El motor digital de la nueva economía

Valuado en casi $2 billones (sí, millones de millones) de dólares, el marcado mundial de las tecno
Juan Antonio Oseguera

La tecnología de la información tiene menos de 50 años. Sin embargo, en menos de una vida (de ser humano, por supuesto), esta increíble industria ha rediseñado las esperanzas humanas, sus sueños y hasta su destino. Al mismo tiempo, el tamaño mundial, la visión y el impacto de la tecnología de la información nunca había sido tan apreciado. Esto sucede, irónicamente, porque se carece de la información necesaria para juntar las piezas y, en consecuencia, brotan las dudas.

-

¿Qué tan grande es el mercado mundial de las tecnologías de la información (TI) y de las comunicaciones (TIC)? ¿Qué mercados nacionales y qué segmentos específicos de tecnología muestran el mayor incremento en gastos por y uso de TIC? ¿Cómo afectan los gastos de TIC a las compañías, los individuos, las economías, el empleo, la creación de riqueza y el conocimiento?

-

En busca de estas respuestas, WITSA (World Information Technology and Services Alliance), una asociación de asociaciones que representa a los grupos más importantes en tecnología a escala mundial, le encargó a IDC, firma analista, la elaboración del estudio The Digital Planet: The Global Information Economy (El planeta digital: la economía global de la información).

-

Y parece que resolvieron parte del juego. Arrojaron datos que dejaron boquiabiertos a varios altos ejecutivos y sentaron precedente de un estudio aplicado en 50 países que, en conjunto, representan 98% del gasto mundial en TIC y 97% del PIB global.

-

“Mientras los países han incorporado a su manera las soluciones TIC, esta tecnología se ha convertido en un motor para el crecimiento social y económico. Pero más importante que esto, los está ayudando a cumplir sus logros y a alcanzar sus metas”, dice Harris Miller, presidente de witsa.

-

“El estudio revela que la economía de la información no es una vaga abstracción, sino una auténtica y poderosa fuerza económica, que contribuye con 6% del pib global en la economía mundial”, comenta Allen Miller, jefe del grupo de trabajo de Políticas Públicas de WITSA.

-

El estudio sugiere que las naciones deben ver la construcción de una infraestrucutura digital como crítica para el futuro. En respuesta a esto, quizá, se hacen fuertes inversiones en tic a pesar de las débiles condiciones económicas de algunas naciones.

-

Esta visión parece alertar también. La investigación indica que el gasto en TIC está correlacionado al PIB global y que los países que realizan la inversión experimentan fuertes y rápidos balances para salir de sus malos ratos financieros.

-

El mundo en Internet
Planeta digital también puso la lupa en el impacto social de las TIC. Hace hincapié en las grandes transformaciones de cómo se vive, se trabaja y se aprende actualmente, justo frente al monitor. Y es que una vez que alguien posee una computadora presta atención al mundo. De hecho, calcula el estudio, a finales de este año habrá 100 millones de personas conectadas a Internet y estima 320 millones para el 2002.

-

Hace años que los economistas, los vendedores de TIC, los formuladores de políticas y los usuarios han estado tratando de contestar estas y otras preguntas. Planeta digital resume que el gasto en tecnología de información y de comunicaciones es un elemento de importancia crítica para la economía mundial. Por el tamaño de su contribución, la industria TIC destaca como beneficios relevantes a la salud económica de la economía global:

-

La TIC es responsable del gasto de $1’800,000 millones de dólares en 1997, aproximadamente 6% del PIB global mundial. La comparación resulta sorprendente, ya que es más que el PIB de Francia y casi dos veces el tamaño del pib del estado de California.

-

En 1997, los gastos en TIC superaron en casi 40% a los de 1992. El ritmo de crecimiento es 27% más rápido que el PIB global mundial, el cual ha crecido en promedio 5.5% anual durante el último quinquenio.

-

La explosión en TIC a nivel mundial atraviesa las barreras tradicionales. Los gastos en TIC han aumentado en todas las economías alrededor del mundo durante los últimos cinco años, sin importar las tasas de crecimiento de la población o del PIB.

-

De 1992 a 1997, las regiones Asia/Pacífico, América Latina y Europa Oriental mostraron ser los mercados de gastos en TIC de más rápido crecimiento, con tasas promedio anuales en los últimos cinco años de 14.5, 13.6 y 9.5%, respectivamente.

-

Latinoamérica está ligeramente detrás de Asia/Pacífico en cuanto al gasto en TIC con un promedio anual de 13.6%, de hecho, más del doble de la tasa mundial. Este acelerado crecimiento tiene verificativo en la recuperación del peso mexicano después de la crisis de 1994.

