Energía corporativa

La ausencia de suministro eléctrico es una pesadilla empresarial. Las compañías dejan de operar.
Brenda Morales

¿Cuánto tiempo y capital se pierden en las empresas por fallas en el suministro de energía eléctrica? ¿Las compañías están conscientes de los daños que se generan al no utilizar un sistema de protección contra deficiencias en el abastecimiento de electricidad?

- - En el contexto corporativo mexicano, según las fuentes consultadas, estas preguntas no se plantean con frecuencia. Sin embargo, las interrupciones cuestan mucho dinero. La ausencia de electricidad –un vil apagón– causa heridas en la operación empresarial: la organización detiene procesos de venta, sufre desfases en las tareas de producción, pierde información estratégica y la infraestructura de trabajo se deteriora (hardware, software, sistemas electrónicos y equipo de oficina). Al final, el déficit energético se traduce en pérdidas millonarias.

- - No obstante, en contra de la creencia general, la mayoría de los problemas relacionados con la alimentación de energía no son atribuibles al proveedor. De acuerdo con estudios realizados por especialistas en la materia, 60% de las fallas son provocadas por los propios usuarios.

- - "Las deficiencias están ligadas a la forma en la que actúan los consumidores. En los ambientes de cómputo, 80% de los yerros más graves –caídas de sistemas, defectos en sistema operativo, pérdida de archivos y corrupción de datos– se desprende de irregularidades internas. Descuidos graves, principalmente. Por ejemplo: computadoras centrales conectadas directamente al enchufe y que comparten la fuente de alimentación con una cafetera. No obstante, las fallas habitualmente se atribuyen al proveedor", señala Raphael Pontes Spinelli, director de Mercadotecnia para América Latina Norte de Invensys -firma que, entre otras soluciones tecnológicas, ofrece productos de protección eléctrica-.

- - Según el ejecutivo, nadie puede asegurar que en México la calidad del servicio sea deficiente. De hecho, el restante 40% de las anomalías más comunes proviene de factores externos (algunos relacionados con la estructura del sector, pero no con la clase del producto energético): robo de electricidad, factores climáticos, sobrecargas, mantenimiento inadecuado de la red pública e incapacidad en la producción.

- - Por su parte Javier Haro, director general de Vica –compañía mexicana que fabrica no-breaks y reguladores–, señala: "El usuario común considera que el país, en términos generales, posee buenas condiciones en el renglón de suministro de energía eléctrica. Que se vaya la luz: ese es el problema más grave que padece el público. Sin embargo, las consecuencias del inconveniente varían en función del tipo de cliente."

- - A pesar de ello, los usuarios de equipos de cómputo y las firmas que utilizan sistemas industriales automatizados enfrentan una serie de eventos peligrosos.

- - Tropezones eléctricos

- - En el terreno de la energía eléctrica para uso empresarial, según Pontes, existen nueve fallas recurrentes: apagones, bajas momentáneas de energía, sobrevoltajes, disminución sostenida de voltaje, ruido eléctrico, picos de alto voltaje, transcientes, variación de frecuencia y distorsión armónica.

- - Los primeros se presentan cuando hay un corte de luz y los aparatos detienen su operación; el sobrevoltaje consiste en superar el estándar de alimentación eléctrica (cifra nominal); la baja momentánea de energía en un voltaje que desciende respecto al nominal y que posee una duración breve que no resulta perceptible; el bajo voltaje sostenido surge cuando hay un consumo de electricidad que resulta mayor al planeado originalmente; el ruido eléctrico es ocasionado por motores de dispositivos (por ejemplo: un taladro o una licuadora); los picos de alto voltaje se producen a raíz del incremento súbito en el suministro; las transcientes son problemas de alto voltaje en los que los volúmenes de electricidad superan varias veces el voltaje nominal (se presentan al momento de apagar cargas que demandan mucha energía, como los elevadores); la variación de frecuencia es una falla que ocurre cuando la onda senoidal, en lugar de presentarse 60 veces por segundo, se manifiesta por debajo o por arriba de tal frecuencia (la diferencia de rangos puede descomponer la fuente de poder de una computadora personal, que está diseñada para aceptar ese rango); los armónicos son ondas eléctricas que poseen una periodicidad mayor –causada por las fuentes de poder de las PC– y lastiman a los sistemas internos de otros dispositivos.

- - En todos los casos las computadoras y los equipos de oficina de una organización pueden sufrir un daño significativo. Algunas veces los desperfectos son irreversibles. ¿Quién podría imaginar que el suministro de energía esconde situaciones tan peligrosas y diversas?

- - Actualmente las dificultades energéticas ya no representan retos insuperables. Las compañías pueden adquirir diversas tecnologías de protección. Por ejemplo: fuentes de poder ininterrumpible (Uninterruptible Power Supply, UPS), aparatos de respaldo eléctrico para redes, reguladores de frecuencia, sistemas de distribución del flujo energético, herramientas para controlar la calidad de la electricidad, supresores de picos y software para administrar la infraestructura de seguridad eléctrica.

- - Con los productos disponibles en el mercado, las firmas mexicanas están preparadas para vencer cualquier amenaza. Sin embargo, la tecnología por sí misma no es una garantía absoluta de solución. Las organizaciones, antes de comprar sistemas, tienen que comprender el valor estratégico del suministro de electricidad. Conviene, en efecto, que las compañías diseñen una buena política "energética" que asegure la continuidad de las operaciones de negocio, aísle a la empresa de las fallas tradicionales, resguarde la integridad de los datos corporativos importantes y habilite una atención ininterrumpida a clientes y usuarios internos.

