Emily no paga

Empresas afectadas por desastres podrían suspender el pago de sueldos.
Sara Brito

El huracán Emily afectó las nóminas de cerca de 1,000 empresas asentadas en Tamaulipas. Entre 25 y 30% de los empleados de estas compañías presentaron el reclamo de sueldos caídos ante la junta local de Conciliación y Arbitraje, señala Ricardo Castro Garza, del bufete local de abogados Baker & Mckenzie.

- A pesar de que hasta ahora 90% de esos conflictos están resueltos, el fenómeno hidrometeorológico pone el acento en una de las principales carencias de previsión laboral en las compañías mexicanas frente a los desastres naturales, comenta Castro, pues la suspensión de pagos salariales en las empresas afectadas por ellos  está contemplada en la Ley Federal del Trabajo.

- La mayor parte de las compañías no cuenta con este tipo de acuerdos hasta ahora. Es el caso de Cablemás, la segunda operadora de televisión por cable en el país, que con el paso de Emily sufrió daños en su red en Cozumel y Playa del Carmen, por alrededor de $2.3 mdd.

- Aunque la nómina no sufrió alteraciones ni retrasos, Raymundo Miravete Melo, director jurídico de la empresa, reconoce que no hay un acuerdo de previsión laboral en caso de desastre. “Estamos más allá de eso por la fortaleza de la compañía. Hace tres años el huracán Isidoro destruyó 80% de la infraestructura y tampoco en esa ocasión hubo afectación de pagos a empleados”.

- No pueden decir lo mismo los trabajadores agrícolas de Yucatán donde la Secretaría de Agricultura tuvo que destinar más de $400 millones de pesos para recuperar los cultivos, especialmente de papaya y maíz. Tampoco los del Hotel Puerto Aventura, el más afectado por Emily en la Riviera Maya, en Quintana Roo, donde los hoteleros reportaron pérdidas por $170 mdp.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- La solución, explica Castro, es tener un convenio previo entre la empresa y sus empleados, que puede incluir la reposición del tiempo no laborado para recuperar el salario, o bien que otorgue anticipos de vacaciones. Lo importante, señala, es  generar “un clima de confianza en el interior de la empresa”.

- Por lo pronto, las cifras preliminares de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación advierten que Emily dejó pérdidas en la península de Yucatán por $85 mdd, de los cuales sólo $50 millones podrían estar asegurados, mientras que para el noreste los daños ascienden a $110 mdd, de los que $70 millones son susceptibles de recuperación por seguros.

Ahora ve
Latinoamérica tiene mucho por hacer para frenar el acoso sexual, dice la CEPAL
No te pierdas
×