El sol sale para todo

La incorporación de energía solar representa una alternativa de inversión que, si bien aún es co
Josefina Raya López

Al ritmo actual de consumo, los combustibles fósiles –el carbón y los hidrocarburos– llegarán a su fin en unos 160 años. Otras alternativas energéticas, tales como las mareas y geotérmica, son ahora poco utilizables por sus características de generación.

-

La fusión nuclear –realizada a partir de los átomos de -deuterio y tritio– es al parecer la única fuente ilimitada de energía, pero aún no se ha logrado producirla de manera controlada; por otra parte, la fisión –realizada sobre todo a partir del uranio– resulta ser altamente peligrosa en materia ambiental, por la toxicidad de sus residuos radiactivos. Diversos estudios establecen que ninguna de las alternativas anteriores podría satisfacer por sí sola las necesidades energéticas del hombre en un entorno cada vez más complejo, por lo que se sugiere una combinación de ellas.

-

En todo caso, hay algunos que no han olvidado ver al cielo. Y ahí han encontrado la fuente no sólo de mitologías, sino de una energía que por miles de años más seguirá emanando sus bienes: el sol. En estos tiempos de escasez, resulta especialmente atractivo un mayor uso de la energía solar.

-

En México se ubican algunas regiones con uno de los promedios de radiación solar más altos del planeta, particularmente en Sonora y Baja California. Pero en general la mayor parte del país tiene zonas propicias para instalar centrales de energía solar, que implicarían la sustitución de combustibles fósiles y, por ende, una menor emisión de contaminantes al ambiente –gases que propician, entre otros, el efecto invernadero–, así como una reducción importante en los riesgos para los trabajadores que tienen que manejar combustibles peligrosos.

-

Manuel Martínez Fernández, director del Centro de Investigación en Energía (CIE), afirma que si bien la inversión inicial en instalaciones de tecnología solar es -relativamente costosa, distintas investigaciones realizadas por especialistas muestran que los ahorros en consumo de combustible y en costos de mantenimiento se traducen en ganancias netas durante la vida útil del equipo, superior a los 20 años.

-

En México, el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), los institutos de Ingeniería y de Investigaciones Eléctricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y, desde luego, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) son algunas de las instituciones que, junto al CIE (también dependiente de la principal casa de estudios del país), han destacado por su labor en investigación básica y aplicada del uso de la luz solar y por el desarrollo tecnológico que de ella se deriva.

-

SOL Y PRODUCCIÓN
-
Fernández comenta que entre las diversas tareas del CIE, cuyo antecedente inmediato es el Laboratorio de Energía Solar, está el brindar -asesoría a empresarios de ciertos sectores de la industria interesados en utilizar nuevas fuentes energéticas para mejorar los procesos de producción.

-

Uno de esos sectores es el agrícola, para el cual se realizan análisis económicos y de planeación, con el fin de implantar tecnologías adecuadas y viables, como por ejemplo los silos solares para el secado de granos y semillas, o la refrigeración a través de energía fotovoltaica (que convierte directamente la radicación luminosa en energía eléctrica) para la conservación de leche y demás productos perecederos.

-

Otro caso es el que concierne a la industria de la construcción, en donde se han implantado eficientes sistemas solares para disminuir el consumo de electricidad convencional y del combustible utilizado en la climatización de edificios, casas e inmuebles diversos. Cabe señalar, además, que en Chihuahua existe una amplia infraestructura de sistemas fotovoltaicos para la generación de electricidad para el bombeo del agua que se emplea en los abrevaderos, y en otras regiones los sistemas solares de iluminación aislados, para repetidores de radio y televisión e incluso para boyas marítimas y equipos de telefonía rural también tienen una demanda creciente.

-

El director del CIE señala que Condumex y Módulo Solar son algunas de las firmas que “ya incorporaron en su infraestructura productiva los prototipos y conocimientos resultantes de las investigaciones del Centro”. Y se han establecido vínculos con corporaciones y organismos que contribuyen con financiamiento a los proyectos del CIE. El porcentaje más importante procede del gobierno que, según Fernández, está interesado en facilitar que la tecnología solar sea cada vez más costeable.

-

La Fundación Produce (asociación que estudia mejoras en los procesos productivos del campo mexicano) y Cydsa y Vitro, entre otras empresas, financian también parte de los proyectos que se generan en la institución.

-

Para darse una idea más clara de su aplicación, el curioso puede acudir a algunos lugares de la república donde existe infraestructura con tecnología solar fotovoltaica o térmica –esta última es la que convierte directamente la radiación luminosa en calor–, por ejemplo, para fines de electrificación rural: Zacatepec, en Morelos; Guerrero Negro, en Baja California Sur, y Tuzandépetl, en Veracruz, son algunos ejemplos.

