El pollo loco <br>¿McDonald´s tropical

Fundado en Sinaloa, pero poco conocido en México, el consorcio restaurantero es ya un titán en Est

Todo comenzó cuando Juan Francisco Ochoa Zazueta decidió comercializar la receta de pollo asado creada por su madre, doña Conchita. Así, en enero de 1975, en Guasave, Sinaloa, abrió sus puertas el primer restaurante El Pollo Loco. Con una inversión inicial de $15,000 pesos (que en esos años equivalían a unos $2,000 dólares) y dos trabajadores, Juan Francisco (mejor conocido como “Pancho”) fundó lo que hoy se ha vuelto famosa cadena restaurantera internacional. Junto con él estaba Flérida, su esposa, encargada del aspecto administrativo del negocio.

-

Dos años después, Jaime, un hermano radicado en San Luis Potosí, decide probar suerte instalando un restaurante provisional en la feria del estado. Gracias a la inusitada aceptación que tuvo, en 1977 se inauguró la segunda sucursal en esta ciudad y no pasó mucho tiempo para que ambos hermanos se dieran una idea del crecimiento que podría tener el negocio. Pancho y Jaime decidieron registrar la marca, diseñaron un logotipo y con el resto de sus hermanos y otros familiares comenzaron a darle forma a la cadena.

-

Antes de que la década terminara ya habían abierto en Guadalajara la tercera sucursal y a mediados de 1980 iniciaron su incursión en el mercado de Estados Unidos, asociándose con dos -inversionistas más. En diciembre de ese año nació El Pollo Loco de Los -Angeles, California, que alcanzó un éxito similar al de México. Por ello, 10 meses después se abrió un segundo punto de venta.

-

Fue entonces cuando la firma res­taurantera Denny’s adquirió el derecho de explotar la marca de los hermanos Ochoa en Estados Unidos. Hoy, existen 230 sucursales de El Pollo Loco en ese país. Pero los éxitos internacionales no quedaron ahí. En 1987, asociados con Denny’s, los hermanos Ochoa abrieron otra sucursal, esta vez en Tokio, Japón. Desde entonces, en aquellas latitudes han crecido hasta sumar actualmente 13 sucursales. Además de Japón, existen restaurantes en Filipinas, Malasia y Singapur.

-

Las oficinas centrales de El Pollo Loco se encuentran en Monterrey; Laredo, Texas, funciona como segunda sede. Antes de la apertura de las sucursales en Malasia y Singapur, el personal contratado para operarlas siguió un programa de entrenamiento de seis meses, el cual se llevó a cabo en las instalaciones localizadas en esta ciudad fronteriza. Los planes de los hermanos Ochoa son expanderse hacia Centro y Sudamérica y otras plazas más lejanas, como Israel y Hong-Kong. Para el año 2000, el objetivo es haber instalado 50 restaurantes más, que se incorporarían a una cadena mundial que hoy suma más de 250 establecimientos.

-

¿Cuál es el secreto del éxito? “Un pollo marinado a base de aderezos y condimentos, reposado en fruta fresca del trópico mexicano, asado a la parrilla con temperaturas controladas.”

-

En la actualidad, los cinco hermanos Ochoa —Juan Francisco, Jesús Enrique, Jaime, José y Jorge— forman el consejo administrativo de la cadena.

-

Por cuenta propia, Juan Francisco es también el propietario de otro restaurante con gran aceptación entre la comunidad de esta ciudad fronteriza: el Taco Palenque, que abrió sus puertas en julio de 1987 y ya cuenta con una sucursal y con un restaurante en Cancún, México, que opera bajo el formato de franquicia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Según Juan Francisco Ochoa hijo, gerente de Taco Palenque en Laredo, el plan es que en dos años abra sus puertas otra sucursal en McAllen, una más en Laredo y, tal vez, otra en Monterrey.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×