El nuevo chic masculino

-

Así como los papás de antaño decían que el hombre debía ser “feo, fuerte y formal”, los creadores de atuendos masculinos parecían decir: “viste de gris o marino para verte políticamente correcto”. En la actualidad, los varones no se conforman con los dictados tradicionales. Hasta los ejecutivos y los grandes empresarios comienzan a permitirse licencias de estilo vinculadas al avance de la moda.

-

Imaginen, señores, a Hugo Boss creando un traje entero en color ciruela con camisa color rosa, y que esta combinación fuera talismán en toda su colección. Pues así es. Las casas más formales proponen vestuarios cada vez más atrevidos porque el mismo hombre lo está pidiendo. El color regresa y debemos estar listos para darle la bienvenida.

-

Tendencias

-

Hay influencia de otras épocas y mundos: el militar, el vaquero, el escolar, el deportivo, los años 80 y  los 30.

-

De esta última década heredamos el gusto para vestir casual. El conjunto náutico de blazer sobre una playera tipo polo y pantalones de algodón es un highligth de temporada. Por otro lado, el look informal de los 80 inspira prendas en seda, bordadas o con detalles. Está in el maximalismo en estampados y accesorios.

-

Colores

-

Impera el ciruela o guinda suave, seguido por el blanco, arena –en todas sus variantes– y los tonos bebé: menta, azul cielo y rosa. Este último merece mención aparte, porque apareció la temporada pasada y se quedó. En los trajes formales, el azul se suaviza dando paso a un matiz más pizarra y el gris adquiere tintes plata y azulosos.

-

Texturas

-

El algodón es imprescindible en primavera, aunque las lanas tropicales siguen en voga, al igual que el lino, que se puede mezclar lo mismo con seda que con viscosa. La mezclilla es un material importantísimo e incluso se utiliza para trajes de viernes casual en la oficina, como lo hizo Banana Republic. Las camisas deportivas en seda regresan y fibras plásticas mezcladas con naturales son lo más socorrido.

-

Imprescindibles

-

Trajes de tres botones, camisas con puño para mancuernillas. El pantalón con pinzas al frente, los pullover bajo el saco y los zapatos afilados, aunque los de punta chata y escuadra siguen vigentes. Las corbatas estampadas y de colores a contraste con el saco y la camisa. Se acabó el monocromatismo.

-

Newsletter
Ahora ve
Estas son las afirmaciones de Donald Trump que no han sido confirmadas
No te pierdas