El paraíso de los fondos

Los inversionistas globales están haciendo fila para formar parte de los fondos de cobertura brasileños, los cuales se presentan como atractivos y maduros.
Alexander Ragir / Bloomberg

Los altos rendimientos de Hedging Griffo durante la última década han encabezado los fondos de cobertura en el país más grande de América Latina, y otros fondos brasileños, muchos de los cuales siguen abiertos a nuevos inversionistas, no están tan lejos. Los estadounidenses y los europeos están empezando a darse cuenta. El índice de fondos de cobertura nacionales latinoamericanos Eurekahedge, 90% del cual está constituido por empresas brasileñas, tuvo un rendimiento anual promedio de 20% de 2001 a 2010, el mejor en todas las regiones del mundo, según Eurekahedge.

La ironía es que las estrategias de comercialización de los fondos de cobertura brasileños son similares a las de los fondos mutuos. Los gerentes brasileños invierten casi todo su dinero en bonos y acciones. Los entes reguladores brasileños llaman a los fondos de cobertura  firmas multimercado, o firmas multiestrategia para diferenciarlas de los fondos mutuos. A diferencia de los fondos de capital no regulados de Estados Unidos, los fondos de cobertura de Brasil reportan diariamente los valores de sus activos a los organismos reguladores. También tienen que revelar  información sobre sus acciones y generalmente tienen que ser capaces de reembolsar los fondos  dentro del plazo de días en los cuales los inversionistas solicitan su dinero, con lo cual se les inhibe de realizar muchas apuestas riesgosas.

Los fondos brasileños han sido rentables porque, en los últimos 10 años, los bonos y acciones del gobierno han superado el rendimiento de la mayoría de los índices del mundo. La austeridad fiscal, las exportaciones récord y los ingresos en alza han alimentado este auge. Un bono del gobierno brasileño a dos años tiene una rentabilidad anual promedio de 17% desde 2001. El índice de acciones Bovespa de Brasil creció 16% por año en ese periodo, en comparación con un alza de 1% durante todo ese lapso para el Índice Standard & Poor's 500. A nivel global, los fondos de cobertura tuvieron un alza de 11% anual en el mismo periodo.

Los nuevos ricos

La economía de Brasil creció 7.5% en 2010, registrando su ritmo más rápido en dos décadas. El acalorado crecimiento está generando una nueva clase de inversionistas adinerados. De 2006 a 2009, 38,000 brasileños se hicieron ricos en dólares estadounidenses, esto es, 26 nuevos millonarios por día, según el reporte de riqueza mundial (World Wealth Report) del Bank of America. En octubre, el fondo de cobertura Highbridge Capital Management, con base en Nueva York y controlado por JPMorgan, invirtió una cantidad no revelada para adquirir lo que se dice es una participación mayoritaria en la empresa de gestión de fondos Gavea Investimentos de Río de Janeiro. Durante el año pasado, analistas brasileños, operadores y ex banqueros de inversión han abierto 31 nuevos fondos de cobertura, de acuerdo con datos de la consultora Economatica. Al 11 de mayo, el país tenía 462 fondos de cobertura.

A medida que se expandió la economía, el exceso de dinero incentivó la aceleración de la inflación, junto con un aumento de 39% en el valor del real contra el dólar, durante los dos años que finalizaron el 29 de abril. Los bonos brasileños se recuperaron y en 2009 la nación recibía una calificación de inversión de primer nivel  por primera vez en su historia. Hasta mayo de este año, el banco central de Brasil había elevado su tasa overnight de préstamo bancario tres veces, a 12%, en un esfuerzo para calmar el auge. El fortalecimiento de la moneda y la inflación más acelerada generan dudas sobre si el rendimiento se podrá mantener al mismo ritmo, dice Jim ONeil, presidente de Goldman Sachs Asset Management de Londres.

