Empresa: 10; socios: a prueba

Es la Sofol líder y quiere salir a cotizar en Bolsa, pero una controversia entre socios la pone a p
David Aguilar Juárez

“Alguna vez preguntó Gandhi en su tierra: ‘¿quién tiró la primera piedra?’ Y nadie le supo responder. Aquí ocurre igual.” Sereno pero contundente, Víctor Manuel Requejo, director general de Hipotecaria Nacional (HipNal), ejemplifica con esta referencia la controversia que hoy existe entre los socios de la firma.

- La empresa es la sociedad financiera de objeto limitado (Sofol) que lidera en México el mercado de los créditos individuales, con 27% de participación. El año pasado llegó a financiar la construcción de más de 60,000 viviendas. Según reconocen los analistas del sector, es la Sofol mejor preparada para enfrentar el fin del financiamiento público, lo que ocurrirá en 2009, cuando las compañías del sector dejarán de fondearse a través de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). Sin embargo, esa madurez alcanzada en su estrategia de negocios hoy parece amenazada.

- Desde hace tres años se desahogan demandas civiles y penales promovidas por Eugenio Minvielle en contra de sus socios Marcos D. Katz, Justino Hirschhorn, Jaime Fasja, Elías Fasja, Carlos Gorshtein, Julio Freiseld, Max Freiseld y el mismo Requejo.

- El demandante, que junto con su familia detenta 30.5% de las acciones de la organización, alega que estos asociados han cometido en su contra una violación de derechos de accionistas minoritarios. Su disconformidad llegó al grado de pedir la nulidad de las últimas 20 sesiones de Consejo de Administración, donde se han decidido los programas de emisión de deuda y las tomas de líneas de crédito, entre otros planes financieros de la hipotecaria. Requejo considera que las posibilidades de que se dé esto son nulas.

- La punta de la madeja
Las diferencias se iniciaron en 1999. Éstas subieron de tono en la sesión celebrada por el Consejo de Administración el 15 de noviembre de 2001, cuando se aprobó la remoción de Minvielle del Comité de Crédito. Luego, el 20 de diciembre de ese mismo año, fue aprobada su destitución del Comité Ejecutivo del Consejo, a partir del 1 de enero de 2002. Finalmente, el 30 de abril de 2003, en la Asamblea General Ordinaria de Accionistas, le fue negado el derecho a designar a miembros del Consejo de Administración (titular y suplente), así como un comisario. Esta progresiva separación de Minvielle de los centros de decisión de HipNal “contraviene el artículo 144 de la Ley General de Sociedades Mercantiles”, indica un vocero del empresario.

- Víctor Manuel Requejo, quien detenta 3% de las acciones de la agrupación, minimizó en diálogo con Expansión la cuestión de que se haya negado a Minvielle acceso a las sesiones de Consejo. “Para entrar a ellas es necesario ser consejero, y él no lo es.” Luego, simplemente, se encogió de hombros al consultársele si era verdad que se le había impedido al demandante el acceso a la información de HipNal. “Está a disposición de los socios en la empresa misma.”

- Impacto en la credibilidad
¿Esta controversia podría jugar en contra de la compañía y de un sector que realiza enormes esfuerzos por ganar la confianza de los mercados? Requejo asegura que no. “La situación se vive desde 1999 e HipNal ha estado mejor que nunca todo este tiempo.”

- Expansión consultó a Florencio López de Silanes, director del Instituto Internacional de Gobernabilidad Corporativa en la Universidad de Yale y quien ha dado algún asesoramiento a la familia Minvielle y sus abogados. Según su análisis, “en la firma se siguieron los patrones típicos de abuso de control por parte de los accionistas mayoritarios [los demás socios se han unido en un solo bloque que representa 69.5% de la organización], tal como sucedió en corporaciones como Iusacell, Parmalat y Enron.”

- A decir del académico, los síntomas ya han aparecido en HipNal: ocultamiento y corte al acceso de información relevante, negocios contrarios a los intereses de algunos accionistas en beneficio de otros, así como la anulación de sus derechos. “Estas prácticas terminan por afectar a la firma y bien valdría la pena que los socios llegaran a un acuerdo”, recomienda. Requejo califica la comparación como una exageración. “En HipNal lo que tenemos es una controversia entre socios y no un fraude. Nos manejamos con limpieza y mucho cuidado.” Lo interesante es que la situación no ha afectado en nada la operación y administración de la compañía y sus planes de emisión de papel siguen en marcha.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Hasta el cierre de la edición, las diferencias entre los tenedores de títulos parecían irreconciliables, aunque se maneja la versión de que una de las partes comprará las acciones de la otra, cuestión que también ya ha sido motivo de controversia. Según el vocero de Minvielle, el empresario ha estado en disposición de llegar a un acuerdo. Sin embargo, “las propuestas de compra de los demás accionistas han sido poco consistentes. Él estaría dispuesto a comprar o vender en  un proceso transparente y justo”, asegura.

- HipNal ha obtenido las calificaciones más altas para México por parte de Fitch Ratings, Standar & Poor’s y Moody’s. Analistas de las dos primeras dicen que la situación no da motivos para revisar su nota. Consideran a HipNal una empresa sana y bien administrada. Aunque, coinciden en que una controversia tan larga no es buena para los planes bursátiles previstos para este año y recomiendan un arreglo antes de que se empiece a dañar su principal activo: la confianza del mercado.

Ahora ve
Protección Civil afirma que no hay demoliciones donde pueda haber sobrevivientes
No te pierdas
×