Exportaciones. Auge coyuntural

México ve repuntar sus ventas al exterior por la caída del mercado interno. Por ello, los empresar
Socorro López Espinosa

La devaluación del peso frente al dólar abarató sensiblemente los productos mexicanos en los mercados internacionales, por lo que ahora el país mantiene en su balanza comercial un superávit superior a $1,400 millones de dólares (sin maquiladoras). Sin embargo, este beneficio, advierten los empresarios, puede perderse si no se estructura un Plan Integral de Comercio Exterior, que abarque las diversas variables macroeconómicas, así como aspectos de infraestructura y tecnología para respaldar a las empresas.

-

Las exportaciones han venido creciendo desde 1988, cuando representaron $30,600 millones de dólares, y en 1994 ascendieron a -$60,800 millones. Este año, las ventas al exterior se convirtieron en la mejor alternativa para empresas que ya exportaban y empujaron a otras a iniciarse en este rubro.

-

Aun así, para conservar lo ganado, es preciso una estrategia. Algunos industriales consideran que el mayor esfuerzo y el desarrollo de la misma debe ser hecho por ellos, ya que está demostrado que con subsidios no es posible operar, -"y tampoco debe hacerlo todo el gobierno". Pero estiman que a este último atañe aplicar ciertas medidas de largo -plazo, "transexenales", y no sólo aplicables durante un cierto periodo. La multiplicación de apoyos a las exportaciones por parte del gobierno federal, en el marco de la Alianza para la Recuperación Económica, puede ser un buen principio.

-

Gilberto Marín, presidente del Consejo Nacional de Comercio Exterior (Conacex), señala los riesgos que pueden enfrentarse si no se cuenta con una estrategia adecuada para la exportación, y refiere un dicho conocido: "Si ya empezaste a caminar y aún no sabes a dónde ir, ten cuidado porque pudieras llegar".

-

Si bien la apertura comercial, que inició hace casi 10 años, fue positiva, así como las diversas reformas administrativas y legislativas en este mismo sentido, aún persisten varias carencias para facilitar la actividad industrial.

-

Diversos empresarios señalan que un Plan Integral de Comercio Exterior debe reconocer los atrasos históricos -en infraestructura carretera, ferroviaria y portuaria- y los de política industrial, que perjudican a la empresa mexicana al no contar con estímulos (no subsidios), a diferencia de otros países.

-

Aunado a ello, es preciso un plan que permita a las empresas contar con incentivos tecnológicos y hasta fiscales; además, es necesario fomentar la articulación de las pequeñas y medianas empresas a las cadenas productivas de exportación.

-

Hay ciertos avances para coordinar las acciones en esta actividad. Por ejemplo, la modificación a los programas de fomento al comercio exterior y la operación de la Comisión Mixta, un mecanismo eficaz para resolver controversias en el sector y lograr una mejor comunicación con las dependencias gubernamentales.

-

El dirigente de Conacex insiste en que el freno a la actividad exportadora básicamente radica en la carencia de una estrategia global, un plan integral que vaya más allá de un periodo de gobierno. Si esto se logra, señala, habrá avances más concretos y permanentes y no sólo se actuará conforme a condiciones particulares de las empresas o respondiendo a coyunturas, como la reciente devaluación.

-

Depende de las empresas. Entre quienes afirman que la actividad exportadora del país compete a los propios empresarios, se encuentra Eduardo Reyes Díaz Leal, director general de Bufete Internacional. Afirma que "el gobierno ya hizo lo que tenía que hacer: el proceso de privatización, las reformas fiscales y financieras, la simplificación administrativa y la firma de tratados comerciales; todo esto debe ser aprovechado por las empresas".

-

Añade que las cámaras industriales, con su capacidad de convocatoria, y los propios empresarios, tienen que adaptarse a las condiciones de los mercados internacionales, mejorar sus productos, desde calidad, diseño, precio y empaque. -"Pero las cámaras deben dejar atrás intereses particulares, porque en ocasiones cae un pedido y se lo queda la cámara; eso no se vale", advierte.

