Exposiciones. Francia en la pasarela

La máxima expresión empresarial gala, en México.
Louise Guénette

El World Trade Center de la ciudad de México se transforma en un microcosmos francés. En mayo, unas 200 empresas participan en la exposición Francia 2001, desde el más importante grupo financiero, Banque Nationale de Paris (BNP) Paribas, hasta Quiri, un pequeño fabricante de cilindros hidráulicos y muelles con gas, de Duppigheim, en Alsacia, que acecha a la industria automotriz de México.

- - Algunos participantes, como el productor de equipo para energía y transporte, Alstom, quieren dar a conocer su capacidad de producción ya instalada en el país. Otros, como Quiri, buscan socios para vender aquí o en Estados Unidos. Unos más intensifican su presencia, como Peugeot.

- - Alstom promueve el mayor uso del tren en el transporte urbano e interurbano. Thales e-Transactions, anteriormente Thomson-CSF, proveedor de Caminos y Puentes Federales, impulsa el uso de tarjetas de pago y lectores sin contacto para el cobro de pasajes en el metro. La Gestión Delegada –sistema francés que desde hace más de un siglo combina la responsabilidad y el control municipal de servicios públicos con su operación por compañías privadas– contará con sus mejores promotores: Vivendi y Suez Lyonnaise des Eaux.

- - Francia 2001 no sólo viene acompañada de estas propuestas industriales y comerciales, sino también de una extensa muestra del arte de vivir, según lo entienden empresas como Le Cordon Bleu, Guerlain, Cartier y Baron Philippe de Rothschild. A ellos se une El Palacio de Hierro con una promoción comercial de productos franceses.

- - La presencia de grandes nombres en moda, vinos, perfumes y cosméticos es inevitable, pues "en Francia, todo se hace con un componente gastronómico y cultural", dice Jean-Claude Karpeles, presidente de la agencia de promoción internacional de las tecnologías y empresas francesas, CFME-ACTIM.

- - Pero el gobierno y la cúpula empresarial quieren comunicar que el país se distingue en muchos más sectores. Este año escogieron desplegar su oferta en México, además de China, por el potencial de desarrollo observados. Los focos amarillos como la posible desaceleración de Estados Unidos o la baja en el precio del petróleo no los desanimaron, dice Jean Leviole, consejero económico y comercial de la embajada francesa. Influyó más en la elección el acuerdo de Libre Comercio entre México y la Unión Europea, que les da a las empresas galas condiciones iguales o casi iguales a las norteamericanas.

-

Newsletter
Ahora ve
La historia del bebé que nació con 4 piernas y 2 columnas vertebrales
No te pierdas