El veto a Genomma Lab en España

Al detectar que la empresa mexicana utilizaba publicidad engañosa, las autoridades españolas retir
Carlos Mota

Hacia mediados de septiembre, la agencia Española de Medicamentos interfirió con los planes de crecimiento de la firma mexicana Genomma Lab. Este organismo, en una acción que despertó inquietud en la península ibérica, ordenó retirar de la venta un producto de nombre Asepxia, producido por Genomma Lab, que aparentemente curaba el acné. ¿La razón? La empresa utilizó publicidad engañosa, que enviaba un mensaje de ese producto al público como si se tratara de un medicamento. Pero no lo es.

- Asepxia es un complemento alimenticio y como tal fue registrado ante la autoridad española. No obstante, la empresa instrumentó una campaña de publicidad que utilizaba imágenes acerca de las supuestas propiedades curativas del producto. El resultado no se dejó esperar. La campaña publicitaria se lanzó durante agosto y en septiembre el gobierno español retiró del mercado el producto.

- El problema de Genomma Lab en España es que violó la ley y como en ese país el estado de derecho sí se cumple el gobierno simplemente aplicó la reglamentación correspondiente. Tal acto, en México no ha sido posible, a pesar de que la industria farmacéutica lo ha denunciado ampliamente.

- Nótese que aquí no se cuestiona si Asepxia efectivamente tiene las propiedades que presume. Puede que las tenga, y qué bueno que así fuera. Pero lo que estuvo en juego en España fue la violación a una normativa vigente. Si en el mundo vamos a dar validez científica a productos de origen natural que tienen efectos curativos, pues entonces que se regule positivamente al respecto en todas las latitudes. Pero si no existe prueba que corrobore las propiedades curativas de estos complementos alimenticios, que se retiren del mercado o que se corrija su publicidad.

- No debe haber prejuicios sobre productos que coadyuvan a que mejore la salud del ser humano. No estorban. Sin embargo, cuando en México hablamos del estado de derecho y cómo garantizarlo a inversores extranjeros, precisamente nos referimos a ejemplos como éste. En España la observancia de la ley es más estricta que en nuestro país.

- Ante esto llama la atención la lentitud con la que las autoridades mexicanas han tomado este tema. Haciéndose de la vista gorda, nuestro gobierno observa el enorme gasto publicitario que Genomma Lab y otras firmas similares han derramado hacia las compañías televisivas. Pero ha preferido no hacer nada. Es una pena, porque este ejemplo de incumplimiento de las normas mínimas para hacer publicidad invita a cualquier advenedizo a violar la ley.

- ¿Cuándo aprenderemos a crear empresas de clase verdaderamente mundial y a respetar siempre el estado de derecho?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

*El autor es columnista de negocios. Comentarios: motacarlos@aol.com.

Ahora ve
Millones de cangrejos hacen suyo Google Street View
No te pierdas
×