Eugenio López y su obsesión contempor?

-

A los 24 años, cuando muchos de sus amigos ni se aparecían por un museo, Eugenio López compró su primera obra, un cuadro de Roberto Cortázar. El gusto por ver le valió entrar al mundo del arte, abrir una galería en Los Ángeles y establecer poco después la primera colección corporativa de arte en nuestro país, la Colección Jumex de Arte Contemporáneo. Tratar con artistas le abrió a López un mundo nuevo e indómito, muy diferente a su entorno empresarial. Lo bello, lo caro y lo primero para coleccionar arte contemporáneo, en voz de uno de sus más apasionados divulgadores.

-

Lo bello
El concepto de lo estético es muy diferente en Europa que en los países latinoamericanos o en Estados Unidos. Naciones como México, que tienen un acervo cultural de muchos siglos, guardan una carga estética muy definida. El sentido de la belleza está simplemente en el ojo de la persona que está viendo. Mientras más viajas, observas, escuchas y lees, más aprendes a apreciar otro tipo de cosas.

-

Lo caro o barato en el arte
Es difícil establecer el precio en dinero de una obra de arte. Al prestigio del artista se suman los costos de los materiales, la investigación y la participación de otros en el producto final. Todavía es accesible formar una colección de arte contemporáneo mexicano, los precios varían de $1,000 a $4,000 dólares.

-

Para empezar una colección
Antes que nada, observar, visitar museos, galerías, talleres de artistas. No hay que apresurarse, porque la visión va a cambiar después de dos años. Tampoco hay tanto que entender, con el tiempo el coleccionista hace su propio juicio de las obras.

Newsletter
Ahora ve
Así fue el ataque cerca del Parlamento británico
No te pierdas