El tiempo enjoyado

-

El gran Louis François Cartier fundó, en 1847, el negocio que lleva su apellido. Desde entonces, el arte de la joyería ha sido otro: se ha mezclado con la imaginación y con el espíritu de cada época.

-

La Casa Cartier, como se descubre en la brillante exposición “El arte de Cartier” del Museo de Bellas Artes, ha impuesto la moda con sus característicos diseños. El empleo del platino, el perfeccionamiento de la “guirnalda” –muy usada en la época de Louis XVI–, la consagración de muchos diseñadores, lapidarios y joyeros, o el empleo de las figuras geométricas estilo art déco, al que contribuyó a consolidar depositando toda la belleza disponible en la arquitectura mínima de un objeto cotidiano, son sólo algunos de sus impactos en la historia y en la sociedad.

-

India y el descubrimiento de la tumba de Tutankamón en Egipto originaron líneas basadas en la historia antigua. El uso de la turquesa, el coral o el ónix negro expandieron la creatividad de sus diseñadores. Los juegos de escritorio o el elegante reloj ultraplano de bolsillo causaron furor. También se hicieron famosos los broches Pantera y/o Tigre, que rugían fulgores, o los relojes que –además del tiempo– midieron el buen gusto de sus portadores. Las tiaras, se dice, hicieron reinas a muchas plebeyas, y broches, perfumeros, anillos y collares levantaron la estatura de reyes y reinas de muchas naciones, realzaron la belleza de las actrices más encopetadas o dimensionaron la fortuna de las millonarias más derrochadoras.

-

En los corredores del museo se puede explorar, pieza por pieza, la sensibilidad estética fundida y engarzada en este arte sutil. La prestigiada marca, ahora perteneciente al Vendôme Luxury Group (Dunhill, Montblanc, Lagerfeld y Chloé, entre otros sellos), constituyó en 1982 la Colección de Arte Cartier, que ha reunido mediante la compra directa, o a través de subastas, más de 2,500 obras de joyería de diversas épocas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La muestra incluye el collar serpiente y los broches de cocodrilos –de platino, oro y esmeraldas– engastados para María Félix. Además, suma alrededor de 270 piezas, entre joyas y objetos de uso cotidiano, más 97 dibujos y 26 yesos. Esta selección no sólo ha querido subrayar el paso del tiempo, los cambios del gusto y la perfección del arte joyero, sino la personalidad de los propietarios, quienes quizá las hicieron brillar aún más.

Ahora ve
Diez consejos que hacen que ahorrar sea algo ridículamente sencillo
No te pierdas
×