El regreso del cine

-
Jesús Hernández

El panorama en los años 90 era de terror. Pero a partir de 1995, como un nuevo Frankenstein, el negocio de la exhibición cinematográfica resurgió de los despojos en los que lo habían dejado años de control estatal. De 1994 a 2000, a punta de inyecciones anuales de $100 millones de dólares e ideas innovadoras, nuevas compañías mejoraron los servicios de las salas y recuperaron el entusiasmo de los espectadores.

- -

A partir de la introducción del concepto multiplex (complejos de varias pantallas en un solo lugar), cadenas como Cinemex, Organización Ramírez o Cinemark llevaron a las clases medias y altas a los cines. En 2001 la facturación en las taquillas rebasó $5,000 millones de pesos, cifra muy lejana a los $779 millones que captó toda la industria en 1995.

- -

El monstruo ha crecido tanto que los exhibidores ya temen por la seguridad de sus intereses. Dispuestos a pelearse cada espectador, instalaron salas unas frente a las otras en algunas zonas del país y, en consecuencia, la audiencia por compañía ha disminuido. Así pues, tendrán que hacer un nuevo ensayo de imaginación e ingenio para que el revivido Frankenstein siga en desarrollo sin acabar con el negocio.

-

Newsletter
Ahora ve
Björk presenta en México exposición con realidad virtual
No te pierdas