Evitar la parálisis

-
Sergio Sarmiento*

El pasado 5 de septiembre se llevaron a cabo elecciones en el Estado de Veracruz. El resultado fue el triunfo de un candidato a gobernador por estrecho margen y el surgimiento de un Congreso sin mayoría de ningún partido.

-

Esto no debería sorprendernos, es una situación que se ha hecho costumbre en el país. Nuestro sistema electoral, con su fuerte componente de representación proporcional, tiende naturalmente a formar Congresos divididos en los que el gobernante no cuenta con una mayoría legislativa. En algunos países hay mecanismos diseñados específicamente para generar gobernabilidad. En otros es la buena voluntad de los políticos que están dispuestos a llegar a acuerdos parlamentarios.

-

Sin embargo existe una actitud muy perversa entre los políticos de oposición, que rechazan medidas que saben que son positivas porque piensan que si al país le va mal ellos se beneficiarán en la próxima elección.

-

Como va a ser muy difícil cambiar la actitud fundamental de nuestros políticos, más vale que pensemos en formas de eliminar la parálisis legislativa. Las experiencias de otros países sugieren varias maneras de hacerlo. Una posibilidad sería abandonar el sistema de representación proporcional y tener sólo el voto por distritos, como ocurre en Estados Unidos o Gran Bretaña. Sin la representación proporcional es mucho más fácil lograr mayorías legislativas.

-

Otra manera sería adoptar el sistema de segunda vuelta de Francia. De esta manera, después de una primera elección en que pueden participar todos los candidatos, se pasa a una segunda en la que concurren sólo los dos primeros lugares. Esto hace que quienes salen finalmente electos tengan una mayoría real de votos y, además, disminuye la representación de partidos pequeños.

-

Una tercera opción es abandonar el presidencialismo y adoptar el sistema parlamentario de buena parte de Europa y de muchos otros países del mundo. Este sistema tiene la ventaja de que, aun cuando haya muchos partidos, deben establecerse alianzas para formar gobierno que garantice una mayoría en el parlamento.

-

Podemos emplear cualquiera de estas soluciones o incluso algunas más. Lo que no podemos hacer es mantener el perverso sistema actual, en el que los partidos de oposición que controlan el Congreso hacen todo lo posible para que le vaya mal al país porque piensan que el desencanto los beneficiará cuando llegue la nueva elección.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

* El autor es analista político.

Ahora ve
Este recorrido muestra la historia de la magia de Harry Potter
No te pierdas
×