En bandeja de plata

Daniel Espinosa hizo fama y ahora quiere volumen.
Gisela Vázquez

La primera meta del diseñador de joyas Daniel Espinosa fue posicionar su marca en las grandes ciudades, para ello abrió boutiques en Barcelona, Madrid, Atenas, Londres, Nueva York y hasta en el famoso Beverly Hills. Ahora, el objetivo es incrementar sus ventas, por lo menos 12% en el próximo año. La estrategia es abrir locales en centros turísticos del Caribe. “Cuando las personas están relajadas y contentas tienen más ánimo de comprar”, dice Espinosa. Será en agosto próximo cuando inaugure una boutique en Cancún, en el exclusivo mall Luxury Avenue y en diciembre arribará al paradisiaco Aruba. En Nueva York se reubicará en el Soho. “Queremos estar en las zonas de más afluencia, tradicionales y de fácil acceso”.

- Con ventas anuales de $10 millones de dólares, el emprendedor espera que sus franquicias Daniel Espinosa Studio se dupliquen en dos años. Hoy tiene 22. Sus diseños de plata –y próximamente lanzará una línea de oro de 18 kilates– también entrarán a Europa del Este. Países como Estonia, Lituania y República Checa “están ávidos de consumir productos de lujo”, afirma Espinosa.

- En cuanto a la competencia, el empresario considera que el trabajo hecho en México tiene un valor especial que se reconoce. “En diseño competimos con Italia y Francia, pero los mexicanos tenemos una fuerza que arrasa, ya que la plata mexicana es muy conocida y valorada”, agrega.

Ahora ve
No te pierdas