-

De acuerdo con Fernández, existen diversas firmas de ingeniería mexicanas que son capaces de implantar la tecnología, ponerla en operación, darle mantenimiento y capacitar a quienes la manipularán. Como el propio CIE, lo que ellas buscan es darle mayor difusión al uso de la energía solar, posibilitar su producción en gran escala y “avanzar con rapidez en la curva de aprendizaje”, pues se espera que a partir del año 2005 alcance una “mayor competitividad”; para entonces se habrán resumido más de 30 años de experiencia en la investigación de energías renovables y su aplicación al desarrollo industrial.

-

EL CALOR DEL DINERO
-
Para ejemplificar los costos de una de las más usuales tecnologías solares, cabe tomar en cuenta los datos proporcionados por Condumex, cuya área de Energías Alternativas brinda distintas opciones tecnológicas susceptibles de ser comercializadas.

-

Para iluminación doméstica, por ejemplo, ofrece tres tipos de plantas eléctricas solares: la económica, cuyo costo es de $3,916 pesos; la estándar de $5,846 pesos y la gigante, de $8,392.

-

En cuestión de iluminación pública los equipos incluyen desde las fotoceldas hasta los postes, y los precios varían en razón del número de luminarias que se requieran y de los watts de los módulos, -baterías y lámparas. Así, los montos fluctúan aproximadamente entre $11,579 y $22,633 pesos.

-

Para bombeo de agua, Condumex tiene dos sistemas. El más económico, con un costo de $7,110 pesos, puede proporcionar entre 959 y 1,439 litros en un día despejado; el otro permite extraer entre 2,000 y 3,400 litros del líquido, pero ronda los $10,890 pesos.

-

En virtud de su diseño, esta tecnología puede almacenar el calor por periodos relativamente largos, incluso cuando no haya luz solar, como en la noche y en los días nublados.

-

Por la situación económica que se vive en México, generalmente el empresario es reticente a cualquier proyecto que no le permita recuperar su inversión en un periodo relativamente corto. Martínez enfatiza, sin embargo, que hay usos de la energía solar en los que es factible la recuperación de la inversión en dos años o menos; tal es el caso de los sistemas de calentamiento de agua para el proceso industrial de lavado y secado de productos manufacturados con vidrio, por ejemplo, o bien de los sistemas de iluminación y calefacción de albercas, regaderas y baños en hoteles, residencias, restaurantes y complejos deportivos.

-

Encuestas realizadas por diversas cámaras industriales han señalado que el desarrollo tecnológico no es, en este momento, una de las preocupaciones prioritarias del empresariado mexicano. Sin embargo, el director del CIE expresa su deseo de que poco a poco la comunidad empresarial se anime a ponerse en contacto con alguna de las 10 instituciones más importantes en esta materia.

-

Es una realidad que en muchos casos sólo se ve por la supervivencia de las empresas, antes que su adaptación y modernización tecnológica. En este contexto, los investigadores se preguntan cómo podrían inducir el cambio tecnológico para incrementar la productividad.

-

“La respuesta quizá se encuentre en la aplicación de los nuevos estándares internacionales que, aunque no son forzosas para entrar a los mercados, en la práctica sí marcan un nivel de competitividad y productividad de las empresas que las hacen suyas”, dice Martínez, en referencia específica a la norma ISO 14000, la cual consiste en sistematizar la administración de auditorías del medio ambiente, basándose en una planeación, implementación, -verificación y toma de acciones correctivas.

-

Pese a ser estándares voluntarios, cada vez más compañías en todo el mundo requieren el registro y certificación de tales estándares. En México esas normativas jugarán un papel relevante debido a la inclusión del país en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, principalmente en lo que se refiere al ramo de la preservación del medio ambiente.

-

Y es ahí precisamente donde la generación de energía por medios no contaminantes adquiere una importancia especial. Los sistemas animados por energía solar, “limpios” por naturaleza, traerán como consecuencia para quienes decidan adoptarla una mejor imagen pública y comercial, además de los imprescindibles ahorros en los costos de operación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En este punto entran en juego los organismos e instituciones de investigación como la UNAM, donde existe el conocimiento –y esquemas de consultoría a un costo no tan elevado– para apoyar a las empresas que quieran cumplir con la -meta de contar con tecnología eficiente y limpia. “Estamos en la mejor -disposición para realizar esa labor social que tienen las universidades y concretar nuevos y más eficientes esquemas de vinculación empresarial, mediante los cuales se resuelvan problemas reales”, concluye Martínez.

Ahora ve
El de Cristiano Ronaldo y otros empujones famosos en la cancha de futbol
No te pierdas
×