El juego de las Pymes

Los bancos exprimen la oportunidad de prestarle a las Pymes. Y ahora llegan al sector con un paquete
Verónica García de León

“Dos veces rechazaron mi solicitud: primero no tenía estados financieros -auditados, después decían que había algo raro en mi declaración de impuestos”, -cuenta Guillermo Cervantes, un pequeño empresario que tras 14 años de estar -operando con el mismo banco, intentó obtener un crédito en 2003. Aún no tiene -éxito.

- Esto se ha venido reproduciendo en millones de casos desde la crisis de 1994, -cuando la banca cerró su ventanilla a las pequeñas y medianas empresas, pero -podría estarse revirtiendo la tendencia. Cambios en las reglas de juego, la -necesidad de sumar clientes a los segmentos de servicios más rentables y mayor -competencia en el sector están presionando sobre la banca comercial, que -finalmente comenzó a considerar a las Pymes como mercado objetivo.

- El hecho es incipiente (no más de un año), pero ya se refleja en los -indicadores. En febrero, el crédito directo de la banca comercial a empresas y -personas físicas con actividad empresarial aumentó 21.5% en términos anuales. -Un mes antes, lo hizo en 20%, según Banxico. Por casi una década los bancos -permanecieron indiferentes al sector que representa siete de cada 10 empleos en -México y la mitad de la riqueza del país; ahora creen que allí hay una -posibilidad de negocio. Pero ¿qué hay detrás de todo esto?

- Cambio de roles
-
El principal factor del nuevo escenario es el cambio del rol del Estado como -fuente de fondeo a través de su banca de desarrollo. “Para los grandes bancos -ya no son atractivos los fondos de desarrollo, ni desde el punto de vista de -fondeo, ni de margen”, advierte Ursula Wilhelm analista de Standard & Poor’s. -El costo de esos recursos es de alrededor de 10.03% si se toma la Tasa de -Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) como referencia. Un costo elevado -frente a tasas competitivas que los grandes bancos pueden conseguir en el -mercado de capitales. Pero este costo obliga a la banca comercial a ofrecer -tasas elevadas al consumidor final para no sacrificar sus márgenes y cubrir -riesgos de un sector que apenas conoce. Así, un crédito de banca de desarrollo -llega a la ventanilla con un costo de hasta 20%. ¿Qué Pyme puede pagarlo?

- Sin embargo, el esquema tradicional está en el camino de agotarse. En el -primer bimestre de 2005, la participación de los créditos de la banca de -desarrollo dentro del PIB llegó a sólo 7.2 %, cuando una década atrás -representaba hasta 19%. En 2003, el gobierno decidió tomar un atajo diferente: -Promovió la creación del Sistema Nacional de Garantías. Esto es, un fondo -financiado por recursos públicos que en lugar de ser canalizado como crédito -es utilizado para coparticipar en la cobertura de pérdidas. Países que cuentan -con este mecanismo –como Corea, Brasil o España– han permitido a sus -economías crecer uno o dos puntos porcentuales adicionales.

- “No habíamos conseguido tener todos los recursos para garantizarle a los -bancos los riesgos”, señala Rebeca Pizano, directora de Intermediarios -Financieros y Microcrédito de Nafin. Desde mediados del año pasado, el esquema -comenzó a tomar color. Se denominó Fondo Pyme y este año arrancó con $360 -millones de pesos, pero podría alcanzar el doble de recursos con la -participación de los Estados.

- Administrado por la Secretaría de Economía, el fondo opera de una manera -muy directa. “Estoy dispuesto a cubrir 5% de lo que puedas perder si le -prestas a las Pymes, pero no en función de sus activos ni garantías reales”, -explica Víctor González, director general de Promoción Empresarial de la -Secretaría. El porcentaje cubierto es significativo tomando en cuenta que el -índice de cartera vencida del sistema en los últimos cuatro años se mantuvo -en torno de 2.5%.

- A cambio de cubrir lo que se considera “una pérdida razonable esperada”, -el gobierno logró que la banca comercial desistiera de una de las exigencias -que más desalentaba a las empresas: las garantías hipotecarias. Al tener -cubierta la pérdida esperable y al fondearse en el mercado de capitales a tasas -competitivas, los bancos que entran al programa ofrecen tasas que si bien siguen -siendo altas, ya son más accesibles: las hay desde 14%. “El nivel de precio -corresponde al nivel de riesgo, éste puede bajar en la media que aumente -nuestra experiencia en este crédito”, dice Ignacio Deschamps, director de -Banca Comercial de BBVA-Bancomer, que ofrece un tasa fija de 10 puntos sobre -costo de fondeo. Financiadas por proveedores, las Pymes llegan a pagar hasta 4% -mensual.

- Las instituciones de crédito que se unen al convenio diseñan el producto a -su gusto, en términos de costo, plazos y montos. Sólo pueden negarlo si el -solicitante está en la economía informal, tiene un expediente negativo en el -Buró de Crédito o no tiene experiencia en el negocio. Según Pizano, de Nafin, -ya hay 12 productos bancarios para Pymes que se lanzaron al mercado con el -paraguas del Sistema Nacional de Garantías. Los cálculos de Economía indican -que cada $100 millones del fondo garantizan $2,500 millones de pesos en -créditos.

