El papel del papel

A pesar del avance de los formatos digitales, las impresoras aún son equipos insustituibles. El pap
Brenda Morales

Cuando una persona –o firma– planea adquirir una computadora, el presupuesto destinado a la compra del equipo, por lo general, también incluye otro dispositivo: la impresora, un sistema complementario que tiene la mayor importancia. Sin esta herramienta, los datos que procesa la PC no podrían plasmarse en papel; un medio tangible, de fácil lectura y transporte.

- -

En términos de dispositivos de impresión, los proveedores de hardware ofrecen múltiples opciones. Los precios también son diversos: pueden costar menos de $1,000 pesos o varios miles. Los equipos más sofisticados incluyen funciones relacionadas con internet y, gracias a la tecnología láser, generan documentos a color de gran calidad –casi resolución fotográfica–.

- -

La amplia oferta puede confundir al consumidor. En una tienda de cómputo, una persona encontrará distintas tecnologías de impresión (para color o blanco y negro): matriz de punto, inyección de tinta y láser. Además, cada equipo cuenta con capacidades y características particulares: velocidad de reproducción, calidad final, precio de los consumibles (cartuchos de tinta), costo del mantenimiento, etcétera. Otro factor que causa desconcierto: una sola marca puede tener más de 10 modelos diferentes. Con el fin de no perderse en la fauna tecnológica, recomiendan los expertos, el usuario sólo tiene que plantearse una sencilla pregunta: ¿para qué necesito la impresora?

- -

Para todos los gustos

- -

Hewlett-Packard (HP) es uno de los proveedores con mayor oferta de sistemas de impresión. "El catálogo de la compañía está dividido en dos segmentos: monocromático y color. En ambos casos, se incluyen impresoras de inyección de tinta y láser", explica Manuel Olmos, gerente de Producto de la división DesignJet de Hewlett-Packard de México.

- -

"Los equipos de color tienen mayor demanda, tanto en empresas medianas como en corporativos. En este último sector, las soluciones basadas en tecnología láser están mejor posicionadas. A muchas compañías les interesa generar mensajes plasmados en color, los cuales, en comparación con los comunicados monocromáticos, se retienen 40% más. Actualmente, para el usuario resulta más accesible manejar color; antes no tenía opción, ya que los costos finales eran muy altos", añade Olmos.

- -

No obstante, el fácil acceso a la diversidad de tonos no debe deslumbrar al cliente. Antes de invertir en una impresora, una compañía debe analizar su carga de trabajo real. Por ejemplo: si un usuario requiere documentos en color, pero su volumen de impresión es muy bajo, HP recomienda los sistemas de inyección de tinta. Por otro lado, si la empresa necesita color y maneja tareas de mayor envergadura, la opción ideal –según HP– sería una impresora láser a color, ya que la herramienta puede producir a un costo razonable documentos para apoyar campañas internas o folletos.

- -

"La época de los equipos de matriz de punto ya llegó a su fin. Las herramientas láser y de inyección han desplazado a estas soluciones. Esa tecnología no compite en términos de calidad", asegura Marco A. Argaez, gerente de Mercadotecnia de Impresión en Hewlett-Packard de México.

- -

Epson es otro fabricante que ha desarrollado varias series de sistemas de impresión. A diferencia de HP, la compañía todavía comercializa equipos de matriz de punto.

- -

Según el proveedor, el segmento de la inyección de tinta es el que muestra el mayor crecimiento.

- -

"En el sector [de los equipos de inyección de tinta] ha ocurrido una evolución interesante. Por ejemplo: antes los sistemas sólo imprimían en negro; para documentos en color, el usuario tenía que cambiar el consumible.

- -

Actualmente ya existen dispositivos que ofrecen ambos cartuchos de tinta", dice Marcos Ibáñez, gerente de Mercadotecnia de Epson.

- -

El mercado de las impresoras láser, añade el entrevistado, está progresando en el rubro del color. "Sin embargo, 80% del nicho de la tecnología láser corresponde a la impresión en blanco y negro, y a velocidades de ocho a 10 páginas por minuto [PPM]. Aunque los equipos están avanzando hacia el rango de 16 PPM. Estas herramientas incluyen capacidades de conectividad y brindan una muy buena calidad final. Las empresas utilizan estas impresoras para producir documentos con formatos predefinidos."

- -

La opción de láser en color, según Ibáñez, también muestra un aumento en la demanda. La tecnología ha encontrado un espacio en los despachos de diseño gráfico, departamentos de mercadotecnia y agencias de publicidad.

- -

¿Las impresoras de matriz de punto son una especie en extinción? El ejecutivo de Epson rechaza esa posibilidad. De acuerdo con la firma, para labores de impresión masiva, que no exigen calidad fotográfica, aún es la mejor opción. El equipo y los consumibles asociados tienen un precio bajo, de ahí que muchas organizaciones mexicanas –sobre todo en las áreas administrativas y contables– todavía recurran a estos sistemas. "Ese mercado seguirá existiendo. Hay modelos que resultan ideales para generar facturas, imprimir cheques y documentos de control de nómina. No hay una tecnología que, por el mismo precio, produzca el mismo número de copias", afirma Mauricio Doce, gerente de Publicidad en Epson.

