El último destino

El desenlace de la crisis de Taesa está por decidirse.
UH

El capitán Alberto Abed, accionista mayoritario de Taesa, decidió jugar sus últimas cartas para conservar su empresa y solicitó ante un juzgado de lo Concursal la suspensión de pagos de la aerolínea.

- Pero el Sindicato de Trabajadores y Empleados del Transporte Aéreo, al cual pertenecen los 3,500 asalariados de Taesa, decidió darle la espalda al capitán Abed y anunció que promovería ante el mismo juzgado la quiebra de la compañía.

- Angel Celorio, líder del sindicato, explicó que los trabajadores no desean ser indemnizados o liquidados sino conservar sus puestos de trabajo, y añadió que existen inversionistas interesados en rescatar a Taesa, pero no con Alberto Abed al mando. La aerolínea enfrenta una deuda del orden de $400 millones de dólares. Entre sus acreedores figuran el IMSS, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASSA) y un grupo de bancos que vendió sus créditos de Taesa al antiguo Fobaproa, hoy IPAB. La empresa enfrenta pasivos laborales por $15 millones de dólares.

Newsletter
Ahora ve
¿Por qué los precios del petróleo siguen en caída libre?
No te pierdas