La estrategia habitual de los fondos de cobertura brasileños, conocida por los gerentes y operadores de fondos, como el Kit de Brasil, por su simpleza, incluye aproximadamente 66% en bonos y casi todo el resto en acciones, junto con algunas apuestas en divisa o en tasas de interés brasileñas, según se reporta en los archivos de los entes reguladores. Los inversionistas pagan a los fondos de cobertura latinoamericanos las mismas comisiones que se pagan en Estados Unidos y Europa. Los fondos cobran en promedio 1.88% por los activos y 20% por las ganancias.

Los brasileños ricos exigen que los gerentes de fondos mejoren constantemente la rentabilidad de sus inversiones con respecto a los bonos del gobierno, señala Marcelo Mesquita, cofundador de Leblon Equities Gestao de Recursos, empresa de administración de fondos de cobertura y de capital privado de Río.

Muchos gerentes de fondos están tan preocupados por seguir las ganancias de los bonos que pierden las mejores oportunidades de capital, dice. No se les debería pagar el dos y el 20 si no están asumiendo riesgos, dice Mesquita. Usted le paga a alguien para que evalúe los riesgos para así poder obtener mayor rentabilidad.

Los estrategas tienen pocas opciones con las acciones brasileñas. Hay 467 compañías que cotizan en la Bolsa de Valores Bovespa en comparación con las 5,700 que operan en Estados Unidos.

Brasil está al frente

Diez acciones constituyen 50% del valor de mercado del índice Bovespa. Esto limita las opciones de los gerentes de fondos, dice Tony Volpon, estratega para América Latina de Nomura Holdings en Nueva York. Están atrapados en una caja pequeña, señala Volpon. Por lo tanto es difícil diferenciarlos entre sí porque todos hacen lo mismo.

Esto no es un tema de preocupación para muchos inversionistas. César Stange, socio de Gaia Capital, una empresa de administración de capital de Buenos Aires, dice que  desde hace siete años invierte el dinero de sus clientes en fondos de cobertura brasileños. Es más pequeña la variedad de estrategias, pero hay algunos gerentes sumamente inteligentes, comenta.

Algunos gerentes brasileños han optado por tomar más riesgo incorporando sus fondos de cobertura de fuera de Brasil. Esto les permite sortear las regulaciones del gobierno. Tarpon Investimentos, con sede en São Paulo, pone su dinero principalmente en acciones de empresas con sólido potencial de crecimiento, dice José Carlos Magalhaes, quien fundó esta empresa en 2002, cuando tenía 24 años. Los inversionistas de su fondo offshore acuerdan permitir a Tarpon conservar su inversión por dos años. El fondo ha superado a muchos fondos de cobertura de Brasil durante los últimos nueve años. El Tarpon HG Fund-A generó retornos anuales de 30% desde 2005 a 2010, logrando el primer lugar en el ranking de Bloomberg Markets de fondos offshore  brasileños  de más de 1,000 MDD.

Desplazando a EU

El mes pasado, Gerdau de Brasil, la mayor acerera de las Américas, eligió tres bancos brasileños para que administraran su venta de acciones. Empresas estadounidenses, como JPMorgan o Citigroup, que anteriormente habían liderado los acuerdos de la empresa, no fueron parte de estas operaciones.

Cuando el revendedor de electrónica y muebles Magazine Luiza realizó una oferta pública inicial en abril que recaudó 586.7 MDD, le pidió al Banco Itau BBA, la unidad de banca de inversión del banco de préstamos más grande de Brasil, que liderada el acuerdo. Los bancos con sede fuera de ese país no fueron convocados.

Los bancos brasileños están atrayendo algunos negocios que antes eran de sus colegas estadounidenses. Las empresas extranjeras que buscan comisiones por sus actividades bancarias de inversión se enfrentan a una dura competencia. Los participantes locales están financiando más acuerdos, mejorando las relaciones con sus inversionistas, contratando a ejecutivos expertos y ofreciendo servicios que antes eran sólo ofrecidos por bancos globales.

