El paso elegante

-

Los zapatos especiales para golf se pusieron de moda hace unos 70 años. Antes de eso, los golfistas usaban botas habituales. Muchos caballeros utilizaban polainas sobre las pantorrillas y los tobillos. La mayoría de las damas, por su parte, vestían botas altas abotonadas (cabe señalar que los gentiles de envergadura menor calzaban botas de trabajo o de campo).

- En la década de los 30 apareció un producto especial con suela de goma; de la mano, llegó también el primer calzado con clavos. Originalmente los spikes eran cortos y se sujetaban a la suela. Sin embargo, pronto se hizo evidente la importancia de los clavos reemplazables, porque algunos se gastaban con mayor rapidez que otros. Más tarde se introdujeron los zapatos con clavos de caucho, muy útiles en terrenos duros.

- La mayoría de los zapatos tienen cabezada de piel impermeable y suela sintética. Algunos están aislados contra el frío. Muchos tienen clavos especiales ligeros (los más resistentes tienen cabeza sintética y de doble densidad). Las cualidades más importantes de los zapatos de golf son la flexibilidad, la comodidad y la impermeabilidad.

- Ya en el momento del golpe, es preciso colocarse sobre el piso con firmeza y mantener un buen equilibrio, especialmente cuando el swing es potente, pero también debe haber fluidez en el movimiento de los pies. No se pierda la próxima columna… ¡Fore!

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×