El miedo al maíz modificado

¿Puede sobrevivir la agricultura tradicional sin la ayuda de la genética?

En el pueblo de Capulalpam, en lo alto de las montañas de la Sierra Madre -del Estado de Oaxaca, en el sur de México, un habitante hace alarde de su -pequeño sembradío. Los calabacines son casi tan grandes como balones de -fútbol y sus plantas de maíz la sobrepasan. El secreto, nos confía, es la -calidad del excremento de sus cerdos. Insiste en que toda su producción es -completamente orgánica. Aquí, este argumento significa algo más de lo -habitual: Capulalpam es el lugar en donde en 2001 se encontró por primera vez -en México maíz genéticamente modificado (GM) no regulado. Esto desató un -debate nacional que por momentos se ha parecido más a un colapso nervioso, -especialmente porque el origen del maíz de la ofensa era estadounidense. En -este momento, México está a punto de poner en vigencia una ley de bioseguridad -que podría generar confusiones.

- El maíz es más importante para México que para cualquier otro país en el -mundo. Es autóctono y se cultiva desde hace más de 6,000 años. El país -alberga más variedades de maíz que ningún otro. Sigue siendo el producto -principal en la dieta mexicana en todo tipo de preparación, desde tortillas o -tacos hasta tamales y sopa. Amanda Gálvez, científica especialista en -nutrición de la Universidad Autónoma de México, calcula que el mexicano -promedio obtiene 40% de su ingesta de proteínas del maíz, del cual consume 250 -a 400 gramos por día. También es un elemento cultural básico. Muchos -indígenas de los Estados del sur, como Oaxaca, creen que la planta del maíz -representa el origen de la vida misma.

- Todo esto ha hecho que el tema del maíz GM sea un asunto inusualmente -sensible. En 1998, el gobierno declaró una moratoria a la siembra y -experimentación con maíz GM, aunque no hizo lo mismo con otros cultivos -genéticamente modificados. El cultivo ineficiente y el aumento de la población -hacen que México actualmente importe aproximadamente seis millones de toneladas -por año (alrededor de un cuarto de su demanda) de Estados Unidos bajo el -Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Casi 30% de este maíz -importado es GM, según Ezequiel Escurra, director del Instituto Nacional de -Ecología. Probablemente estas importaciones dieron origen al maíz GM hallado -en la Sierra Madre.

- Los tradicionalistas se preocupan por la contaminación no intencional de la -reserva de maíz más puro del mundo. Aunque no ha habido hallazgos de maíz GM -en el campo mexicano desde 2003, algunos creen que aún existe. Los defensores -de la manipulación genética argumentan que dadas las cosechas escasas y los -periodos de sequía, México es el tipo de país que precisamente debería -invertir en biotecnología. La manipulación genética podría ayudar a los -numerosos campesinos mexicanos a incrementar su producción y sus ingresos, y a -“disminuir el hambre”, dice Luis Herrera-Estrella, científico especializado -en genética del Instituto Politécnico Nacional.

- La prohibición sobre la investigación genética se levantó el año pasado. -Pero sólo en teoría: no se han otorgado permisos de investigación. El -Congreso ha estado debatiendo este tema en los últimos tres años. Es posible -que se apruebe una ley que pueda afectar la investigación GM. Los verdes -quieren reafirmar la prohibición de experimentar con ese tipo de maíz y -también ordenar un etiquetado más preciso de las importaciones. Los defensores -de la manipulación genética quieren luz verde para sembrar e investigar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El tema es cada vez más apremiante. En 2008 se removerá el cupo de -importaciones de maíz desde Estados Unidos bajo las condiciones del TLCAN. Esto -desatará una avalancha de maíz GM a precios bajos, subsidiado por el medio -oeste estadounidense. La mejor respuesta, opinan algunos mexicanos, es adoptar -la biotecnología. Gálvez señala que mientras que México –otrora líder en -este ámbito- ha estado de brazos cruzados en los últimos seis años, Estados -Unidos ha otorgado 5,000 autorizaciones exclusivamente para investigaciones -sobre el maíz.

- Carlos Camacho, presidente de Agrobio, un lobby empresarial, espera que la -nueva ley inyecte más flexibilidad. Habrá severos requisitos para obtener -autorizaciones para sembrar e investigar, “pero al menos se sabrá dónde -está la prohibición,” dice. Sostiene que esto será un avance con respecto a -la actual niebla de los oscuros protocolos ambientalistas y de las leyes -acarameladas. Al mismo tiempo, las áreas especiales de biodiversidad, como -Oaxaca, podrían decidir mantener la prohibición total. Este es un compromiso -tosco pero eficaz, sin duda, mejor que la autodestructiva prohibición actual.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de las sanciones de Estados Unidos a Rusia
No te pierdas
×