Elizabeth Tsehai

-
Louise Guénette

Fundadora y Presidente et Communications
37 años

-

Elizabeth Tsehai, de madre mexicana y padre etíope, realiza uno de sus más queridos sueños. Por estas fechas recorre el continente africano en un roadshow para conseguir los fondos iniciales que necesita para cambiar la imagen de aquellas tierras en Estados Unidos.

-

El reto es de talla. Le tomó varios años preparar el terreno que hoy sale a cosechar. “En el contexto africano parecía una idea radical gastar dinero para la publicidad, ahora han descubierto que el gasto se refleja en las utilidades”.

-

Neutralizar las reacciones negativas que algunas personas tienen cuando piensan en África tampoco será fácil. En el momento en que se menciona al continente, la gente trae a la mente palabras como SIDA, hambruna y guerra civil. “Esa imagen se construye por los medios de comunicación donde reinan las noticias malas y se transmiten los anuncios (mostrando la pobreza) pagados por las organizaciones caritativas. Eso es real, pero hay más,” afirma.

-

La emprendedora lleva pláticas avanzadas con tres clientes cuyos productos ya están presentes en los Estados Unidos. Les propone participar en un proyecto piloto de publicidad: juntar varias empresas en una campaña que alterna el reflector para promocionarlas. Los interesados son la asociación de productores de café etíope, la organización de los productores de vinos sudafricanos y African Parks, una fundación de intereses privados y públicos que maneja cuatro parques en diversas naciones.

-

et Communications hará una prueba en una ciudad representativa del mercado estadounidense y luego lanzará una campaña de alcance nacional. El piloto costará unos $3 millones de dólares y la campaña aproximadamente $30 millones. No hay cliente africano que, por sí  solo, puede pagar eso.

-

Tras años de invertir sus propios recursos en la firma, Tsehai ganó el apoyo del conservacionista multimillonario holandés Paul van Vlissingen, quien invertirá si la emprendedora consigue socios.

-

Luego de completar una maestría en Estudios Africanos en la Universidad Johns Hopkins, trabajó 10 años para organizaciones cuyo objetivo era ayudar al continente más pobre del mundo. Pero Tsehai concluyó que las relaciones entre solicitante y donante son terriblemente desiguales, de ahí que prefiera las de negocios, donde las partes se asocian porque a cada una le conviene.

-

Además, el desarrollo económico no se alcanza con la ayuda, sentencia. “Hay que dejar al sector privado hacer lo suyo: crear riqueza al promocionar y vender productos.”

-

A pesar de vivir en Washington mantiene lazos muy estrechos con México gracias a su madre y a muchas amistades. Un día se podrían fortalecer aún más  porque otro de sus sueños es ser catalizadora de mayores vínculos de negocios entre América Latina y África, principalmente a través de México. “Es a largo plazo, pero mis sueños tienden a acelerarse.”

Newsletter
Ahora ve
¿Has soñado con ser una sirena?, una escuela te enseña cómo
No te pierdas