Estados Unidos se pertrecha

-
Ignacio Basauri de Alba

Lo que empezó hace un año como una crisis de mercados financieros en el -Lejano Oriente, se ha acercado ya lo suficiente a las latitudes americanas como -para que Washington haya entendido que la principal estrategia que puede -emprender en el corto plazo para impedir que la crisis se extienda a Estados -Unidos es la de defender sus mercados naturales en América Latina y Canadá.

- Por ello, a través del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial ha -enviado el mensaje a los inversionistas internacionales en el sentido de que -hará lo necesario para mantener la salud económica en el hemisferio.

- La reciente reunión de nueve países latinoamericanos, Canadá y Estados -Unidos en el seno del FMI, en la capital estadounidense, dejó en claro que pese -a los obstáculos políticos que el organismo multilateral enfrenta en el -Congreso estadounidense, Michel Camdessus y su equipo de tecnócratas cuenta con -el suficiente apoyo de la Casa Blanca como para ofrecer ayuda, si ésta fuera -necesaria, a las nueve economías más importantes de Latinoamérica, pese a que -sus arcas fueron prácticamente vaciadas por los improvisados paquetes de -asistencia financiera integrados para el rescate de los tigres asiáticos y la -tambaleante economía rusa.

- “Las declaraciones de Camdessus reflejan la súbita conciencia de la Casa -Blanca de que Estados Unidos no puede permanecer ileso si sus principales socios -comerciales en la región se desmoronan frente a sus ojos”, comenta John -Lipsky, economista global en jefe del Chase Manhattan Bank. “De la forma en -que ahora lo percibimos, no hay forma de que Brasil, México y Venezuela puedan -evitar hacer frente a un sustancial y doloroso freno de sus economías, sin que -ello tenga un impacto en Estados Unidos”, agrega el especialista.

- Lipsky, al igual que otros de sus colegas consultados por Expansión, -considera que por los efectos de la crisis asiática y el desplome ruso, las -economías del hemisferio –incluida la de Estados Unidos–, no crecerán -durante el segundo semestre de 1998 y difícilmente podrán satisfacer las -expectativas contenidas en las proyecciones de crecimiento económico de los -gobiernos de la región.

- Thomas Galvin, ejecutivo de inversiones de la firma Donaldson, Lufkin y -Jenrette Securities, Corp., sostiene por su parte que aunque los recientes -declives en los mercados bursátiles latinoamericanos y el negativo impacto de -la volatilidad global en las divisas latinoamericanas, particularmente el peso -mexicano, son de especial preocupación para inversionistas y consumidores en -general, “no son pronósticos confiables de una recesión inminente”.

- Galvin mantiene la tesis de que México mantiene una posición muy sólida -frente a la actual coyuntura “por las oportunas reformas económicas -emprendidas por el presidente Zedillo, y por una saludable planta manufacturera -que continúa exportando amparada por el esquema del Tratado de Libre Comercio -para Norteamérica (TLC)”.

- Ante la pregunta de por qué el problema en Asia repercute en países como -los latinoamericanos, lo que a su vez impacta de forma indirecta en Estados -Unidos, Marshall Acuff, analista de la firma bursátil Salomon Smith and Barney, -propone una explicación, que por cierto empieza a generalizarse: “El canal -primario por el que la crisis asiática cruzó el Pacífico fueron los precios -de materias primas. Con las economías de Asia en plena contracción, la demanda -global de materias primas se desplomó en momentos en que el abasto se -encontraba en una curva de crecimiento ascendente.”

- El resultado, según Acuff, ha sido una caída pronunciada en los precios -globales, como el del oro (que se derribó 14%), del cobre (26%), del petróleo -(33%) y del trigo (56%) . “Sin embargo, México ha logrado transformar por -completo su economía, y eso le permitirá enfrentar con mayores posibilidades -de éxito la actual crisis”, resalta el analista, quien no olvida que la -economía mexicana depende en 90% de sus exportaciones manufactureras.

