Expertos catadores. Saber probar

-

Degustar o catar un vino para estimar su valor, determinar su procedencia o edad aproximada, no significa embriagarse. Los expertos consideran que el mejor momento para catar un vino es por la mañana. Un buen catador, antes de cada degustación, se abstiene de fumar, ingerir bebidas fuertes y comidas condimentadas.

-

La vista juega un papel preponderante, puesto que debe valorarse el color, claridad y transparencia del vino. Se debe girar la copa para impregnar el cristal con el bouquet del vino; al dejar de hacerlo se observará una especie de lágrimas que escurren desde la parte superior de la copa. Entre más densas sean estas gotas, mayor cuerpo tiene el vino.

-

El sentido del olfato permitirá apreciar su aroma y todo lo que haya que descubrir en torno a sus uvas, frutas, maderas o especias. Se recomienda beber una pequeña cantidad de vino y dejar que circule por la boca, sin tragarlo, para que se impregne y se exhale por la nariz. Se puede comer un poco de pan entre una y otra degustación.

-

El orden recomendado para las degustaciones sugiere los blancos antes que los tintos, los ligeros antes que los fuertes, los jóvenes antes que los añejos y los secos antes que los dulces. La temperatura adecuada para catar vinos tintos es de 15 a 17 grados centígrados. Blancos y rosados de 10 a 12 grados, champagne y vinos espumosos de siete a nueve grados.

-

Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×