El sí de Blair

Da un primer paso y condona deuda de países pobres.
Témoris Grecko

Aunque no consiguió flexibilizar la posición de los países más ricos, Gran Bretaña sentó un precedente que podría abrir camino a una solución futura para el problema de los países pobres altamente endeudados (HIPC, por sus siglas en inglés). Gran sorpresa causó el hecho de que el titular del Tesoro británico, Gordon Brown, anunciara la anulación unilateral de la parte que le corresponde a Londres (aproximadamente 10%) de la deuda de los HIPC con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

- “Nos lanzamos solos hoy, pero llamo a otros países a seguir este ejemplo”, dijo Brown, quien además propuso que las reservas de oro del FMI, 103.4 millones de onzas que están tasadas a precios de 1971, sean reevaluadas a cotización actual y vendidas, con lo que se podrían conseguir unos $32,000 millones de dólares para pagar la deuda de los HIPC.

- Desde 1996, el FMI y el BM impulsan la iniciativa HIPC para salvar a los países con una deuda fuera de control,  pero la aspiración se limita a hacer que los débitos sean manejables y en ocho años sólo se ha logrado reducir la deuda total de los HIPC de $100,000 millones de dólares a $90,000.

Newsletter
Ahora ve
La estrategia de Rusia para presuntamente controlar a los medios
No te pierdas