Entre bestias y fantasmas

-

En 1999, Ocesa y mat Theatrical and Entertainment ltd están dispuestos a repetir la experiencia que significó la puesta en México de La bella y la bestia. Esta vez la pieza elegida es El fantasma de la Ópera. Por eso precisamente, ambas compañías andan ya a la búsqueda de “su fantasma”.

-

Los productores realizaron audiciones los últimos días de mayo, así que por estos días podría haberse decidido ya quién será el mítico monstruo desfigurado, lo mismo que los nombres de los actores-cantantes que tendrán a su cargo el papel de Christine (la obsesión amorosa del fantasma) y Raúl (el otro vértice del triángulo amoroso). Como sucedió en el caso de La bella y la bestia –una exacta y muy profesional puesta en escena–, la obra del legendario Andrew Lloyd Weber será comandada por su director original, Harold Prince, en las puestas neoyorquina y londinense.

-

El fantasma… llega a México tras 12 años de éxito. Su estreno, que quizá ocurrirá a fines de 1999 en el Teatro Alameda, podría verse seguido por otras puestas atractivas para el amante de estas “operetas modernas”. Todas estas buenas noticias dejan atrás (es de esperar) la compra de comedias musicales poco exitosas, pero baratas, a que se habían entregado algunos empresarios nacionales. Un ahorro con el que comenzaron a matar de inanición al teatro musical en México, alejando a un público desilusionado de escuchar tantas partituras tan poco afortunadas.

-

En su versión inglesa, El fantasma… ha sido vista por más de 50 millones de personas. Ahora, su puesta en español –la primera que se representará en el mundo– podría cosechar un buen número de espectadores, primero en México, y luego en una proyectada gira por algunas ciudades importantes del país y del resto de Latinoamérica.

Newsletter
Ahora ve
Una ‘casa de espejos’ irrumpe en el paisaje infinito del desierto de California
No te pierdas