Están gruesos

-

Divida su peso entre su estatura al cuadrado. Si el resultado es mayor de - 30, usted padece obesidad severa. Si, además, lleva años a dieta sin obtener - resultados sensibles, está consciente de los riesgos físicos aparejados al - sobrepeso (entre ellos, sangre más espesa, enfermedades del corazón y, por - consiguiente, acortamiento de la vida) y su autoestima está por los suelos, - usted es un candidato a cirugía.

- Desde hace más de 40 años, pacientes con obesidad severa han perdido peso - rápida y eficazmente gracias a varios procedimientos quirúrgicos. La mayoría - de ellos son del tipo restrictivo —es decir, encaminados a que disminuya la - ingestión de alimentos— e incluyen el corte o colocación de grapas en - determinadas secciones del estómago o el intestino.

- Las complicaciones o efectos no deseados, sin embargo, han hecho que la - medicina desarrolle otras opciones. Entre éstas, la estrella del momento - parece ser la banda gástrica regulable, un dispositivo que se coloca alrededor - de la parte más alta del estómago para formar una bolsa pequeña —una - especie de “subestómago”—, gracias a la cual el paciente se saciará - antes y, al cabo de unos meses, se convertirá en un feliz ex gordo.

- La colocación de la banda se lleva a cabo mediante laparoscopía o cirugía - de invasión mínima, de modo que no hay necesidad de “abrir” y, así, se - reducen tanto las molestias como la estancia en el hospital. Además, al no - haber cortes o engrapaduras, este procedimiento es reversible (simplemente se - retira la banda).

- Entre quienes han incorporado esta modalidad en México vale mencionar al - equipo multidisciplinario que encabeza el cirujano Armando Castillo, en el - Hospital Ángeles del Pedregal de la Ciudad de México.

Newsletter
Ahora ve
Investigadores descubren 21 tipos de huellas de dinosaurio en Australia
No te pierdas