Euro, la tecera fuerza

La convergencia de los principales indicadores económicos de los 11 países que conforman la Unión
Dolores Carbonell Iturburu y Luis Javier Mier Vega

A partir del 2002, una moneda única a lo largo y ancho del viejo continente -garantiza cambios irreversibles en la forma como se comporta Europa y en la -manera como se relaciona con el resto del mundo. Las reformas parecen -inevitables, lo mismo que un nuevo equilibrio de fuerzas.

- La creación del euro es la culminación de una verdadera “revolución -pacífica” que se iniciara años atrás y que ha hecho converger los -principales indicadores macroeconómicos de los países miembros. Hoy en día, -las naciones que forman parte del proyecto integran una formidable fuerza -económica, tanto por el tamaño de su mercado como por su capacidad industrial.

- Con toda seguridad, la disciplina económica que hace posible el proceso y la -existencia de una moneda única transformará radicalmente el escenario de -actuación de los ciudadanos, de las empresas y de toda la sociedad.

- Por eso, la revista Time asegura que la creación de una moneda cuasi -continental sigue un camino sin retorno, y que los puentes que ya ostentan los -euros (billetes y monedas) indican rutas de un solo sentido. Para quienes apoyan -el proyecto, como el canciller alemán Helmut Köhl, no puede ser de otra -manera, “ya que la decisión de adoptar el euro es una cuestión de guerra y -paz para el siglo que viene”.

- Para muchos, el reordenamiento económico que ha traído consigo el proyecto -euro presenta –como asegura Adolfo Albo, director de Estudios Económicos de -Banco Bilbao Vizcaya (BBV)– buenas perspectivas. “Europa no quiere quedarse -rezagada. Por eso, era necesario un fortalecimiento interno cuya gran meta es la -eficiencia.”

- Este fortalecimiento interior no significa, como algunos quieren hacer ver, -que Europa se está cerrando... “Más allá de una integración comercial –afirma -Albo–, estamos frente a una integración monetaria, donde una de las ventajas -que se presenta en el corto plazo es la desaparición del riesgo cambiario.”

- Efectivamente, según refiere el Informe Anual 1997 de Banco Bilbao Vizcaya, -“la desaparición del riesgo cambiario entre los países que formen parte del -euro va a favorecer la colocación de una mayor proporción del ahorro en -activos de otros países integrantes”.

- La movilización de capitales entre los países miembros podría adquirir -entonces una velocidad nunca antes vista. La aceleración –que dejará sin -trabajo a los operadores cambiarios– se vería doblemente beneficiada por la -desaparición de los costos de cambio (conversiones de una moneda a otra).

- Así pues, la creación de la Unión Económica y Monetaria (UEM-11) se -traducirá, con toda seguridad, en un incremento del comercio en toda la zona. Y -esta es una de las razones por la que los bancos líderes en el continente han -firmado el Transeuropean Banking Services, acuerdo que apunta -precisamente a la agilización de las operaciones transfronterizas.

- - ADAPTACIÓN BANCARIA AL EUROFUTURO
-
-
Los acontecimientos indican, en forma inminente, la recomposición del -sector bancario que es, quizá, el que más directa y profundamente se ve -afectado ya por las nuevas reglas del juego monetario en Europa.

- Al modificarse su materia prima –el dinero–, el sistema bancario se -obliga a cambios estratégicos, financieros, de información, comerciales, -operativos y jurídicos.

- Los desafíos y las preocupaciones originados por la transición van desde la -adaptación del sistema informático hasta la capacidad de las cajas de -seguridad para almacenar dos series distintas de billetes y monedas durante el -periodo de ajuste.

- Por ello, la mayoría de los bancos ha definido ya planes de acción que -pongan a punto a la institución, desde el principio del periodo transitorio -(1º de enero de 1999), para poder brindar a sus clientes cualquier producto o -servicio (en euros) a través de todos sus canales de distribución.

- Adicionalmente, y por toda Europa, se llevan a cabo encuentros con -empresarios para discutir el impacto que la nueva moneda puede tener sobre sus -negocios, así como sobre las mejores prácticas para adaptarse al euro futuro.

- Para David Field, quien dirige un grupo de consultores de CAP Gemini, empresa -de servicios de tecnología de información que trabaja con Citibank en -relación con la unión monetaria europea, advierte que una de las áreas de -preocupación es satisfacer el “Big Bang” de la conversión. Esto es, “garantizar -que el banco pueda seguir operando mientras las monedas locales se convierten en -euros”.

- Otro enfoque son los pagos: “Dar facilidades de pago en moneda múltiple en -lo que hasta ahora habían sido cuentas de moneda única.”

- En pocas palabras, una de las dificultades coyunturales es que “debemos -mantener el mismo sistema y, al mismo tiempo, mantener el nuevo”, lo que exige -una funcionalidad adicional a todas las instituciones bancarias. Y luego, al -cabo de tres años, “habremos de desechar todo lo que se haya construido y -desarrollado”.

