Enfoque laboral ¿Desempleado?

-
Octavio Aguilar

Es probable que usted, estimado lector, al igual que cientos de miles de mexicanos, se encuentre desempleado. No se preocupe, ocúpese.

-

En los últimos dos años -y, seguramente, en los años por venir- el fenómeno del desempleo rondará a todo tipo de empresas, en todos los niveles de la organización, y acechará a todas las profesiones y especialidades. El desempleo se convertirá en un compañero para lo que resta del camino y, por ello, debemos saber cómo manejarnos frente a él.

-

El club de los 10. Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), hasta finales de 1994, en México existían poco menos de un millón de desempleados. Sin embargo, cifras del Programa Nacional de Solidaridad y de diversas organizaciones obreras, y patronales hablan de hasta 10 millones. Así que no se sienta tan solo, pero tampoco se consuele con ello. Tome conciencia del asunto. He aquí algunas recomendaciones básicas:

-

1. No se desespere. Esta quizá es la más importante de las recomendaciones. Después de llenar multitud de solicitudes, sostener otras tantas entrevistas, haberse sometido a exámenes, evaluaciones, etcétera, y no obtener resultados positivos, puede ser presa de la desesperación. Respire hondo y cuente hasta 10. Ya vendrán más oportunidades.

-

2. Tome conciencia. Recuerde que quizá haya decenas buscando el mismo puesto que usted.

-

3. Mantenga su autoestima, no desista. El hecho de que no le decidan y no le contraten no significa necesariamente que usted sea el problema.

-

4. Ahorre. Nunca se sabe cuánto tiempo va a estar desempleado. Una regla de oro es tomar en cuenta que pueden pasar varios meses antes de conseguir empleo. Por ello, hay que ahorrar desde el primer día y "bajarle al gasto" en todas las áreas. Platique con su familia y explíqueles la situación, invitándolos a solidarizarse con esta causa.

-

5. Comunicación y unión. Para enfrentar estos momentos, la comunicación y las relaciones con colegas, familiares y amigos deben ser abiertas y estrechas. Recuerde que a medida que vayan pasando los días, sus hijos y su pareja también resentirán el problema.

-

6. Arréglese y vístase para triunfar. Todas las mañanas, aunque no tenga compromisos, vístase como si tuviera una cita muy importante. Esto mantiene al espíritu en alto. Además, ayuda a no perder la rutina de levantarse temprano para poder ir al trabajo.

-

7. Defina cuánto vale usted y cuánto su trabajo. Uno de los problemas a los que frecuentemente se enfrentan quienes están desempleados es no saber cuánto se vale como persona (por sus capacidades) y cuánto vale el puesto al que se aspira. Es vital distinguir entre una y otra cosa. Encuentre la media o lo mejor de ambos mundos, si es que hay opciones. Recuerde que siempre será mejor un trabajo donde lo contraten a usted, que un trabajo donde llene una posición.

-

8. ¿Puesto o compañía? Cuando se busca empleo, frecuentemente se encuentra con la disyuntiva de trabajar en una buena compañía, en un mal puesto, o en una firma de pero en un buen puesto. Hay que definir que se quiere. Por supuesto, el ideal es encontrar un buen puesto en una empresa de primer nivel, pero a veces es imposible.

-

9. Aproveche sus tiempos muertos. En estos días, seguramente tendrá más tiempo libre. Utilícelo de la mejor manera. Haga deporte, lea lo que tenga pendiente, estudie o repase un segundo idioma, refuerce sus conocimientos técnicos, diviértase un poco, obtenga alguna habilidad que no tenía antes de entrar al grupo de los 10. En fin, distráigase y no le dedique tiempo sólo a las quejas, a la televisión o, peor aún, a tomarse... las cosas muy a pecho. ¡Ánimo!

-

10. No sea rencoroso, sea humilde. Probablemente alguna persona a la que usted no estima mucho, o que no lo quiere, puede darle una oportunidad. Tenga la madurez suficiente para enfrentar la situación y buscar el empleo que tanto necesita.

-

11. Aproveche. Si durante estas "vacaciones forzadas" le piden ayuda a cambio de poca paga, acepte la oferta. Si han pasado varios meses y no consigue entrar a la empresa ideal, pero tiene otra oportunidad, ¡aprovéchela! Es mucho más fácil conseguir trabajo empleado que desempleado.

-

Seguramente hay más consejos para enfrentar esta dura etapa. Aunque hay una última recomendación: ¡no desista! Mucho se lo van a agradecer su familia, la organización en la que pronto ingresará y el país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El autor es consultor independiente en recursos humanos

Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×