El otro oro negro

Desde este año, cuidar el medio ambiente también es un buen negocio.
Carlos Martínez

Hace sólo nueve meses, en medio de fuertes discusiones internacionales, la ratificación del Protocolo de Kyoto era algo incierto. Sin la ratificación de Rusia o Estados Unidos, el acuerdo con el que los países industrializados pretendían cuidar el medio ambiente, controlando las emisiones de los Gases Efecto Invernadero (GEI), carecía del suficiente apoyo para ser implementado.

- Finalmente, en noviembre del año pasado, y a pesar de la negativa de Estados Unidos, Vladimir Putin anunció la ratificación rusa, con la cual el protocolo lograba obtener la cuota necesaria de emisores para que el tratado entrara en vigor el 16 de febrero de 2005.

- Sin embargo, el tratado internacional de cambio climático continúa siendo causa de inconformidades generalizadas. Según el acuerdo, para el periodo de 2008 a 2012, los países desarrollados deberán reducir sus emisiones de gases invernaderos (como el dióxido de carbono) a un nivel menor al que tenían en 1990.

- Los países industrializados se quejaron por el costo tan elevado que implicaría para sus empresas reducir las emisiones de gases invernadero. De hecho, ésta fue la principal razón por la que Estados Unidos decidió no ratificar el protocolo.

- Para disminuir el costo general involucrado en la reducción de emisiones, se diseñó el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), que le da a los países desarrollados la opción de invertir en proyectos que reduzcan las emisiones en países subdesarrollados (como lo es México), a cambio de otorgarles Reducciones Certificadas de Emisiones (RCE) o bonos de carbón.

- Un bono de carbón equivale a una tonelada de dióxido de carbón (CO2) no emitida a la atmósfera y su precio varía entre $6 y $10 dólares.

- “Es una buena forma de transferir tecnología a los países subdesarrollados y lograr que los países desarrollados cumplan con sus reducciones de emisiones”, explica Raúl Félix Saúl, abogado del despacho Baker & McKenzie, empresa que desarrolla estudios para México en el marco del Protocolo de Kyoto.

- Aunque actualmente es difícil estimar el valor del naciente mercado de bonos de carbón, la firma consultora en temas energéticos, Point Carbon, calcula que este año el mercado alcanzará un valor de $2,400 millones de dólares, con inversiones de hasta $400 millones de dólares en proyectos MDL.

- Datos proporcionados por la Secretaría de Energía (Sener) señalan que las empresas mexicanas podrían obtener hasta $500 millones de dólares entre los años 2008 y 2012.

- Gracias a su estabilidad, México goza de una posición privilegiada para la atracción de inversiones por medio de proyectos MDL, asegura Luis Carbajo, otro abogado de dicha firma.

- De los 76 proyectos de MDL que se llevaron a cabo el año pasado, 40 fueron en Latinoamérica. En lo que va de este año, el gobierno mexicano ha otorgado siete Cartas de Aprobación a diferentes empresas que pretenden reducir las emisiones anuales de co2 en México en 4.3 millones de toneladas.

- Una de estas firmas es AgCert Internacional, empresa global experta en biotecnología, dedicada a la producción masiva de RCES. A cambio de reducciones certificadas de emisiones, AgCert Internacional destinará aproximadamente $200 millones de dólares para un programa de transferencia tecnológica en México que será aplicado dentro del sector agropecuario.

- Esta empresa, de origen irlandés, proveerá a diferentes granjas porcícolas en Aguascalientes, Baja California,  Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Sonora y Guanajuato, de las técnicas necesarias que les permitirán realizar la conversión del excremento en energía y reducir sustancialmente sus emisiones de gas metano de 20 toneladas a una. Del total de las emisiones de gases invernadero en México, el gas metano equivale a 23%.

- Ésta será la primera vez que un proyecto de MDL en México acredite la emisión de RCES. AgCert tiene más de 100 proyectos en México en diferentes etapas de construcción. En la actualidad tienen seis granjas porcícolas que cuentan con la tecnología para reducir hasta 100,000 toneladas de emisiones de co2 al año. Pero al final de 2006, la multinacional espera disminuir las emisiones en al menos 4 millones de toneladas.

- Aunque AgCert no quiso confirmar ninguna cifra, se pronostica que para finales de este año la empresa obtendrá 1.6 millones de RCES, lo que equivaldría a unos $8 millones de dólares. Además de los proyectos en México, AgCert también opera en Brasil, Argentina y Chile, aunque espera próximamente iniciar actividades en otros países.

Newsletter
Ahora ve
¿Por qué los precios del petróleo siguen en caída libre?
No te pierdas