- Como sea, muchas instituciones ya se ocupan del nuevo enfoque mercadotécnico -del euro y crean productos que respondan al momento económico. BBV, por -ejemplo, cuenta ya con una gama de productos y servicios bajo la “marca” -Europyme que, como es el caso de otras instituciones europeas, lleva -necesariamente aparejado un servicio de asesoramiento e información.

- “Y es que todos sabemos que, una vez que inicie la circulación del euro -–señala Albo–, la recomposición de los portafolios de inversión de los -clientes institucionales será determinante.”

- - EL EMPLEO, UNA VARIABLE AMENAZANTE
-
-
Quienes padecen el desempleo a lo largo y ancho de Europa sienten toda clase -de desconfianzas con respecto al orden monetario que se aproxima. Los críticos -más ácidos han transformado el significado de las siglas EMU (European -Motary Union), para aplicarlas a una frase poco alentadora: Even More -Unemployment (aún más desempleo).

- Lo triste es que podrían tener razón, ya que las cifras históricas -demuestran “la escasa capacidad relativa de la economía europea -para generar empleo neto. Esto –señala el entrevistado–, pese a que el -crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de los países miembros de la -UEM-11 ha sido muy similar al que se registra en Estados Unidos, cuya capacidad -para crear empleo –si bien se trata de trabajo precario y con poco valor -agregado– ha sido mayor.

- ”En Europa –continúa–, el empleo se encuentra prácticamente en el -mismo nivel que registrara en 1970, lo que suma ya 28 años en los que no se ha -dado un crecimiento neto en ese renglón.”

- Así pues, mientras una minoría ha visto crecer sus salarios en términos -reales hasta en 25% en las últimas tres décadas, son muchos los que están en -paro y sin esperanzas.

- Es más, la rigidez de la regulación laboral, aunada a la disciplina en el -gasto público, permiten suponer que el alto nivel de desempleo continuará -siendo una constante en las economías de Europa.

- Entonces, como advierte Albo, las preguntas que se habrán de resolver son:

- 1. ¿El nivel de desempleo podría generar barreras contra la inmigración?
-2. ¿Se flexibilizará la regulación laboral?
-3. ¿Cuáles serán los efectos en la competitividad de las empresas, en -términos del costo de la mano de obra?
-4. ¿La competitividad será medida en función de los precios relativos de -cada país, más allá de aspectos cambiarios?

- Las respuestas a estas cuestiones hacen pensar necesariamente en la urgencia -de una reforma laboral, que constituye ya uno de los temas centrales en la -Europa del euro.

- - RECOMPOSICIÓN DE FUERZAS
-
-
A escala mundial, y “más allá de los flujos comerciales en el corto -plazo –advierte Albo–, lo que estamos presenciando es una reconformación de -los flujos de capital, que se están quedando en los países industrializados. -Ese es el efecto de corto plazo. De ahí el buen desempeño de la bolsa en Nueva -York y de las principales bolsas europeas. A los países emergentes, en cambio, -sólo acuden por el momento flujos especulativos.

- ”Hoy, una vez definidos los 11 países que conforman la UEM, -la recomposición obliga a analizar la economía mundial desde nuevas -perspectivas. Por lo pronto, se hace necesario observar la evolución de toda el -área como una economía única que parece iniciar un pujante ciclo de -expansión.”

- Pero si muchos aseguran que el euro llegó para quedarse y que el mundo está -frente al nacimiento de un tercer y poderoso gigante económico, también hay -quien está convencido de que en el 2005 el euro podría ser sólo historia. El -sociólogo y demógrafo francés Emmanuel Todd subraya que “la moneda única -está basada en una falsa premisa, que supone que las sociedades europeas son -similares entre sí, y que sus diversos componentes pueden converger y -armonizar...”

- En consonancia con Todd, pero aún más radical, Martin Feldstein (economista -de Harvard) advierte que todo este asunto detonará “un conflicto entre las -naciones europeas, y entre éstas y Estados Unidos. Aún peor, podría -desembocar en una nueva guerra en Europa...”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Las especulaciones y preguntas que flotan en el aire son fuertes y sus -respuestas decisivas: ¿Será capaz Europa de manejarse con una sola moneda y -erigirse, al mismo tiempo, como una fuerza económica única y global? ¿Será -capaz también de responder, con una política monetaria única, a las diversas -necesidades de las naciones de la Unión Europea? Y si lo logra, ¿qué lugar -conquistará entre las divisas mundiales?

- Así pues, para bien o para mal, a nadie parece quedarle la menor duda de que -la decisión que hoy se toma en el viejo continente será valorada como una de -las más cruciales del siglo.

Ahora ve
Desconocidos ataron a un tiburón a un barco y lo arrastraron varios kilómetros
No te pierdas
×