sus ventas a nuestro vecino del norte crezcan a una tasa de 16% anual, más rápido que las exportaciones mexicanas. Un ejemplo es la participación de zapatos chinos en ese mercado, que subió de 9% en 1989 a 60% en 1999.

- -

¿Cuántos inversionistas no se verán atraídos por un país donde se trabajan los siete días y se pagan $0.25 dólares por hora? Más aún cuando en México el empresario debe cumplir con 1,430 reglas y 555 formularios, según la Secretaría de Economía.

- -

Wood es tajante y explica: "No hay posibilidades de competir sin una reestructuración económica."

- -

Según Edgar Mendoza –asesor de comercio internacional de Mancera, Ernst and Young– flexibilizar la legislación laboral, sin violar los derechos de los trabajadores, haría más atractivo nuestro país a los capitales extranjeros. Las prestaciones y obligaciones patronales –que implican vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, incentivos, seguridad social, Infonavit y seguro de retiro– llegan a significar un costo de 30 a 50% adicional al salario de cada trabajador.

-

Ahora ve
Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro
No te pierdas
×