Exportaciones <br>¿Espejismo o realidad

Espejismo: Nuevo León es un estado eminentemente exportador. Realidad: sólo los grandes grupos lo

La pregunta es simple: ¿a cuánto ascienden las exportaciones de Nuevo León? La respuesta se convierte en una larga explicación sobre la falta de estadísticas oportunas, precisas, confiables y -desagregadas que permitan conocer con exactitud la aportación del estado en el rubro de comercio exterior. Ante la incertidumbre, se ha optado por recurrir a la regla del 80-20, que significa que a través de la información recabada de la muestra de 80% de los exportadores se infiere el comportamiento del 20% restante. Gregorio Canales, director de Comercio Exterior de la Secretaría de Desarrollo Económico, explica que su -universo de información se integra por 370 empresas que cuentan con algún registro de alta exportación. De la encuesta anual surgen los primeros números: en 1995, el estado exportó $4,000 millones de dólares, un incremento de 60% con respecto al año anterior. Para 1996 las expectativas no son muy -espectaculares: tal vez 25 ó 30% de aumento.

-

El funcionario reconoce que el año pasado fue excepcional debido al efecto de la devaluación, pero aclara que la ventaja en precio sólo pudo ser aprovechada por las empresas competitivas que ya tenían participación en los mercados extranjeros. Con él coincide Juan Manuel Quiroga, director general del Consejo Nacional de Comercio Exterior Noreste, quien afirma que los -exportadores tradicionales resultaron fortalecidos con la devaluación porque tenían estructuras y raíces bien cimentadas.

-

Pero ¿qué sucede con los pequeños empresarios industriales? “Su problema no es exportar, sino sobrevivir... cumplir con el Seguro Social, con el Infonavit, con el fisco, con los sueldos y las prestaciones.” No tienen la tranquilidad suficiente para pensar cómo exportar.

-

Desde hace más de 30 años, Nuevo León tiene presencia en los mercados de otros países con productos tradicionales como cemento, vidrio, lámina, -pigmentos, productos cerámicos y tubería. Sus ventas al exterior representan 15% del total de bienes manufacturados -exportados por el país. Cydsa, Alfa, Metalsa, Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma, IMSA, Cemex, Vitro y Maseca son empresas que ya tienen una sólida posición internacional y, definitivamente, en el último año se vieron favorecidas con la depreciación del peso. Como muestra baste decir que en 1995 Alfa obtuvo de sus exportaciones $8,095 millones de pesos; Vitro, $3,933 millones y Cemex, $3,375 millones.

-

El camino que han tenido que recorrer los micro, pequeños y medianos industriales ha sido más largo y complicado, con el agravante de que no todos llegan a la meta. Según datos de la Dirección de Comercio Exterior de Nuevo León, alrededor de 130 compañías pequeñas y medianas empezaron a exportar hace dos años, en diversos ramos. Un segmento importante, apunta Canales, es el de los artículos para regalo, que ha dado nuevas esperanzas a quienes ya estaban desahuciados. Desde luego, persisten las quejas por la interminable lista de trámites que tienen que realizar y la falta de créditos para invertir, pero al menos mantienen sus puertas abiertas. Quiroga advierte que en el mercado de artesanías y -regalos la tarea es más difícil si no se unen esfuerzos para reducir los gastos de -comercialización, por lo que urge desarrollar empresas integradoras cuya única función sea la venta de productos de -diversos fabricantes.

-

Promover, sí, pero el crédito
-
¿Qué puede hacer el sector oficial por estas personas que están tratando de mantener las fuentes de empleo? Canales explica que ofrecen asistencia y asesoría apoyándose en la Comisión Mixta para la Promoción de Exportaciones (Compex) y tratan de solucionar los problemas de los exportadores e importadores que no han obtenido respuesta en las instancias normales. También tienen un convenio con Bancomext para tener acceso directo al Sistema Mexicano de Promoción Externa (Simpex), en el cual hay ofertas y demandas industriales e información sobre inversionistas. Y lo más nuevo es la coordinación con las Naciones Unidas para obtener y ofrecer información a través de -Internet sobre oportunidades comerciales a fin de establecer enlaces entre empresarios. Agrega que en cinco años han organizado 37 misiones y participaciones en ferias comerciales, pero actualmente la actividad está frenada por cuestiones presupuestales.

-

Por el lado de la iniciativa privada, Conacex Noreste difunde información actualizada sobre la actividad -exportadora, brinda capacitación teórico-práctica, orienta a los empresarios a través de una guía básica para exportar, dispone de un directorio actualizado de comercio exterior, hacen labor de gestoría en casos particulares y actúan como representantes de los empresarios cuando enfrentan demandas de -dumping.

-

Quiroga considera que uno de los aportes valiosos es el Programa de Desarrollo del Comercio Exterior Mexicano que elaboraron en septiembre de 1994, donde se señalan problemas y se -proponen alternativas sobre 10 factores críticos, entre los que destacan transporte, financiamiento y regulación fiscal. Explica que desde entonces lanzaron la advertencia de que era necesario corregir el modelo económico para evitar una drástica devaluación. “No somos magos, ni mucho menos”, aclara, pero los industriales ya habían detectado que el gobierno estaba descuidando la parte medular de la actividad económica por concentrarse en los aspectos de política monetaria y cambiaria.

-

La predicción se cumplió y ahora el sector oficial está tratando de emprender medidas correctivas a través del Programa de Política Industrial y Comercio Exterior anunciado en Aguascalientes. Es un buen paso, pero no sienten que se ataque el problema de fondo. “No encuentro el cómo, el quién, el cuándo”, señala el directivo de Conacex, aunque acepta que es una señal de que el gobierno está dejando espacio a los organismos privados para que promuevan las exportaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El talón de Aquiles sigue siendo la falta de financiamiento para los empresarios que no -tienen la suerte de jugar en las ligas mayores. Quiroga puntualiza que Bancomext ha comenzado a financiar directamente a los exportadores, pero aún así las tasas de interés son elevadas, porque el costo riesgo-país se mantiene alto debido a la -incertidumbre. Según sus cálculos, las tasas bajarán a 25% para fines de 1996, nivel que sigue siendo inaccesible para quienes sienten que su negocio está en la cuerda floja. La sugerencia es que Bancomext y Nafin instituyan un fondo de garantía, “que arriesguen recursos federales en proyectos viables”, aunque no sean grandes.

Ahora ve
En la última década, el trabajo desde casa aumentó 115% en todo el mundo
No te pierdas
ç
×