Entre la espada y el precipicio

Su presencia en el Consejo de Seguridad de la ONU tiene a México en un predicamento.
-JP

¿Qué gana y qué pierde México con su participación en el Consejo de Seguridad de la ONU en esta coyuntura?
Estamos entre la espada y el precipicio. ¿Cuál es el verdadero interés nacional? Es importante tener en cuenta la vecindad, la integración económica con Estados Unidos, pero también que nada hemos logrado de la administración del presidente Bush. ¿Qué podríamos provocar si nos oponemos a la voluntad de la unión americana? Esencialmente, que se incremente el unilateralismo en temas como el migratorio.

-

¿Qué ha ocurrido en situaciones históricas parecidas?
No existen ejemplos paralelos en la historia, pues nunca había sido tan importante como ahora la interacción entre ambas naciones. El país está en un lugar en el cual no debería estar. Canadá, el otro socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el único otro país que comparte frontera con Estados Unidos, no está actualmente en la encrucijada que está México por formar parte del Consejo de Seguridad.

-

¿Cómo se perfila el reacomodo de fuerzas en el mundo?
Se vislumbra una división entre Estados Unidos y la actual Unión Europea, y se plantean dos alternativas de sistema internacional. La estadounidense, mucho más unilateral, de utilizar la fuerza –durante casi medio siglo nuestro vecino empleó la disuasión como estrategia, pero ahora, como su enemigo a vencer es el terrorismo internacional, esto no funciona–, y la que encabezan Francia y Alemania, que sienten el deber histórico de poner límites al unilateralismo de nuestros vecinos y privilegian al derecho y las instituciones internacionales sobre las armas.

-

¿Qué hay detrás del conflicto contra Irak?
El presidente Bush es un moralista y está convencido de que le va a hacer un bien a su país y a la humanidad cortándole la cabeza a Saddam Hussein. Desde luego habrá dividendos de guerra para Estados Unidos. El más importante, sin duda, es el petróleo, pero, junto con el primer ministro británico Tony Blair, Bush está convencido de que encarna la necesidad del bien de acabar con el mal.

-

¿Qué consecuencias económicas se prevén como resultado del conflicto?
El enfrentamiento bélico va a ser muy caro, porque evidentemente será una guerra de precisión, con costos enormes. Sin embargo, lo más costoso es la zozobra que hay en Estados Unidos, el que no exista una clara definición de si habrá guerra y cuándo. Esta incertidumbre ha hecho que se alargue la recesión.

-

¿Cuáles serán las principales consecuencias geopolíticas?
El fortalecimiento de la alianza entre Washington y Moscú que inició del 11 de septiembre, el rompimiento de Francia y Alemania con Estados Unidos y las fracturas al interior de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, donde ha habido muchos problemas para lograr consenso con el fin de que todos los países den su apoyo militar a Turquía.

Ahora ve
No te pierdas