- Richard Huey, de Dreyfuss Corp., imprime a su opinión un dejo pesimista (o -realista), que en cierta medida contrasta con la de quienes opinan que los -socios regionales de Estados Unidos tienen fácil la salida de la crisis. Huey -comenta que aunque los fundamentos de la economía mexicana y de otros países -latinoamericanos aparecen lo suficientemente sólidos como para garantizar la -confianza de los inversionistas internacionales, “el problema actual es de -percepción, y en este contexto los indicadores tienen muy poca importancia para -quien busca la seguridad de sus inversiones”.

- Huey, no obstante, considera “muy positiva” la reunión de Argentina, -Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú, -Uruguay y Venezuela en el FMI, “porque eso envía una mejor señal a los -mercados de que hay una estrategia común y que esta es aprobada por los fondos -del FMI”.

- PROTECCIÓNMADE IN USA
-Al término de esa reunión celebrada a mediados de septiembre, el secretario -de Hacienda mexicano, José Ángel Gurría dijo haber recibido garantías del -FMI, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de que “para -esos países que están aplicando las políticas correctas, habrá el suficiente -apoyo para fortalecer esas prácticas, sobre todo en aquellos países que sufran -estrés o presiones indebidas por la volatilidad internacional”.

- Aunque el FMI sólo se limitó a decir –a través de un comunicado de -prensa– que estaba en condiciones de apoyar a las economías del hemisferio, -el mensaje a los mercados internacionales fue claro y conciso: Washington está -interesado en defender a sus mercados naturales de los embates de la crisis -asiática.

- Para Estados Unidos, sus principales socios en la región –Canadá y -México– representan casi 40% del total de sus exportaciones, y aunque el -secretario del Tesoro, Robert Rubin, insista en que la clave de la recuperación -global radica en la habilidad y voluntad de Japón para reformar su sistema -económico, la importancia que para Washington tienen sus dos vecinos se refleja -en los intensos cabildeos de la Casa Blanca ante los principales protagonistas -de Wall Street.

- “Es la estrategia más razonable que se puede emprender ahora. Si los -inversionistas hacen caso a las predicciones pesimistas, la crisis se -convertirá en una profecía autocumplible... A principios de año todos -creíamos –por lo menos los analistas– que la solidez de los fundamentos -económicos sería suficiente para hacer frente a la crisis asiática. Nada más -alejado de la realidad”, reconoce Jeffrey Rosenzweig, economista y autor del -libro Economía Global.

- “Ahora nos encontramos que estamos en manos de administradores de fondos de -inversión demasiado nerviosos, que sólo atienden a sensaciones de seguridad -más que a los indicadores en los que debieran apoyar sus decisiones. México y -otros países latinoamericanos, como Brasil, pagan ahora los platos rotos”, -critica el analista.

- Rosenzweig coincide con sus colegas en que aun cuando las tasas de -crecimiento proyectadas

- por el gobierno mexicano no se podrán cumplir, y la crisis resultante de la -implosión de los mercados asiáticos se prolongará por dos o tres años más, -“México saldrá de ella relativamente ileso, por dos factores fundamentales: -el TLC y las reformas aplicadas a raíz de diciembre de 1994”.

- Pero, al final, ¿cuál fue la opinión de Michel Camdessus al tener frente a -su nariz a 11 ministros o secretarios de finanzas de sendos países del -hemisferio? En resumen, recordando un poco la actitud de Poncio Pilatos, dijo: -“Las perspectivas de mediano y largo plazo para América Latina permanecen, a -nuestro juicio, fuertes. Lamentablemente, los mercados financieros no -diferencian de modo apropiado entre buenos jugadores económicos y aquellos que -son menos convincentes.”

- Públicamente, el FMI se alineó del lado de la región que durante los 80 -fue la protagonista de una debacle económica que puso al borde del colapso a la -comunidad bancaria internacional, pero que hoy es la leal acatadora de los -designios del Fondo.

- Latinoamérica es, ni más ni menos, la parte del mudo que se ha -caracterizado por la oportunidad y profundidad de las reformas económicas, por -lo que los funcionarios del organismo financiero multilateral, en privado, ponen -a los países que la conforman como ejemplos a seguir.

- Y muchos observadores opinan que sería el colmo que los expertos del FMI no opinaran eso.

Ahora ve
No te pierdas