El verdadero <i>reality show</i> de Tele

El cambio estructural y dos grandes <i>hits</i> televisivos están dejando ya buenos dividendos al m

Después de Big Brother y del Campeonato Mundial de Futbol, todo son sonrisas en Grupo Televisa. Y no es para menos: el corporativo que preside Emilio Azcárraga Jean está escribiendo una nueva historia de éxito –y esos dos eventos la apuntalaron–, que parece comprobar el eficaz funcionamiento de los cambios estructurales iniciados hace un lustro: los márgenes de flujo de efectivo crecen, la utilidad neta aumenta y los ratings y la participación de audiencia de televisión abierta (reportados por IBOPE) suben como la espuma.

-

¿Qué hay detrás de estos triunfos? Ciertamente, una estrategia que empieza a dar frutos, a pesar de las continuas dudas expresadas por diversos analistas financieros, sobre todo en años anteriores. El regreso a la concentración en el negocio básico (la televisión) provocó, de hecho, que el 11 de marzo pasado la agrupación, tras obtener el grado de inversión por Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch, se convirtiera en la primera compañía mexicana en emitir un bono a 30 años en notas senior ($300 millones de dólares a una tasa efectiva de vencimiento de 8.55%).

-

Quizás el evento más notable del cambio de mentalidad en la empresa de medios de comunicación más grande del mundo de habla hispana haya sido Big Brother, que marcó el ingreso de la televisión mexicana al difundido universo de los reality shows. A pesar del boicoteo comercial promovido por A favor de lo mejor, campaña creada por los integrantes del Consejo de la Comunicación, Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez Martínez –director adjunto a la Presidencia– no cedieron a la presión de varias de las grandes marcas y mantuvieron su estrategia de llevar a cabo el programa. Desde el inicio, éste se convirtió en un fenómeno mediático y pronto sociológico: la población mexicana comentó, día con día, los detalles de nominaciones y expulsiones del programa conducido por Adela Micha. Los puntos de audiencia, –que alcanzaron 32.1 en su última semana de presentación– confirmaron el éxito de la táctica, que ahora también ha sido adoptada, con algunas variantes, por TV Azteca (La Academia).

-

Sin duda era necesario introducir un esquema novedoso en televisión, luego de más de un año con un panorama poco alentador en el mercado publicitario y un entorno económico complejo. El mes de la fiesta futbolera llegó con abultados presupuestos bajo el brazo y, en ese sentido, Televisa también logró escribir un capítulo exitoso, que seguramente se verá reflejado en los resultados del segundo trimestre (a reportarse por estos días). De hecho, en su análisis semanal (primera semana de julio) de la industria de medios, Merrill Lynch da por descontado que los números del conglomerado serán muy buenos en este periodo, luego de que capturó 70% de participación de audiencia con el torneo de balompié, contra 50% que registró en Francia 98.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Desde que Azcárraga Jean asumió las riendas de la firma en 1997, y luego de varios movimientos para asegurar su control accionario, Grupo Televisa ha vivido transformaciones continuas, que siempre han apuntado a la consolidación del negocio medular: la televisión, en todas sus modalidades (abierta, cable, restringida), donde aún existe un vigoroso potencial de crecimiento dentro y fuera de México. Los dos grandes aciertos de este primer semestre (Big Brother y el Mundial Corea/Japón) muestran hoy el verdadero reality show de Televisa, que tiene buenos puntos de rating con la comunidad inversionista.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×