La fortaleza de los bancos brasileños de inversión es inusual en los mercados emergentes, dice Christopher Harland, responsable de América Latina para Morgan Stanley. No existen muchos mercados en los cuales haya estos competidores afianzados, fuertes y bien capitalizados, comenta Harland, quien reside en Nueva York.

En 2010, los emisores vendieron una cifra récord (290,700 millones de reales o 180,000 MDD) en acciones e inversiones de ingreso fijo en comparación con los 107,200 millones de reales vendidos el año pasado, según la asociación de bancos de inversión Anbima. Las ofertas del año pasado incluyeron 70,000 MDD de la venta de acciones de la empresa petrolera estatal Petroleo Brasileiro, la mayor venta de acciones registrada hasta ahora, para la cual el Itau BBA actuó como coordinar global conjunto. En 2010, Brasil tuvo 143 fusiones y adquisiciones por un total de 84,800 MDD, registrando la cifra más alta desde 2006, de acuerdo con Anbima.

BTG Pactual y Banco Bradesco BBI (las empresas que gestionaron la venta de acciones de Gerdau) mantienen el control sobre las ofertas de capital y acciones.

Goldman Sachs Group no ha integrado la lista de los 10 mejores en ninguna categoría desde 2008, luego de una etapa durante la cual era el principal asesor para acuerdos transfronterizos de fusión. Andrea Rachman, vocera de Goldman Sachs en Nueva York, no quiso hacer comentarios al respecto.

Jean-Marc Etlin, vicepresidente de Itau, al cual se integró en 2005 luego de trabajar para UBS AG y después de haber iniciado su carrera en JPMorgan una década antes, no tiene planes de disminuir su ritmo de trabajo. "El trabajo en la banca de inversión en Brasil es como correr un maratón. Vamos a toda velocidad todo el tiempo".

Con look de la casa

Magalhaes, mejor conocido como Zeca, tiene un estilo informal para la oficina como la mayoría de los gerentes de fondos de São Paulo. La vestimenta habitual es una camisa azul con las mangas arremangadas y jeans Diesel o un pantalón negro.  En Río, algunos estrategas trabajan vestidos con ropa de playa, dice Claudio Andrade, cofundador del fondo de cobertura Polo Gestao de Recursos. "Trabajamos duro", comenta.

Independientemente de dónde estén inscritos los fondos de cobertura brasileros, ninguno colapsó durante la crisis financiera global que se inició a fines del año 2007, asegura María Helena Santana, presidenta de la agencia reguladora Comissao de Valores Mobiliarios de Río. Esa crisis provocada principalmente por los 2.5 billones de dólares que los bancos, compañías de seguros y fondos de cobertura mantenían en deuda subprime, provocó que colapsaran 2,494 fondos a nivel global entre 2008 y 2009, según Hedge Fund Research.

A diferencia de Estados Unidos, Brasil exige a los gerentes de fondos que reporten a compañías independientes de evaluación de riesgo sus operaciones a veces cada semana. La compañía de evaluación más frecuentemente usada es el Bank of New York Mellon. Lo que hace la diferencia es la mayor transparencia, dice Luis D'Amato, responsable de productos institucionales de Hedging-Griffo. En Estados Unidos, cada vez que se revelaba la información, era demasiado tarde.

Algunos fondos de cobertura europeos y estadounidenses están siguiendo el estilo brasileño. La Comisión Europea está empleando regulaciones similares a las de Brasil para una nueva clase de fondos de cobertura conocidos como UCITS (garantía para la inversión colectiva de títulos transferibles). Las normas para los UCITS exigen que los gerentes reporten sus holdings de inversión y que limiten el uso de préstamos para comprar títulos. Estos fondos deben permitir a los clientes que dispongan de sus activos en un día. El año pasado, los UCITS se triplicaron en activos, a 90,500 MDD.

