Esqueletos como calendarios

-

Entre julio y agosto de 2002 un grupo de arqueólogos submarinos, dirigidos por Robert Ballard, encontró los restos de un naufragio cerca de las costas de Bulgaria. Algo muy emocionante para cualquier investigador. Pero se volvió todavía más cuando la datación con carbono 14 de los huesos de pez gato que estaban fosilizados dentro de un ánfora reveló que el barco se hundió entre los siglos V y III antes de Cristo, lo que convirtió este hallazgo en el más antiguo localizado en el Mar Negro. Era una nave comercial, que pudo haber zarpado de Sinop para pasar por Crimea y luego dirigirse al oeste, donde se hundió. Al reconstruir esta ruta los estudiosos están aprendiendo cómo era el tráfico marítimo en dicha región del mundo, que apenas hace unos años se pudo empezar a explorar. Los modernos mecenas que patrocinaron la expedición fueron Exploración Oceánica de la National Oceanic and Atmospheric Administration y National Geographic.

Ahora ve
Maduro dice que la “dictadura imperialista” prohibió su versión de ‘Despacito’
No te pierdas
×