Eutanasia económica

El poder del mercado estriba en que se autorregula, pero a veces precisa una manita, no tan invisibl
Adina Chelminsky

La mano invisible es la base del libre mercado: una fuerza natural que -equilibra oferta y demanda sin intervención externa (particularmente del -Estado). Pero muchas veces el laisser faire, laisser passer, no se traduce en -“dejar hacer, dejar pasar”, sino en “dejar de hacer, dejar morir”.

- La industria textil mexicana es hoy el ejemplo claro de esta desidia; -abandonada en buena medida por el gobierno que ha decidido (y declarado) que es -un sector que debe enfrentar a la buena de dios, o de las fuerzas económicas, -su destino. Si sobrevive, bien; si no, ni modo. Todo en nombre del libre -mercado.

- A pesar de los retos que enfrenta este sector, y por la importancia -económica y en empleo que tiene, se debe confiar y trabajar en su futuro. No es -cuestión de regresar a un modelo de proteccionismo y subsidios, sino de -diseñar una visión con responsabilidad bipartita.

- No les apaguen el switch
-
El gobierno debe hacer su labor, igualando la cancha de juego, estableciendo -bases legislativas y operativas para promover la fortaleza del mercado interno y -la competitividad de la producción nacional.

- Se debe enfatizar la lucha contra el contrabando, fortalecer los programas de -exportación de mano de obra (como la maquila) y suplir la renuencia de los -bancos para dar crédito a un sector que consideran de alto riesgo.

- Tampoco se suiciden
-
Por su parte, los empresarios textiles deben tomar un papel más proactivo, -dejando a un lado las lágrimas y realizando cambios en diversos aspectos.

- Primero que nada se deben especializar en áreas donde tengan mayor ventaja -competitiva (productos de mayor calidad y mejor servicio).

- En segundo lugar, deben enfatizar el valor de la cadena textil completa y no -de eslabones particulares, buscando en su actuar el bien de todas las -compañías del ramo. Pero lo más importante de todo es la congruencia gremial -respecto al contrabando. Se debe luchar no sólo en contra del pirata -estereotípico (quien vende sus productos en Tepito), sino también contra de -los empresarios respetados que de noche contrabandean vilmente mercancía e -insumos.

- No sólo es problema de los textileros
-
El conflicto es más grave: dejar morir esa industria no representa sólo la -pérdida de recursos y empleos, sino que sienta precedente para el resto de la -economía. Más allá de sentimentalismos, y apelando a las fibras más -técnicas del funcionamiento económico, el ámbito textil es hoy un microcosmos -de lo que ha pasado con sectores nacionales finados (como el del juguete) y de -lo que puede llegar a pasar con muchos otros.

- Hasta la mano invisible más poderosa de vez en cuando necesita una -ayudadita.

-

Comentarios: adina@prodigy.net.mx.

Newsletter
Ahora ve
Con López Obrador no habrá aumento de impuestos: Alfonso Romo
No te pierdas