Factoraje: el solitario saneamiento

-
LHM

Con pérdidas que alcanzaron los $200 millones de pesos al cierre de 1997, las empresas de factoraje financiero buscarán su regreso al camino de las utilidades y los números negros. A pesar del déficit económico, para Alain M. Schwartz C., presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Factoraje Financiero (Amefac), los avances del sector y del negocio son indudables.

-

“Efectivamente –reconoce–, las compañías cerraron el año pasado con pérdidas. Sólo hay que resaltar que finalizaron con un quebranto de $452 millones de pesos en 1996. Con base en las cifras, la eficiencia y los números del sector mejoraron.” Para argumentarlo, el ejecutivo dice que gran parte de las pérdidas, además de la cartera vencida, obedecen al cambio en los procesos contables del sistema financiero mexicano y a incrementos de capital que realizaron las 27 firmas que conforman la industria.

-

En 1996, el capital contable del sector sumó $285.7 millones de pesos. Para 1997, cerró en $899.6 millones, lo que significó un aumento de 214.8% en sólo un año.

-

Las empresas acumularon pasivos por $5,532.7 millones de pesos en 1996. Sin embargo, para 1997, la cifra decreció 20.9% al terminar en $4,374.8 millones.

-

“El sector –recuerda Schwartz– intentó sanearse por sí solo. Realmente, el factoraje fue, quizá, uno de los primeros integrantes del sector financiero que reflejó el impacto de la crisis; de ahí que buscara con mayor rapidez un manejo eficiente de su cobranza.”

-

Respecto de la cartera vencida, ésta representa 17.6% de los $5,092.6 millones de pesos que las compañías registraron como cartera total al 31 de diciembre del año pasado. Según el ejecutivo, las compañías de factoraje reestructuraron varias operaciones y créditos. Sin embargo, sólo otorgaron plazos nuevos a los deudores que mostraron un perfil financiero viable. “En general –comenta– ha sido un proceso largo, pero ahora ya estamos viendo el fruto de ese saneamiento.”

-

Schwartz expresa que las empresas de factoraje entraron en un proceso de reducción de su cartera vencida: con una capitalización mayor y reservas preventivas netas por $387.7 millones de pesos al término de 1997, el siguiente paso consistirá en crecer.

-

Entre las compañías que interesan al factoraje financiero nacional sobresalen aquellas que integran la rama de la exportación, toda vez que son consideradas como el “motor” de la economía. “Sí consideramos el efecto dragón –dice– . Sin embargo, en todos los sectores hay riesgos y las exportaciones continúan como la parte más dinámica de la economía.”

-

Otros de los sectores que interesan son servicios y agropecuario, aunque por tradición no cubren mucho este último. “No existe algún sector tabú para el factoraje. Sin embargo, hay sectores que reaccionan más lentamente ante la crisis, como el sector de la construcción, y hay que cuidarse.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Si una empresa solicita los servicios de cualquier intermediaria de factoraje, asegura Schwartz, encontrará un instrumento de financiamiento para fortalecer su capital de trabajo. “Para la mayor parte de las firmas micro y pequeñas, sus cuentas por cobrar son su principal activo y la mejor manera de financiarse, pues representan una fuente clara de repago.”

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×