El regreso al trueque

Grandes y pequeñas empresas se reencuentran en el siglo xxi con la forma más antigua de comercio.
Feike Tycho de Jong

La palabra trueque parece un anacronismo. Evoca imágenes de mercados rurales -y economías prehistóricas. Pero en México, la falta crónica de crédito y -liquidez ha logrado revivir la antigua práctica como si se tratara de la -Mesopotamia de hace más de 20 siglos. El trueque entre empresas ocurre y es una -herramienta eficaz para realizar actividades corporativas en tiempos difíciles. -Según Tradex, una intermediaria en el intercambio de mercancías, su volumen se -ha duplicado anualmente desde 1999.

- “Las redes de trueque surgen cuando el sistema monetario falla”, comenta -James Stodder, investigador de Renselaer, escuela de management en los -Estados Unidos. “Si el sistema monetario no logra colocar dinero donde es -necesario por medio de créditos, las redes de trueque surgen para llenar el vacío.” -Tradex ya tiene 2,500 empresas suscritas y manejó un valor de $40 millones de dólares -durante el ultimo año, según su director, Jack Lopata.

- “Las empresas de México tienen problemas crónicos de liquidez,” dice -Lopata. “La situación económica de los últimos años y la falta de crédito -agravan el problema. Es una oportunidad para el trueque: cuando las firmas no -pueden pagar en efectivo y lo hacen con mercancías o servicios.”

- Bartertrust, una red mexicana de trueque con 1,800 clientes, también registró -crecimiento según Ricardo Kahwagi, ejecutivo de la firma. “No sólo es la -situación económica, también las empresas tienen más confianza en las redes -de intercambio”, explica.

- Había una vez
-
Las redes de trueque siempre han existido. Sus inicios se pueden rastrear -durante un colapso del sistema monetario causado por recesiones. Una de las más -antiguas, GIR —una red suiza de intercambios— surgió después de la crisis -bursátil de 1929. GIR funciona como un banco, otorgando sus propios bonos a -cambio de mercancías. Sus clientes pueden comprar artículos de otros afiliados -con esos bonos. A fines de 2003 tuvieron un balance de $1,850 millones de dólares.

-  Las redes de trueque son conocidas como contracíclicas, lo que -significa que florecen en la adversidad económica. Durante las recesiones hay -capacidad no utilizada “y este es nuestro negocio,” reconoce Lopata.

- Tradex funciona básicamente por medio de bonos de intercambio que se otorgan -a cambio de productos de sus miembros. La empresa cobra 10% en efectivo del -valor de la transacción por dar el servicio. Según la Asociación -Internacional de Organizaciones de Trueque (IRTA), el valor de las mercancías -que pasaron por las manos de sus miembros en 2001 fue de $7,800 millones de dólares, -pero la cantidad ha crecido en los últimos años.

- “Las condiciones para que el trueque siga floreciendo persisten,” dice -Krista Vardabash, vicepresidenta de IRTA. “Todavía hay sobrecapacidad y una -economía mala.” Según IRTA aproximadamente 75% de este volumen es trueque -corporativo.

-  La diferencia entre éste último y el trueque minorista es que las -organizaciones de intercambio corporativo toman posesión de la mercancía o -sobre– capacidad y pagan con bonos, mientras que las redes de trueque -minoristas, como Tradex, son intermediarios,  aunque también operan por -medio de bonos.

- Con los documentos de cambio pueden comprar insumos de otras empresas que han -intercambiado servicios o mercancías que les sobraron: muchas veces son -servicios publicitarios.

- Actividad complementaria
-
“No es una alternativa a la economía regular, más bien es  un -complemento”, comenta Lopata. “Intentamos subir las ventas 10% por medio de -intercambios, es una forma de aprovechar la capacidad no utilizada.”

- Tradex funciona como intermediario entre sus miembros ligando oferta a -demanda y resolviendo problemas de paridad  entre productos, pues cada -quien quiere el mejor valor para lo suyo. Los sectores más importantes que -maneja la empresa son publicidad, hotelería, bienes raíces,  construcción -y recientemente también el pago de deuda.

- “Estamos lanzando un servicio de pago de deuda”, añade Lopata. “Se -pueden pagar las deudas con mercancía. La idea es que las empresas usen su -capacidad excedente para resolver problemas de liquidez.” Entre las firmas que -han usado este servicio están ICA y Tribasa.

- Otro cliente importante de Tradex es Grupo Cultural ICEL, un sistema de -escuelas con 20,000 alumnos que ha otorgado un valor de $4.9 millones de pesos -en becas por medio de Tradex. “Normalmente los becados son empleados de -empresas que lo usan para capacitación” comenta Jorge Nacer, director general -de ICEL.

- “Nosotros usamos los bonos de intercambio para comprar muebles, publicidad, -materiales de construcción e insumos para el uso de las escuelas.”  Así -se generan fondos a partir de lo que normalmente son espacios vacíos en los -salones de clase.

- “El sistema no es el mismo que con efectivo,” añade Nacer. “Hay más -negociaciones y búsqueda de oportunidades, pero funciona”. Grupo Editorial -Expansión realiza un proceso similar con Tradex.

- “Las redes de trueque son intermediarias para resolver problemas en los que -dos partes tienen mutuo interés, no se puede vender a todos como con dinero -normal,” comenta Stodder. “En la teoría económica ortodoxa, el trueque es -visto como ineficiente por el esfuerzo que los comerciantes tienen que hacer -para buscar compradores.”

- Los incas manejaban su comercio por medio de una red de almacenes llenos de -productos sin necesidad de transacciones monetarias.

- Stodder especula que las condiciones modernas con precios bajos de transporte -y la posibilidad de ofrecer productos por internet están creando un sistema -parecido al de los incas. Aunque eso implicase el colapso total del sistema -monetario.

- “Vemos muchas posibilidades en este negocio,” ironiza, sonriendo, Lopata.

Ahora ve
Daddy Yankee alza la voz y pide a Estados Unidos ayuda para Puerto Rico
No te pierdas
×