El hijo pobre que fue rico

Robert Kiyosaki escribió el best seller Padre Rico, Padre Pobre y se hizo millonario. Bastó con co
Mauricio Orihuela Álvarez

¿Quiere volverse rico? Entienda la diferencia entre activos y pasivos, incremente los primeros y disminuya los segundos... y ya está. Así de simple es la filosofía que manifiesta Robert Kiyosaki en el libro que se ha convertido en la sensación de los lectores en Estados Unidos, - Padre Rico, Padre Pobre. Este libro ya lleva 20 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, de acuerdo con el autor, y 13 millones si atendemos al último reporte de - Forbes.

- Se trata de una obra que, más que una guía de autoayuda y optimismo (de las que está lleno el mercado y poco ayudan en realidad), enseña al lector a conocer el dinero y obtener una preparación relacionada con él.

- Con una fuerte crítica al sistema educativo actual, este nuevo gurú de origen hawaiano asegura que la máxima de muchas familias en el mundo reza: “Ve a la  escuela, esfuérzate en tus estudios y obtén un trabajo seguro”. Esta  regla ya no es aplicable en el mundo actual y lejos de ayudar a una persona, la hunde en algo que califica como la “carrera de la rata”. ¿Qué es eso? Un círculo vicioso en el que la gente trabaja, se esfuerza y gasta su dinero en pasivos innecesarios. La mayoría destina su capital a gastos que no le repercutirán en un ingreso posterior.

- Crear un activo es invertir en algo que el día de mañana generará ingresos por sí mismo. De ahí que uno de los ejes de su obra sea: “No trabajes por dinero, haz que el dinero trabaje para ti”.

- En este sentido, la labor fundamental de lograr que el dinero trabaje para uno consiste en saber utilizarlo.

- De acuerdo con Robert Kiyosaki, es necesario invertir en fórmulas que generen más dinero. Por ejemplo, en vez de comprar un nuevo y bonito coche, hacer que el dinero trabaje para uno es ponerlo en acciones o crear un nuevo negocio sin meter las manos. De este nuevo modelo debe salir el dinero necesario para comprar ese auto.

- Aquí es importante destacar que lo prioritario es no emplearse en los negocios que se vayan fundando, sino dejar que otros los crezcan y, de ese modo, poner el dinero a trabajar.

- Con una serie de esquemas sencillos, el relato de su propia historia, y cómo él mismo se convirtió en millonario, además de seis máximas que cualquiera puede aplicar y empezar a generar riqueza, Kiyosaki mete al lector en un mundo que más de 90% de las personas no conoce: la vida de los ricos.

- Al sumergirse en ella, uno puede evaluar sus acciones y empezar a actuar para perder el miedo a carecer de dinero y depender de un cheque de sueldo.

- Aunque Padre Rico, Padre Pobre es una obra que cualquiera con la convicción de ser rico debe leer, y a pesar de que el autor asegura que redactó el libro para ayudar a los demás, fue contrastante la entrevista que dio a Expansión, ya que sus respuestas escuetas hacen pensar que el único interés es obtener las regalías por los ejemplares vendidos y no compartir la sabiduría que se plasma en las páginas de la obra.

- Desde Estados Unidos, Robert Kiyosaki accedió a una entrevista exclusiva para echar más luz a sus conceptos.

- ¿Por qué piensa que la educación tradicional no garantiza un futuro exitoso?
La vida no se trata de garantías. Una educación tradicional no garantiza nada, y menos tu futuro financiero. Una educación tradicional no enseña al estudiante acerca del dinero. Rico, pobre, inteligente o estúpido, todos usamos el dinero.

- ¿Es mejor una educación financiera que una carrera universitaria?
Mi banquero no me pregunta mi especialización escolar, lo que le interesa es mi estado financiero, el cual es una medida de mi inteligencia financiera y no de mis logros académicos. Mucha gente con maestrías y doctorados no es exitosa, así como muchos sin esos grados académicos tienen éxito financiero como Bill Gates, Ted Turner, Henry Ford y Michael Dell, quienes no tienen una carrera universitaria.

- ¿Cómo pueden encontrarse los mejores puntos de inversión?
Entrena tu cerebro. Entiende las tendencias, las fuerzas de mercado y qué viene después.

- ¿Cómo puede alguien evitar el miedo a carecer de dinero?
Escucha a tus buenos mentores y consejeros. Nunca aceptes consejo de la gente pobre.

- ¿Es mejor trabajar con gente inteligente que ser inteligente?
Trabaja con mentores exitosos financieramente, nada más. Mucha gente inteligente no entiende los componentes del éxito financiero. Que una persona sea inteligente académicamente no significa que entienda el dinero.

- ¿Decidió escribir su historia para ayudar a la gente?
Sí. Entre más gente ayude, más rico me vuelvo. - Padre Rico, Padre Pobre está escrito simple y ordenadamente para ayudar a cualquiera. El sistema educativo toma algunas cosas sencillas y las vuelve complicadas.

- ¿Sabe, en promedio, cuántos padres le han dado su libro a sus hijos?
Hemos vendido 20 millones de copias de - Padre Rico, Padre Pobre a nivel mundial y escuchamos de mucha gente que ha trasmitido esta información a sus hijos. También hemos sabido de muchos hijos que han dado este libro a sus padres.

- ¿Pensó usted, al provenir biológicamente de un padre pobre, que algún día sería millonario?
Claro que sí. Mi padre pobre me inspiró a ser rico. Yo no sabía que era pobre hasta que fui a una nueva escuela llena de niños ricos. Ésa fue mi inspiración.

- ¿Qué mensaje le daría a los mexicanos acerca de lo que enseña el libro?
Dentro de cada uno de nosotros existe una persona rica, una persona pobre y una de clase media.

- Es cuestión de cada uno de nosotros decidir qué tipo de persona queremos ser.

- El pobre dirá “no puedo lograrlo”.

- La persona rica se preguntará: “¿Cómo puedo lograrlo?”

Ahora ve
No te pierdas