-

El hecho de que Microsoft recientemente haya reemplazado a General Electric en la cima de las tablas de capitalización bursátil, según The Wall Street Journal, es una prueba más de la importancia del sector TIC en la economía global. Y por enormes que puedan parecer estas contribuciones al crecimiento y desarrollo económico mundial, los efectos hacia abajo en la creación de riqueza son en realidad la mayor contribución de la industria.

-

Sobre esta cuestión, el estudio arroja algunos datos muy puntuales. El gasto en TIC es un factor acelerador, catalítico y multiplicador de varias y diversas formas de medición social y económica. De hecho, establece que el gasto en TIC ha incrementado el acceso a la información tanto geográficamente como por ingresos económicos.

-

Internet tiene el potencial de crear un nivel de competencia si se cumplen dos retos: el establecimiento de un infatigable backbone en las telecomunicaciones y, en consecuencia, que satisfaga el incremento de demanda para el veloz crecimiento de los usuarios que se agregan a la red de redes. Analistas revelan una serie de efectos benéficos a raíz de los gastos en TIC en las economías nacionales y en la mundial:

-

Generación de nuevas empresas: Las inversiones en TIC crearon nuevas empresas –un incremento en la red de 90,000 empresas en Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido, Italia, Francia, Holanda, Japón y Suecia desde 1992–. En Estados Unidos, solamente, un promedio de 7,200 nuevas empresas –contribuyentes al fisco– del sector tic fueron agregadas en cada uno de los últimos cinco años.

-

Creación de empleos: El empleo en Estados Unidos, en los sectores de software y servicios, ha crecido a más de 380,000 en el pasado quinquenio. Canadá, Francia y Finlandia han visto la misma expansión con crecimientos de 51,000, 7,200 y 1,200 empleos nuevos, respectivamente.

-

El efecto: Recientemente la tendencia en el incremento de productividad tiene relación directa con los gastos en TIC. Los expertos creen que este incremento continuará por varios años más.

-

Resiliencia (la propiedad física de un material para volver a su forma original después de una deformación): Los gastos en tic en economías desarrolladas, aunque el panorama esté oscuro, los ayuda a suavizar los ciclos de recomposición. Por ejemplo, a pesar de que Japón sufrió una recesión durante dos años, su balance entre PIB y TIC sigue creciendo. Las recesiones en Europa del Oeste y en América del Norte, de hecho, no han mostrado baja en los gastos de TIC.

-

Otros efectos
Es más, datos del estudio demuestran que los gastos en TIC repercuten rápidamente en las economías en desarrollo que están pasando por transiciones. México, por ejemplo, pudo recuperarse rápidamente de la crisis del peso de 1994 y reanudar su inversión en TIC

-

De hecho, IDC anticipa que el gasto en TIC la mayoría de los países de Asia /Pacífico se recupere totalmente al término de la crisis económica.

-

El gasto en TIC crece la mejoría de la salud económica global y alivia los altibajos inevitables de los ciclos económicos, creando compañías y empleos, mejorando la eficiencia y la productividad, y dando un empujón a las recuperaciones económicas.

-

Más de 118 millones de pc están instaladas en los hogares y escuelas del mundo, tres veces más de las 36 millones que había hace cinco años. Juntándolas, estas PC conforman una La realidad mexicana base comparable al número de habitantes de Japón.

-

Al menos, 50 millones de personas son incorporadas a la red global de telecomunicaciones cada año, como resultado de la inversión en infraestructura. De estos, el número de personas que tiene conexión en casa se incrementó más de 30% desde 1992, creciendo para cubrir más de 800 millones de individuos en 1997.

-

El fenómeno de Internet está creciendo donde sea. La disponibilidad de servidores se ha incrementado 20 veces, desde 1992, a 25 millones en 1997. En contraste con la impresión –y la transmisión por televisión, dominante en los años anteriores–, la proliferación del acceso a la información electrónica provee oportunidad y profundidad a las naciones ricas y pobres y a los individuos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Lo que todavía falta por medir es el efecto trascendental de estas tecnologías en todas las sociedades. Falta saber si el incremento en el gasto de  TIC afecta, sobre todo, al crecimiento de la economía, o viceversa; si los trabajos que genera la TIC son buenos, con remuneraciones considerables, y con oportunidades de crecer que mejoren la condición per cápita; si realmente ha incrementado la productividad para los negocios y otras organizaciones; si ha provisto un mejor nivel de competencia para los ciudadanos de cualquier parte en el mundo. Será, probablemente, para el próximo estudio cuando se respondan estas interrogantes. Por el momento, en términos generales, WITSA  e IDC dan idea de que el nuevo motor del mundo es digital, y que aceita el crecimiento de nuevas empresas y empleos.

Ahora ve
Sobreviviente del sismo relata cómo salió del edificio de Álvaro Obregón
No te pierdas
×