- El gobierno utiliza 60% del Fondo Pyme para cubrir el riesgo de cartera -crediticia comercial, es decir para cubrir hasta 5% de las pérdidas que tenga -la banca privada que participe del programa. El restante 40% se emplea para -compartir con Nafin el riesgo de sus intermediarios financieros. “Lo que -recibe Nacional Financiera es un depósito en contragarantía. Si algo va mal, -las primeras pérdidas, hasta 5%, están cubiertas por nosotros”, refiere -González, de Economía. Como se ve, el Estado está decidido a priorizar esta -política, mientras va diluyendo el rol de la banca de desarrollo, que -tradicionalmente promocionó crédito caro sin control ni cobertura de riesgo.

- A la caza de clientes
-
“Es un mercado muy pulverizado. A tasas de TIIE más siete puntos, una -cantidad importante de empresas se vuelven muy atractivas para los bancos”, -afirma Aurelio Cavazos, analista de la calificadora de valores Fitch Ratings.

- Para los bancos que hasta ahora no pensaban en ellas, se trata de un mercado -potencial de 2.9 millones de empresas. “Es un mercado muy importante de cara -al futuro porque la mayoría no ha sido atendida en crédito”, dice Deschamps, -de BBVA-Bancomer. Y ninguno quiere perder tiempo. La mayoría de los bancos con -presencia nacional ya tiene al menos una propuesta de crédito para empresas con -ingresos anuales menores a los $36 millones de pesos, o bien que tienen menos de -100 empleados o hasta 500 en el caso de ser industria.

- Ese paso fue posible porque las autoridades han cambiado las reglas que -permiten que los bancos otorguen crédito a las Pymes a partir de su historial -crediticio y su relación con el banco y no con base en sus estados financieros. -“Nos enfocamos sólo en la información que necesitamos para simplificarlo”, -dice Luis Vilatela, director de Banca Comercial de HSBC. A lo cual se suma el -hecho que Nacional Financiera viene capacitando y brindando asistencia técnica -a las pequeñas y medianas para profesionalizar su desempeño.

- Así las cosas, el campo está sembrado como para que la banca comercial -salga a cosechar clientes. No sólo para hacer negocio con las tasas de interés -sino con una multiplicidad de productos orientados a clientes que no están -bancarizados. La estrategia es crear una relación con los acreditados más -allá del financiamiento. De ahí que ofrezcan junto con sus crédito, servicios -como cuenta de cheques, tarjeta de crédito empresarial, terminal punto de -venta, servicio de nómina, seguros, entre otros.

- En el caso de HSBC, por ejemplo, para las Pymes que contratan el paquete de -siete servicios hay un descuento de 60% en el cobro de los mismos y se mejora la -tasa crediticia hasta 2%. En BBVA-Bancomer, los servicios adicionales no se -cobran, independientemente de las comisiones por el uso de los mismos, y se -cobra 1% de comisión por la apertura de crédito. Banorte hace descuento en sus -servicios a los acreditados y les piden una cuenta de cheques para el depósito -del financiamiento. “Le pedimos al cliente esa reciprocidad, que tenga la -cuenta conmigo, si yo estoy creyendo en él”, dice Enrique Catalán, director -de Banca Empresarial del banco regio.

- Como nunca antes están en la mira de los servicios financieros. Y no por -nada. El segmento Pyme “es el que tiene el crecimiento más dinámico en -Bancomer”, afirma Deschamps. Los créditos a la pequeña empresa que empezó a -otorgar a principios de 2004, mediante su producto Tarjeta Negocios, superan los -$3,000 millones de pesos y los 12,000 acreditados con líneas revolventes de -entre $300,000 y $500,000 pesos promedio, respaldadas en el Fondo Pyme. “Hay -que reconocer que para aprender del riesgo de estos segmentos es importante -contar con fondos de garantías que nos permitan compartir el riesgo -inicialmente. En México hay poca experiencia de atender a este mercado”, dice -Deschamps y adelanta que quizá en un año Bancomer tome el riesgo -completamente.

- Banorte fue la primera institución que se animó a entrar al sector. La -experiencia viene desde 1997 y ha logrado dominar 67% del mercado de crédito -para Pymes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- HSBC entró al programa de garantías de la Secretaría de Economía a -comienzos de año. “Puede ayudar a mejorar el monto y la condiciones del -crédito”, reconoce Vilatela, director de Banca Comercial, pero aclara que “sin -el convenio, el enfoque en las Pymes seguiría”. Los planes para el banco este -año son de $2,500 millones de pesos en créditos nuevos, atendiendo a 28,000 -empresas. No es que los bancos de repente empezaron a sentir una suerte de “vocación -productivista”. Así lo refleja el balance del sector realizado en diciembre -pasado por Fitch Ratings. “Buena parte de la mejoría en el desempeño de las -operaciones bancarias se derivó del crecimiento en el portafolio de créditos”. -Y remarca “el crecimiento de 21.4% en créditos vigentes al sector privado”, -de los cuales los comerciales repuntaron 19%, con márgenes de entre 10% y 15%.

- Del olvido, al “ya me acuerdo”, ésa es la historia de la relación entre -los bancos y las Pymes. Ahora, todos quieren con ellas. Sin embargo, ellas, -todavía, siguen pagando la cuenta.

Ahora ve
Pese a la promesa de Trump, Carrier muda 300 empleos a México
No te pierdas
×