Paulson & Co., de John Paulson, con base en Nueva York, y Winton Capital Management, de David Harding, son algunos de los fondos de cobertura que comenzaron a operar los UCITS el año pasado. Los fondos están registrados en Europa.

Las leyes brasileñas obligan a los gerentes a estar más alerta de los riesgos, dice Luiz Paulo Parreiras, de Hedging Griffo. Luis Stuhlberger fundó el fondo de cobertura Verde en 1997. Cuatro años después, el analista Parreiras empezó a trabajar con Stuhlberger como pasante recién graduado de la Universidad de São Paulo con el título de ingeniero. En 2007, Credit Suisse Group AG, con sede en Zurich, adquirió una participación mayoritaria en Hedging-Griffo por 421 millones de francos suizos (363 MDD).

Hedging-Griffo, el mayor fondo de cobertura de Brasil, se diferencia de los otros por su largo historial, precisa Parreiras. El fondo Verde es uno de los más antiguos del país. Ha logrado sobreponerse a varias crisis.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los fondos más nuevos y más pequeños han tenido un éxito similar. Tarpon, de Zeca, es uno de ellos. A los 17 años, Zeca, que tenía un primo operador de bonos,  empezó a poner sus ahorros en acciones. "Empecé con 1,000 dólares, luego con 5,000, luego con 20,000, y después con 50,000", cuenta. A medida que él ganaba dinero, empezó a convencer a su familia y amigos para que le permitieran administrar su dinero.

Un fondo más nuevo y exitoso es Leblon Equities, que comenzó a operar justo el mismo mes del colapso de Lehman Brothers, en septiembre de 2008. Farallon Capital Management con sede en San Francisco, que administra 20,000 MDD, analizó este fondo brasileño y no se desalentó al ver las caídas en los mercados de valores del mundo. Compró una participación de 12% en Leblon cuatro meses después de que abriera la firma. Al 11 de mayo, la empresa administraba 350 MDD sólo en acciones, superando los 10 MDD de cuando se inició, explica Mesquita, cofundador de Leblon. "El capital está donde está el crecimiento en Brasil, y si usted tiene un buen proyecto, ahí está el dinero", remata el ejecutivo.

LOS REMPLAZOS
Los bancos brasileños han ocupado el lugar de los asesores financieros de Estados Unidos. Goldman salió de la lista de los 10 principales asesores después de 2009.
Pos. 2008 2009 2010
1 NM Rothschild Credit Suisse Banco BTG Pactual
2 Banco Itau BBA JPMorgan Credit Suisse
3 JPMorgan Banco Bradesco BBI JPMorgan
4 Goldman Sachs Banco Santander Morgan Stanley
5 Credit Suisse Banco Itau BBA Bofa Merrill Lynch
6 Citigroup Morgan Stanley Banco Espirito Santo
7 Banco Bradesco BBI Banco BTG Pactual Caixa Geral de Depositos
8 UBS Pactual Banco de Brasil Banco Santander
9 Morgan Stanley Banco Votorantim Banco Itau BBA
10 Merril Lynch Estater NM Rothschild
Fuente: Anbima.
HACEN LA DIFERENCIA
Los fondos de cobertura en Brasil presentan mayores ventajas que los de EU:
Comparativo Brasil Estados Unidos
Regulaciones Se requiere que los fondos de cobertura informen sobre sus holdings, reporten diariamente el valor de sus activos netos y cumplan con los pedidos de reembolso a veces en unos cuantos días. No existen muchas restricciones para los fondos de cobertura, y la mayoría de los fondos sólo permiten hacer reembolsos o suscripciones dentro de un mes o varios meses.
Composición de los fondos Cerca de 66% en bonos, la mayor parte del resto en acciones, y unas pocas apuestas en las tasas de interés de Brasil y movimientos de divisa. Una combinación de derivados, ventas cortas, inversiones en acciones y otras operaciones no reveladas.
FUENTE: Anbima.
Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×