Esos trapitos que ves

-

Desde hace mucho tiempo, pero quizá ahora con mayor fuerza, los golfistas buscan desmarcarse con respecto de los gritos de la moda. Y es que ¿saldría a la calle con un pantalón verde cuadros rosas o con una playera color naranja con bordados circulares en amarillo, hoy tan comunes en los campos de golf?

-

Está bien, probablemente sea una exageración. Más aun si llega la imagen de Tiger Woods o Stewart Cink, jugadores que no improvisan mucho con su forma de vestir. Pero, hablando del golfista típico (aquel que cada sábado o domingo disfruta de un partido de 18 hoyos, una divertida sobremesa en el 19 y se va a su casa a descansar), lo cierto es que no es muy aplaudido por su forma de vestir. Es más, digamos que, precisamente, sobresale por lo extravagante de sus combinaciones.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo interesante de todo, y aquí destaca la belleza de lo subjetivo, es que la mayoría de los golfistas concede una fuerza extraña o mística a su atuendo. Algunos juran que atrae a los birdies, otros que le permite ganar torneos. Los menos, pero que también suman cifras a la cuenta, dicen que la ropa –así como gorras, guantes o zapatos– deben ser tales o cuales, de lo contrario, serán azotados por la mala suerte. Ni hablar, en gustos se rompen géneros. Hasta la próxima columna… ¡Fore!

-

Ahora ve
#DeSalida con los candidatos al gobierno del Edomex
No te pierdas
×