-

Según él, la empresa debe cambiar, analizar sus recursos humanos, su tecnología, su forma de organización para producir y administrarse, además de investigar e informarse sobre los otros mercados. "Si no cambiamos de actitud, no exportaremos."

-

Reyes puntualiza que es obvio que los errores económicos han afectado a todos, pero también que depende únicamente de las empresas poder hacer frente a esta situación. "El problema es que no hay mentalidad exportadora. Salvo excepciones, no se hacen bien las cosas, hay incumplimientos en el volumen y oportunidad de entrega del producto; no se le promueve en el extranjero; los empresarios se presentan en exposiciones y esperan a que les lleguen los pedidos por fax; tampoco se preocupan por mejorar la presentación de su producto, que vaya bien etiquetado, en el idioma del país a donde se exporta, etcétera".

-

Categórico, el director de la firma especializada en asesorías a negocios internacionales indica que -"la crisis no se irá si no cambiamos nuestra mentalidad; para exportar no podemos ni debemos esperar otra devaluación". Añade que el gobierno sí cometió errores al malgastar el dinero, pero también las empresas, que debieron haber financiado sus exportaciones e importaciones.

-

Cree que, por otro lado, para exportar no se necesita siempre tener un producto directo y con pago inmediato. También se pueden vender servicios o facturar a consignación; las empresas deben tener gerentes de compra pagados por los proveedores, con lo que se asegura la venta, la comisión, la exportación y la anticipación de pedidos. Puntualiza que con todo esto la empresa exportadora reduce costos, optimiza ritmos de producción, se atiende mejor a los proveedores y a la larga se gana más.

-

En el mismo sentido se expresa Héctor Grisi, director general de Grisi Hermanos: "El gobierno sólo debe dar facilidades a la estructura de exportación; las dependencias y organismos públicos deben cumplir con su obligación, como Secofi, Nafin y Bancomext".

-

Indica que falta un poco de comunicación, pero que es responsabilidad de las empresas interesarse en exportar. "Existen herramientas, pero no se informa al respecto; nadie llegará a tocar a nuestra puerta para que exportemos, hay que esforzarse". En este sentido, opina que cada empresa debe buscar sus propios nichos, apoyos, viajes a ferias o exposiciones, mantenerse en comunicación con Secofi y con las cámaras industriales, que tienen personal para estos efectos.

-

"El gobierno tampoco se las sabe de todas -añade-, así que los empresarios debemos actuar y mantenernos comunicados para evitar que nos bloqueen en otros mercados con cuotas compensatorias, -dumpingo barreras no arancelarias. Es un proceso de ajuste continuo".

-

Mayor consistencia. Por su parte, el director de exportaciones de Industrias Cannon, Juan Estival Elías, opina que las empresas mexicanas deben pensar en una mayor consistencia en la actividad exportadora y, sobre todo, reestructurar estrategias de comercialización.

-

En los países altamente exportadores, las empresas no dependen de estímulos gubernamentales. "En México debemos preparamos para conquistar mercados globales en los mismos términos; quienes no logren este objetivo serán absorbidos por empresas mayores o desaparecerán."

-

Sin embargo, los organismos gubernamentales deben fortalecer el manejo de programas que respalden la actividad exportadora y simplificar los trámites posteriores a las operaciones de exportación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los entrevistados indican que en el año 2001 desaparecerán estímulos fiscales como Pitex. Por ello, piensan que el país debe buscar la igualdad de condiciones con sus socios comerciales, pero también es determinante tener una mentalidad exportadora, esforzarse por mejorar la calidad y el servicio e innovar de manera permanente.

Ahora ve
Daddy Yankee alza la voz y pide a Estados Unidos ayuda para Puerto Rico
No te pierdas
×