Exportaciones sí, pero versátiles

-
Samuel García

Como nunca antes en la historia del país, las exportaciones están jugando un papel decisivo en su crecimiento económico. Uno de cada tres pesos que se produce en bienes y servicios en México se vende al exterior. El año pasado sumaron más de $166,000 millones de dólares, cantidad cuatro veces mayor a lo que se exportaba hace sólo una década.

-

Con justa razón se califica al progreso del país en este rubro, especialmente a partir de la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, como “el milagro exportador mexicano”.

-

Y no es ningún halago, las cifras muestran a un sector explosivamente dinámico en los últimos 10 años, especialmente en lo que se refiere a las empresas maquiladoras que, en este lapso, multiplicaron cinco veces el valor de sus exportaciones.

-

Sin embargo, los mismos datos muestran las deficiencias intrínsecas de este desarrollo, que ––dada su importancia–– se convierten en debilidades estructurales de la economía nacional. Dos de las más notables y preocupantes son la elevada dependencia de las exportaciones respecto a la evolución del mercado interno estadounidense y el nulo encadenamiento productivo del sector maquilador a la industria mexicana.

-

Ambos fenómenos se han hecho notar aún más a raíz del marcado declive en el crecimiento de la economía estadounidense desde inicios de este año. Los pronósticos oficiales del gobierno mexicano a propósito de la caída en las exportaciones para 2001 así lo revelan.

-

¿Cómo no esperar un golpe de esta naturaleza si casi 90% de las exportaciones del país se dirigen a Estados Unidos y si de cada peso que las maquiladoras gastan en insumos y envases, sólo tres centavos se pagan a proveedores nacionales? Conviene tener presente que hablamos de un sector que exporta alrededor de $80,000 millones de dólares anuales.

-

La clave para amortiguar el impacto de los vaivenes de la economía estadounidense consiste en diseñar e instrumentar una estrategia gubernamental de largo plazo, que eleve la proporción de contenido mexicano en los productos que el país exporta.

-

Ello los dotará de mayor versatilidad en su ingreso a mercados ––como el europeo–– con los que México ya tiene firmados acuerdos comerciales. De nada sirven nuevos compromisos, si nuestras exportaciones no tienen esta libertad.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El autor es economista y columnista de temas financieros

-

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×