Es un lujo, pero... ¿lo vale?

-
María Luisa Tavernier

A un en épocas económicas , el lujo existe. Cognac Hennessy en Inglaterra vendió sólo 30 botellas, la casa productora de cognac -Hennesy espera vender en México 75 botellas de su nuevo producto Richard -Hennessy, presentadas en decantadoras de cristal de Saint Louis de 700 ml, a un precio de $2,028 dólares. ¿La razón de tal cálculo de venta? México es el primer comprador y bebedor de cognac de América Latina –en especial en su presentación de hijo–, según aseveró en su reciente visita al país Maurice Richard Hennessy, heredero del fundador de esta firma.

-

Ocupan los primeros lugares en el mercado de cognac –en orden descendente– Estados Unidos, Japón, China, Irlanda, Malasia, Singapur, Gran Bretaña y Alemania, pero los consumidores más fuertes, después de los franceses, son, en ese orden, los japoneses, los chinos, los irlandeses, los ingleses y los alemanes.

-

Este destilado o "espíritu" de la uva proviene de un vino incoloro y áspero que "se hace ciento por ciento de uva -Ugni blanc o Saint Émilion de elevada acidez, único modo de conservar naturalmente el cognac y garantizar su longevidad" dice -monsieur Hennessy. Se cultiva en suelos de creta, llamados también de yeso por su elevado porcentaje de este mineral, que se encuentran en las subregiones Grande Champagne y Petite -Champagne, consideradas las dos mejores de las seis que comprende la región de -Cognac (las otras cuatro son Borderies, Fin Bois, Bon Bois y Bois -Ordinaires).

-

"Una vez cosechada la Ugni blanc –refiere– se prensa y se fermenta inmediatamente, porque deberá estar destilada a más tardar en el mes de marzo siguiente a la cosecha. Para alcanzar la finura de un cognac son vitales un buen matrimonio entre el suelo de creta y la Ugni blanc; la doble destilación; la crianza en madera de roble nueva del -Limousin o Tronqais por un tiempo no mayor a dos años y su posterior mudanza a una barrica usada, y el arte de saber mezclar.

-

"En el caso del Richard –precisa– se hizo la mezcla con más de 100 cognacs que reposaron por lo menos 20 años, hasta alcanzar un pequeño porcentaje de un cognac de 150 años que corresponden a mas ocho generaciones de la familia Hennessy. La ley francesa, sin embargo, sólo se compromete a garantizar la edad máxima del que se clasifica con las letras VSOP (Very Superior Old Pale), que oscila entre 4.5 y 6.5 años de añejamiento en barrica, muy natural, porque logísticamente es imposible garantizar una mayor edad".

-

Así, aquí interviene el prestigio que una casa se haya ganado para que la confianza depositada en ella avale la edad de las mezclas, aunque desde luego, es también indispensable catar el cognac: a mayor edad, mayor complejidad aromática, amplitud y permanencia en boca, delicadeza y equilibrio, con su elegante toque a rancio, su olor a flor de viña y su color ámbar oscuro, lo que en una sola palabra se conoce -como finesse.

-

Una vez embotellado, el cognac ya no envejece, permanece inalterable mientras no se abra; "sin embargo, en cuanto se abre la botella es recomendable consumirlo dentro de un periodo no mayor a seis meses, porque pierde vigor, se evapora y llega a oxidarse un poco". Además, "para gozar mejor de una copa de cognac es importante tomarlo a una temperatura de entre 18 y 22 grados centígrados a lo sumo". Sabia recomendación, en especial para quienes sobrecalientan con fuego su copa, costumbre que debe evitarse.

-

"La copa ideal para desplegar el cuerpo aromático –añade Hennessy– es la de forma de balón o de tulipán a medio abrir y no debe ser excesivamente grande".

-

Acerca de la poco feliz combinación del cognac con refrescos de cola -(llamada Paris de nuit, una acertada manera de dar al traste con un gran refinamiento), Hennessy comenta que él prefiere beberlo solo, o bien, con hielo y soda, aunque "no hay una ley que indique cómo tomarlo: se puede beber también con leche, agua, jugo de naranja o cola", pero aclara que "el cognac está hecho para beberse naturalmente solo".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

No cabe duda de que, como el vino, este delicado espíritu de la uva requiere de cierto refinamiento para disfrutarlo "por gusto más que para emborracharse", remata Hennessy. Conviene reflexionar que esta es la única manera prudente de concebir una cultura del alcohol.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×