Experto en bodas

El Gran Hotel lleno de eventos sociales.
Sacnicte Bastida

“Diamante en bruto”, así definía al Gran Hotel de la Ciudad de México el empresario Isaac Saba hace 19 meses. Hoy este lugar de esencia porfiriana  apuesta por bodas, xv años y otros eventos sociales para apoyar su retorno de inversión.

- Este edificio, que posee uno de los cuatro vitrales monumentales de Tiffany en el mundo (los otros están en Europa), involucró 20 mdd aportados por Saba y 40 empresas especializadas en restauración, bajo la coordinación de la consultora en administración de inmuebles Aconsa, para remodelar sus 48 habitaciones, 12 suites y 11 salones.

- Desde hace cuatro meses, el Gran Hotel compite con otros inmuebles monumentales del centro histórico capitalino como el Colegio de las Vizcaínas o El Casino Español por captar las celebraciones de las familias más adineradas del país.

- De acuerdo con Simón Atri, director general de alimentos y bebidas del hotel, su ventaja competitiva reside en que además de salones pueden ofrecer alojamiento a  razón de 2,000 a 4,500 pesos por habitación.

- “El éxito es absoluto. Antes de inaugurar ya teníamos 120 eventos prevendidos y para diciembre hay un lleno total”, menciona Atri.

- Los planes de Saba, señala Atri, van más allá. Actualmente construye un centro comercial adjunto al hotel que albergará a boutiques de moda, restaurantes y otras tiendas.

Ahora ve
No te pierdas