- - Prender el foco

- - De acuerdo con los especialistas consultados, una estrategia corporativa de calidad energética va más allá de la compra e instalación de un sistema UPS. La protección integral debe incluir los cuatro conceptos fundamentales que permiten la marcha de un negocio: personal, información, equipo y área de trabajo.

- - En opinión de los entrevistados, en México no existe una cultura tecnológica que aliente el diseño de soluciones completas. Sin embargo, reconocen las fuentes, algunas firmas locales ya están en el camino de construir una infraestructura realmente sólida. Una de ellas es Hipotecaria Nacional, sociedad financiera que otorga créditos para la adquisición de viviendas de interés social.

- - Según Ruben Ostria, gerente de Sistemas de la institución, el área a su cargo brinda soporte y asesoría al corporativo central y a las 45 sucursales ubicadas en el territorio nacional. "En las instalaciones del departamento de sistemas es necesario contar con un respaldo de energía total, para la oficina central y las sedes en el interior de la república. En las filiales, todos los equipos de cómputo poseen un UPS, el cual brinda respaldo de hasta 10 minutos ante una falla en el suministro de electricidad. Algunas sedes importantes –como Tijuana, Culiacán y Guadalajara– utilizan servidores propios. Ahí se instalaron tecnologías que resguardan la operación del negocio hasta por media hora."

- - En el edificio principal de la empresa, localizado en la ciudad de México, se encuentra un UPS que funciona de manera paralela a la corriente eléctrica. "Si la firma pierde el suministro eléctrico, el UPS entra en operación automáticamente y las computadoras no detectan que se presentó un corte en la energía. El UPS respalda los sistemas durante seis minutos. Como soporte para el equipo, la compañía instaló una planta diesel, la cual empieza a funcionar 10 segundos después que el UPS. A pesar de una falla eléctrica, la energía no deja de fluir", dice Ostria.

- - Para Hipotecaria Nacional –que contó con el asesoramiento de Vica en el diseño de su esquema de protección– era prioritario instalar equipos avanzados. En parte, porque la Comisión Nacional Bancaria exigía la disponibilidad de un sistema de respaldo que garantizara una operación constante. Sin embargo, el principal argumento se encontraba en el interior: los empleados del organismo financiero no pueden estar alejados de la información de negocios valiosa. "Se fue la luz" no era una excusa aceptable para detener el trabajo de la compañía.

- - Según el director de Sistemas de esta corporación, el costo por habilitar la seguridad es prácticamente nulo. Sobre todo, si se considera la integridad y disponibilidad de los datos empresariales. "Los usuarios ya no padecen dificultades. Saben que la ausencia de electricidad no provocará pérdidas de información. Además, los sistemas que posee la firma contribuyen a eliminar los picos y a regular la corriente. Eso evita que los equipos sufran daños, lo que se traduce en un mejor rendimiento de la infraestructura técnica", anota Ostria. Las reparaciones ya no lastiman al presupuesto.

- - Otra experiencia que muestra un avance sustancial en la cultura de protección energética es el caso de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que proporciona a los aeropuertos del país y líneas aéreas nacionales e internacionales que operan en México servicios de control de tráfico, navegación, telecomunicaciones aeronáuticas, meteorología y despacho e información de vuelo.

- - Para esta entidad, un minuto sin información se convierte en muchas millas de vuelo. Un avión cubre hasta 12 kilómetros en 60 segundos; la velocidad exige tomar decisiones rápidamente, basándose en información actualizada. El organismo de la SCT tiene que garantizar la disponibilidad absoluta. "Lo mismo ocurre en tierra, en donde el personal requiere datos permanentes sobre la posición de todas las aeronaves. Al cuidar distancias y movimientos entre aviones, se asegura el buen desempeño de la operación", comenta Agustín Arellano, director general de Seneam.

- - Para proteger sus sistemas, que deben satisfacer altos estándares de confiabilidad, la institución inició en 1984 –en colaboración con Grupo PC (distribuidor de Invensys)– un programa nacional de soporte de energía eléctrica. La iniciativa brindaría protección a todos los equipos de radar y de radio para la navegación.

- - "Seneam realizó un estudio de mercado y consultó a otras entidades internacionales con quienes intercambia tráfico aéreo. Después arrancó el plan de protección de energía. Y no ha parado desde entonces, ya que en la industria aérea la adquisición de equipo es permanente", señala Arellano.

- - A raíz de los resultados obtenidos por la implantación de soluciones de seguridad energética, el organismo ya instaló cerca de 200 equipos, de diferentes capacidades, a lo largo del país. "Los principales usuarios de los sistemas son los controladores de tráfico y las líneas aéreas. Ambas partes coinciden: la atención de Seneam es eficiente, en gran medida, porque no se presentan fallas."

- - Sin electricidad, los poderosos servidores y las modernas computadoras pueden convertirse en simples cajas de circuitos. No obstante, la ausencia de energía tiene impactos negativos mayores, que se traducen en pérdida de dinero, clientes molestos, ventas detenidas, etcétera.

- - Para evitar el "apagón empresarial", la industria tecnológica ya brinda múltiples opciones. Con una idea clara de lo que representa la energía eléctrica en las operaciones de un negocio, las organizaciones mexicanas, apoyadas por un proveedor serio, pueden construir un buen escudo protector. Llegó la hora de combatir a la oscuridad.

-

Ahora ve
No te pierdas