- -

Más allá de la tecnología

- -

A la par que el avance tecnológico, las necesidades de las organizaciones en materia de soluciones de impresión han evolucionado. En el fondo, más allá del tipo de sistema utilizado, el objetivo final del equipo debe ser proporcionar una aplicación que se ajuste a los requerimientos particulares de un usuario y asegurar una integración total con la plataforma empresarial existente. Esto lo sabe Eduardo Castillo, subdirector de Sistemas de Banamex. Dicha área se encarga de atender y gestionar a los más de 1‘200,000 componentes informáticos que posee el banco. La cifra incluye a toda una gama de sistemas de software y hardware, así como a 13,000 impresoras de diferentes tipos y marcas.

- -

"Aunque se tiene que reconocer que la impresora ya es un elemento muy importante. En realidad el departamento administra y proporciona –a usuarios internos y clientes finales– servicios de impresión de documentos, a pesar del avance tecnológico que implica la digitalización de información", apunta Castillo.

- -

Para satisfacer sus necesidades en color y blanco y negro, Banamex utiliza todas las tecnologías disponibles en el mercado: láser, inyección de tinta y matriz de punto –tan denostada por algunos–. Al corporativo bancario no le interesa casarse con una marca o sistema. Cada área de la organización genera documentos con características particulares y, en ese sentido, estandarizar la plataforma de impresión resulta una alternativa inviable.

- -

Además, según el entrevistado, los equipos –al margen de su sistema base– tienen que satisfacer el criterio de la integración, lo que facilita la operación de la plataforma tecnológica total. "Al buscar el mayor nivel de funcionalidad, se descubrió que trabajando con varios proveedores era posible obtener las respuestas adecuadas en términos de calidad, productividad, relación costo/precio y capacidad para controlar perfectamente los activos informáticos. Este último aspecto resultaba fundamental, ya que las impresoras del banco están sujetas a una gran movilidad dentro de las instalaciones, y eso no tiene que impedir el control absoluto sobre los bienes", comenta Castillo.

- -

En ese sentido, la convivencia entre sistemas de impresión no causa preocupación en la institución bancaria. De hecho, al producir las formas de pago que usan los clientes, Banamex recurre a herramientas de matriz de punto (de Epson). "Para crear esos documentos, la empresa cuenta con un poco más de 700 equipos en las ventanillas.

- -

La tarea no es muy complicada. Hasta el momento, la tecnología de matriz es la que ofrece la mejor relación costo/beneficio", dice el entrevistado.

- -

Por otro lado, las impresoras ya no son simples dispositivos periféricos. Los equipos ahora incluyen muchas capacidades de conexión en red, lo que permite ubicar a los sistemas como un componente más de una solución empresarial integral. En el campus Estado de México del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), con la ayuda HP de México, se creó un novedoso sistema para optimizar los recursos de impresión.

- -

"El año pasado se instaló un nuevo esquema. La solución está basada en una tarjeta inteligente. Gracias a la tecnología instrumentada, la institución ahora tiene un mayor control sobre los trabajos que imprimen los alumnos", dice Francisco Camargo, director de Informática del plantel.

- -

Los alumnos del campus utilizan un monedero electrónico, el cual usan para pagar sus servicios de impresión.

- -

La tarjeta tiene un límite de crédito y se puede recargar. "La solución se sustenta en un contrato de outsourcing con HP; el proveedor diseñó el proyecto y brinda la atención a los estudiantes. Las impresoras, los consumibles, el personal de soporte, así como los dispositivos electrónicos para recargar las credenciales, son propiedad de HP", explica el entrevistado.

- -

El esquema que emplea el ITESM incluye un centro de impresión equipado con 30 dispositivos, tres módulos de crédito –donde se deposita efectivo para habilitar la credencial– y casi 200 lectores de tarjetas inteligentes para que los estudiantes puedan imprimir desde los nodos distribuidos a lo largo del campus; aunque el documento se recoge en el centro de impresión.

- -

"La escuela ahorra más de 300,000 impresiones de desperdicio. Los alumnos estaban acostumbrados a imprimir trabajos indiscriminadamente, los cuales no recogían o reproducían varias veces, ya que no les costaba. Hoy tienen que administrar la tarjeta y el número de impresiones que genera. En alguna ocasión se hizo un estudio y se descubrió que hasta las empresas familiares venían a imprimir aquí sus trabajos", añade el directivo del ITESM.

- -

Bajo este esquema, los usuarios imprimen documentos desde las 700 computadoras del campus y desde las 6,000 laptop que utilizan para enlazarse a la red. Todos los nodos de la plataforma de conectividad –2,500– pueden conectarse al centro de impresión. "Cada copia cuesta $1 peso. En realidad los estudiantes no gastan mucho dinero, ya que buena parte de las materias están basadas en medios digitales y no utilizan papel. La solución ha cumplido con las expectativas. El siguiente paso será ampliar la impresión distribuida a todos los nodos de la red y así incluir a las áreas administrativas y no sólo a los estudiantes", comenta Francisco Camargo.

-

Newsletter
Ahora ve
Theresa May activa el proceso para empezar el ‘brexit’
No te pierdas