Enfoque abierto

Son innegables algunos cambios en la política, mas no obedecen a una actitud voluntarista, sino a q
Alejandro Castillo

Aunque ha disminuido la volatilidad en los mercados internacionales, no se puede afirmar que la crisis financiera quedó atrás. En algunos casos, como el de Indonesia, la solución avanza con más lentitud que lo planeado por los organismos financieros multinacionales. Japón todavía no define el rumbo que seguirá y es probable que en unos meses China se enfrente a la necesidad de devaluar.

-

La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos, de no incrementar sus tasas de interés, ha contribuido al clima de relativa estabilidad, sólo que en contrapartida el déficit comercial de ese país se acelera y no tardará en convertirse en el nuevo factor de riesgo. Mientras eso sucede, en Argentina se programan incrementos de impuestos, que si bien permitirán reducir el déficit fiscal, también podrían generar un aumento de la inflación, en un momento en que Brasil –su importante socio comercial– libera presiones cambiarias para tratar de eludir el riesgo de embates especulativos cuando se acerque el proceso para elegir presidente a finales de año.

-

Al anterior recuento de probables sucesos habrá que añadir los efectos de la competencia por los mercados de bienes, que sin duda generarán nuevos desequilibrios y más problemas financieros.

-

De ahí que, a diferencia de lo que sucedió durante la gubernatura de Miguel Mancera en el Banco de México, es probable que el actual equipo tenga más dificultades para mantener un tipo de cambio nominal estable. Cabe señalar que, de acuerdo con un documento preparado por la Secretaría de Hacienda en septiembre de 1997, en 1998 el país deberá pagar $18,353 millones de dólares sólo por amortizaciones; a eso se deberá agregar el pago de intereses, que el año pasado sumó más de $8,000 millones de dólares. Se podría decir que se tendrán obligaciones de por lo menos $26,000 millones de dólares, cifra que quizá no esté considerando algunos compromisos del sector privado.

-

Durante 1997, cuando había excedentes de capitales en los mercados internacionales, no fue difícil redocumentar parte de los vencimientos que se tuvieron a lo largo de esos 12 meses; en general, ese proceso se aplicó en aquellos financiamientos que resultaban más caros. En ese año también se captaron $12,101 millones de dólares en inversión extranjera directa.

-

Para 1998 todavía no es posible definir cuál será el sentido de los flujos financieros. Por una parte, persisten los excedentes y siguen creciendo a medida que se promueven nuevos esquemas de fondos de pensiones –sólo el Sistema de Ahorro para el Retiro de México ya dispone de casi $14,000 millones de dólares–, así como instrumentos financieros. Por otra parte, los países asiáticos serán fuertes competidores en la demanda de financiamiento, al mismo tiempo que los países en desarrollo mantienen la urgencia por obtener recursos. A eso se agrega que las empresas que programaron inversiones en el país han comenzado a actuar con más cautela y en algunos casos se podría frenar la llegada de recursos.

-

En esas condiciones, es de suponer que no será fácil para México acudir a los mercados internacionales para redocumentar los vencimientos de deuda y, por lo tanto, es probable que en un esquema de flotación cambiaria el mercado sea muy sensible a los reportes deficitarios de la balanza comercial –en enero se tuvo un saldo negativo de $564 millones de dólares–, provocando un deslizamiento de la paridad. Para controlar la inflación resultante, las autoridades podrían propiciar un aumento de tasas o incluso aplicar ajustes en el gasto, pero difícilmente podrán impedir el deslizamiento. Por supuesto, esas medidas repercutirían en un menor crecimiento.

-

Para romper ese círculo que impide resolver los rezagos que afectan la convivencia en el país, se deberán realizar acciones para cumplir con lo postulado por el gobernador de Banxico, en torno a que es necesario que las empresas y los agentes económicos cuenten con una visión estratégica y certidumbre jurídica, y ejerzan el entrenamiento y reentrenamiento de su fuerza de trabajo. Además, es necesario que se propicie la integración de los mercados, se invierta en investigación y desarrollo y se reafirme la democracia, entre otras medidas. Sólo así se podrá lograr un sólido crecimiento con estabilidad de precios.

Ahora ve
No te pierdas