El sueño del CD propio

<I>La Cabina</I>, la franquicia regia que graba a cantantes improvisados.
Norma Lezcano

Cantar bajo la regadera simulando a Whitney Houston, mientras imaginamos que -algún día grabaremos nuestro propio CD, dejó de ser un sueño guajiro. Y esto -sucedió el mismo día que los hermanos regiomontanos Velderrain Díaz -advirtieron que detrás de esa ilusión había un gran negocio.

- Sergio (de 29 años), Federico (27) y Jorge (25) son los creadores de la -marca y franquicia La Cabina. Es un módulo de grabación instantánea, -diseñado y construido a menor escala, pero con la misma tecnología y acústica -que los estudios de grabación profesionales.

- Quien desee tener una pista grabada con su propia voz, encontrará en este -lugar más de 11,000 temas, en todos los géneros y en varios idiomas. Un -monitor de video en donde aparece la letra, conforme evoluciona la canción, -garantiza al aprendiz de intérprete que no tendrá contratiempos. Paralelamente -escucha la melodía por medio de audífonos. El concepto es único en México. -Sus clientes son mamás que traen a sus hijos pequeños que no saben leer, pero -ya se conocen las canciones de Belinda; jóvenes que graban sus demos -para las disqueras, y personas mayores a las que les gusta cantar, “este es el -lugar exacto para cumplir su sueño”, explican los creadores del concepto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El 15 de noviembre de 2002 se inauguró la primera Cabina, en el centro -comercial la Pulga Río, en Monterrey. Fue tal el éxito que un mes después -abrieron la segunda. Hoy, los Velderrain ya franquiciaron tres locales en -Guadalajara, uno en Veracruz y en diciembre llegarán a Culiacán. Los próximos -pasos son llevar la franquicia al DF; desembarcar en Panamá y Bogotá.

- Sergio Velderrain indicó que cada uno de los negocios de su propiedad en -Monterrey tiene una afluencia de 2,800 clientes anuales, que gastan en promedio -$360 pesos (entre grabación, foto y copia del CD). Sólo 20 minutos demanda el -grabado y la copia de hasta tres canciones.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×