El perdurable negocio de lo desechable

PI Mabe, fabricante de pañales desechables y toallas femeninas, se apuntala en el norte.
JP

Los artículos que tienen una utilidad efímera han probado, sin embargo, ser un negocio sólido y duradero.

-

Muestra de ello es el crecimiento experimentado por PI Mabe, empresa mexicana que inició con una modesta instalación y que ahora acaba de inaugurar en Tijuana una planta en la que invirtió $35 millones de dólares. Con ello espera ampliar su presencia en el noroeste del país y apuntalar su crecimiento en Estados Unidos.

-

Para capitalizar las ventajas que le ofrece la ubicación de su fábrica, la firma estableció una alianza con Recline, productora de toallas húmedas desechables en el vecino país, que pondrá a disposición de la compañía mexicana su red de distribución.

-

Mientras avanza a paso firme hacia el mercado estadounidense, la empresa tiene la mira puesta en aumentar su presencia en América Latina –ya dispone de plantas en Brasil, Colombia y Argentina y oficinas comerciales en Chile–, la Península Ibérica y Asia, para hacer crecer su distribución, que hoy abarca 37 países.

-

Los sellos comerciales de PI Mabe representan las dos terceras partes de sus ventas (unos $160 millones de dólares). El resto ($80 millones de dólares) proviene de la comercialización de productos de marca propia que vende a la mayoría de las cadenas de autoservicio del país y del extranjero.

Newsletter
Ahora ve
Escocia sigue los pasos de Londres y busca su independencia
No te pierdas