El mundo esta de fiesta

Con el dólar bajo, el euro caro y la guerra de Irak, los negocios están en su mejor momento.

Mientras fue muy fácil encontrar algo por qué preocuparse, ya fuera el -dólar que se desplomaba, la guerra en Irak o la condición de facineroso de -tantos jefes de corporaciones, muchos perdieron de vista una tendencia -económica extraordinariamente positiva: para las compañías de todo el mundo -los negocios van mejor que nunca.

- Los estados financieros están fuertes, la confianza de la sala de juntas -está por las nubes y, lo más sorprendente de todo, las ganancias corporativas -alcanzan niveles récord.

- A medida que la economía de Estados Unidos comenzó a despuntar nuevamente -desde inicios de 2002, las ganancias crecieron como espuma. Pero, por lo -general, este aumento en las ganancias se hace cada vez más lento al tiempo que -el ciclo madura, las empresas contratan a más trabajadores y se elevan los -costos. Sin embargo, curiosamente, esto no ha sucedido aún en Estados Unidos.

- El año pasado, las ganancias operativas de las grandes empresas que -conforman el índice S&P 500 del mercado de valores, crecieron -aproximadamente 20% después de un aumento de 19% en 2003. Desde empresas de -tecnología como Google hasta los conglomerados como General Electric, los -ejecutivos estadounidenses continúan dando gratas sorpresas a sus agradecidos -accionistas. Las ganancias del cuarto trimestre de 2004 sobrepasan 15.1% de alza -con respecto al mismo periodo del año anterior, cifra que el mercado estaba -esperando, dicen desde la consultora de Thomson Financial.

- Europa también festeja
-
Las cosas son igualmente positivas del otro lado del Atlántico. En Gran -Bretaña, las ganancias enormes de dos empresas petroleras, como BP y Royal -Dutch/Shell, han impulsado las discusiones con los sectores de izquierda acerca -de nuevos impuestos. Puma, el tercer fabricante de ropa deportiva más grande de -Europa, informó el 7 de febrero que sus ganancias netas crecieron 44% durante -2004. También Renault, el segundo fabricante de automóviles de Francia, -reportó un aumento de 43% en sus ganancias netas que alcanzan actualmente los -$4,600 millones de dólares.

- Los grandes conglomerados de productos de lujo como Moët Hennessy, Louis -Vuitton y Pinault-Printemps-Redoute, también han tenido un buen año.

- En conjunto, las ganancias operativas de las grandes firmas monitoreadas por -el índice S&P 350 de Europa se elevaron 78% durante el año pasado. Una -encuesta, que realizó semanas atrás Goldman Sachs entre CEOS europeos, reveló -que ellos están mucho más entusiastas que sus pares estadounidenses.

- Los economistas dan por hecho que a mediano plazo las ganancias no pueden -crecer más que el PIB nominal. Sin embargo, existen dos razones por las cuales -las ganancias podrían desafiar su cordura convencional.

- La primera es que todo sea una ficción de contabilidad: las empresas con -frecuencia exageran la tasa de rendimiento que declaran, tienden a resaltar los -periodos de crecimiento rápido con años ocasionalmente malos de descuentos -masivos. Entre 1989 y 2004, sostiene Goldman Sachs, los descuentos entre las -empresas incluidas en el índice S&P 500 tendían a fluctuar entre 5% y 15% -del total de las ganancias por acción (en inglés earnings per share, -EPS) que se reportaba cada año. Pero hay dos excepciones: en el periodo -1991-1993, los descuentos alcanzaron 30% o más del EPS que se reportaba, y así -fijaron las condiciones para los numerosos crecimientos de ganancias tan -rápido, que se dieron una década después. En 2002, los descuentos se elevaron -a 140% de EPS. Desde entonces, los directivos no volvieron la vista atrás.

- La segunda explicación es que las ganancias corporativas pueden llevarse una -gran tajada del ingreso nacional, y así temporalmente crecer más rápido que -la economía en su conjunto. Según Merrill Lynch, en Estados Unidos las -ganancias posteriores a impuestos (basadas en los datos de los reportes -nacionales, que son mucho más confiables que los da- tos reportados por las -empresas) se elevaron 5.5% sobre el ingreso nacional a principios de los 90 y a -más de 9% en 2003. Los márgenes de ganancias estadounidenses están cercanos -hoy a su récord. Esta película se repite en otros escenarios: la -participación de ganancias en PIB tanto en Europa como en Japón es actualmente -la más alta en 25 años.

- Alegría, ¿para siempre?
-
Como es de prever, este auge en las ganancias está engendrando sus propios -demonios. Algunos expertos se angustian pensando que este crecimiento -(sustentado en el empobrecimiento de los trabajadores y la terciarización de -operaciones en China e India) no puede sostenerse: la confianza del consumidor -va a caer, la demanda se desplomará y las ganancias van a colapsarse.

- Otros se preocupan porque Estados Unidos confía demasiado en las empresas -financieras como fuente de crecimiento de ganancias. Desde 1982, las ganancias -en general de las empresas financieras americanas han aumentado de 4% a más de -40%. Ni Europa ni Japón han experimentado el mismo fenómeno. En su conjunto, -la industria financiera constituye casi un cuarto de la capitalización de la -bolsa de valores de Estados Unidos, cuando en los 70 sumaba apenas 5%.

- Bill Gross, veterano especialista en bonos, agrega que estos números a las -deudas de los consumidores consiguen lo que él llama la “economía basada en -las finanzas”: ni más ni menos que una aventura peligrosa sostenida por las -tasas de interés federales, en la actualidad extremadamente bajas.

- El impacto favorable que genera el recurrir a las economías china e india, -puede continuar por muchos años más. Una encuesta reciente realizada a 248 -ejecutivos de finanzas en el continente asiático por CFO Asia -(publicación vinculada a The Economist) reveló que muchos de ellos se -quejan de las presiones competitivas cada vez más intensas: 51% de los -fabricantes admitieron que tuvieron que reducir sus precios durante el año -pasado, mientras que solamente 23% los aumentaron.

- Mientras tanto, la tesis de Gross ha comenzado a ser analizada por el Tesoro -Federal de los Estados Unidos, que ya ha aumentado seis veces sus tasas de -interés desde mediados de 2004.

- Pero, hasta ahora, el cielo no se ha venido abajo. Las estimaciones de la -Bolsa indican que los inversionistas, de manera sensata, esperan que las -ganancias de las empresas financieras estadounidenses crezcan menos de 2% anual -en los próximos cinco años, en contraste con 14% de crecimiento anual para las -empresas de información y tecnología y 10% de crecimiento para las empresas -industriales (según datos de UBS).

- En cierto punto, es casi seguro que este crecimiento de ganancias va a -frenarse. Los costos de las unidades de trabajo aumentarán a medida que se -mejoren los salarios y se desacelere el crecimiento de la productividad.

Newsletter
Ahora ve
Una ‘casa de espejos’ irrumpe en el paisaje infinito del desierto de California
No te pierdas