El milagro de Carlos Ghosn

De cómo un francés salvó a un símbolo japonés.
SD

Cuando este ejecutivo asumió la Dirección de Operaciones de Nissan en 1999, poca gente dentro del sector automotriz lo creyó capaz de salvar a esa empresa de la extinción.

-

La firma, establecida en Japón en 1933, pasaba por una racha espantosa. Una línea de vehículos poco atractiva había provocado que su participación en el mercado nipón cayera de 34% en 1974 a menos de 19% en 1999, y que a escala mundial bajara de 6.6% en 1991 a 4.9% en 1999.

-

La compañía tenía deudas por $22,000 millones de dólares, estaba al borde de la quiebra y, en su intento por encontrar a un salvador, había sido rechazada tanto por DaimlerChrysler como por Ford. Con el fracaso de estas negociaciones, al corporativo no le quedó otra opción que aceptar la oferta de Renault por $5,400 millones de dólares a cambio de 36.8% de participación. Las dos agrupaciones formaron una alianza en marzo de 1999 y Ghosn llegó a las oficinas de Nissan tres meses después.

-

David Magee, autor del libro Turnaround, explica cómo el directivo francés logró casi todas las metas del llamado Nissan Revival Plan, que contemplaba reducir 20% los costos de los proveedores en dos años –lo hizo uno antes de lo programado–.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En lugar de dormirse en sus laureles, introdujo en 2002 otro plan, el Nissan 180, diseñado para convertir a la automotriz nipona en líder mundial dentro de la industria para finales del año fiscal 2004. El número uno en el nombre del programa significa vender un millón de vehículos más para esa fecha. El guarismo ocho representa utilidades de 8% en el mismo periodo. El cero refiere a ninguna deuda.

Ahora ve
El Volcán de Fuego en Guatemala ha tenido en 2017 un año muy activo
No te pierdas
×